Zombis entre mundos.

Capítulo 5

A la mañana siguiente, Angélica y su otra yo, van por rutas seguras a las afueras de Hermosillo y se encuentran con un campamento.

— ¿La ciudad no es de toda segura? —pregunta una Angélica.

—No del todo. Hay criaturas en todos lados. Ya sea en sótanos, en armarios, etc. Pero no estamos aquí por ellos, si no por los seguidores de la Diosa.

— ¿Un culto religioso?

—Algo parecido. Cambiando de tema, mira ya están en una ceremonia.

 

Angélica señala al grupo de personas, se acercan a ellos y una persona empieza a hablar.

—Seguidores de la Diosa, hoy tenemos una noticia: La salvación está cerca, nuestras plegarias han sido escuchadas. Nuestro hermano Justav, nos contará.

 

Dicho eso, invita a una persona del público, éste se levanta y camina hacia enfrente de todos.

 —La noticia, es que hace pocos días, se abrió un portal a un mundo como éste, pero sin esas criaturas que nos atormentan día tras día. 

— ¿Está hablando del portal de mi habitación? —pregunta.

—Si, pero sigamos escuchando.

—Del otro lado nos ha llegado algo de ayuda y una persona que es la versión del lado limpio de Angélica.

 

La persona señala a las Angélicas y esto desconcierta. El pedestal en que Angélica está se hace más grande.   

 

—Guerrera Angélica y tu otra tú, nos bendices con sus presencias.  Que las diosas: Din, Nayru y Farore, que forma la tri fuerza, os guíen. La Angélica que conocemos es portadora de la tri fuerza del valor de Din. La otra Angélica, ¿tiene la sabiduría de Nayru? O, ¿tiene el poder de Farore?

 

Angélica del lado limpio se queda sin habla y hay unos minutos de silencio hasta que la Angélica del lado sucio habla:

—Sabiduria, Nayru.

 

Todos gritan de alegría.

—Esperemos que aparezca el portador de la tri fuerza del poder.

 

 Dicho eso, el grupo se separa y ambas Angélicas, se quedan hablando.

— ¿Qué has dicho? — pregunta Angélica del lado limpio.

—Una respuesta aleatoria.  Así tendrás que contestar con estos grupos.

— ¿Hay más de uno?

—El de Star Wars, Harry Potter, Pokemon, Digimon, etc. Todos los grupos de fans, se formaron en cultos. Una forma de negar la realidad.

—Es interesante.

—Y me tacharon de ser portadora de la tri fuerza del valor.  Y los de Star Wars, me tacharon de ser el elegido.

—Algo me dice que debo seguir preguntando.

—Será la historia sin fin. Es una forma de relajarse también.

— ¿Varios solo vienen a jugar y luego se van?

—Si. A estos cultos les llega nuevos miembros todos los días y también se van miembros todos los días. Supongo que, es consecuencia de no tener una forma de entretenerse, ya que no todos tienen paneles solares para tener electricidad y jugar videojuegos.

—Me incomoda un poco todo esto.

—Ni que lo digas —interrumpe el General—. Vengo por ustedes, ya que los que te creen que eres el elegido vienen y posiblemente hagan guerra. Que la fuerza nos acompañe.

—Vámonos, pues.

 

Al iniciar la marcha de regreso, son interrumpido por una voz a lo lejos.

— ¡La elegida de otra realidad! ¡Qué la fuerza nos  acompañe!

—No —dice el General—. Ya no hay escapatoria.

— ¿Se enteran otros grupos de tus actos? —pregunta la Angélica del lado limpio.

—No, pero si lo hicieran, sería una diosa para todo el planeta y es un altar del que no me podré bajar. Es una suerte qué las noticias no viajen.

—Si se abren portales en otras partes, pues, una posibilidad que se sepa de tus actos.

 

Antes de poder seguir hablando, son interrumpidos por una persona que se acerca corriendo y al llegar se inca ante ambas Angélicas.

—Elegida de la fuerza, necesitamos que nos guie en nuestra encrucijada al paraíso —dice esa persona.

— ¿El paraíso? —pregunta Angélica del lado limpio.

—Es un lugar en que, algunas criaturas viven ahí, sin molestar a nadie. Actúan como si sus vidas fueran normales —le contesta Angélica del lado sucio.  

—No pueden destruir ese lugar, ya que, también es un objeto de investigación importante—dice el General.

—Estos grupos, se toman muy enserio el trabajo. De la mala forma.

—Incluso, han echado perder varias misiones —dice el General.

—Otra yo, llévame a ese lugar —ordena Angélica del lado limpio.

 

La Angélica del lado sucio y el General, se sorprendieron de la forma que dio esa orden.

  

 

*********

  

Mario y Carlos, llegan a un edificio que está un poco sucio. Adentro los recibe una recepcionista con una sonrisa y muy maquillada.

—Vengo por las nuevas —dice Mario.

 

 La recepcionista le señala un pasillo a la derecha y siguen por ese camino.

 

El pasillo se hace largo, pero ven una puerta con un letrero: “Recién llegados”.  Al entrar a la habitación, ven un pequeño parque, hecho de 5 habitaciones, con pasto, flores, unas cuantas aves, sillas y las criaturas.

— ¿Por qué me traes aquí? —pregunta Carlos.

—No todas las criaturas son malas, no todas eran enfermos mentales o criminales. Algunas quieren seguir viviendo, como gente normal, pero no pueden.

 

Mario señala a la criatura de la izquierda, un pintor.

—Ese, posiblemente quería ser un pintor, pero su familia no quiso esa profesión para él y eso le lastimó mucho. No sé que más factores mentales le ha pasado para que terminará convirtiéndose en esa criatura.   

 

Señala a la criatura de la derecha al fondo, una bailarina con su traje de bailarina hecho trisas.

—Esa posiblemente, quería ser una bailarina de ballet, pero no pudo. ¿Por qué? No lo sé.

—Es triste, lo sé. Este lugar es llamado el paraíso. Para estas criaturas lo son, pero para nosotros no.



Inmortal Moral

#6574 en Thriller
#3721 en Misterio
#1643 en Terror

En el texto hay: universos paralelos, zombis, universos alternos

Editado: 25.02.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar