Amor Negado

CAPITULO 1

HACE UN AÑO…

Era una tarde donde Axel estaba reposando en su cama, mientras recibe un mensaje de WhatsApp por el teléfono celular diciendo:

– podemos encontrarnos ahora en el parque –

el muy angustiado le responde el mensaje

 – no puedo, solo si vienes a mi casa, estaré solo – entonces ve que lauro (el chico del mensaje) lo deja en visto.

Pasan horas, tras horas, sin que lauro respondiera el mensaje de Axel, él se queda preocupado por la situación, se preguntaba que le sucedía, que le pasaba; tenía miedo de que terminaran su relación. Cada minuto que pasaba el miraba sin parar sus notificaciones de su celular. Pasando la tarde de ese día, él muy angustiado decide llamarle, le marca, no le contestó lo vuelve a intentar, pero esta vez lo manda a buzón de voz. Inesperadamente se escucha el timbre de su casa, y cuando va a ver la puerta de la casa, esta lauro esperándolo a fuera

decide abrirle

Lauro dice – puedo pasar a tu casa, perdóname por no haberte contestado las llamadas.

Axel responde (con una cara de angustiado) – está bien, solo dime ¡que tienes!

(Pasan a la sala)

lauro (con mucha molestia) responde – estoy bien, no te preocupes –

Axel (se levanta muy confundido) – estás loco dices que no tienes nada, pero que está pasando con nosotros –

Lauro responde – no sé de qué me hablas Axel, pase por tu casa porque quería hablar contigo, pero veo que no se puede contigo –

Axel (se tranquiliza) – entonces hablemos, dime que es lo que quieres decirme –

Lauro responde – lo que quiero aclararte es que tú y yo dejemos de ser novios, no eres para mí, no soy gay, no quiero que el mundo me critique o me vea como una porquería –

Axel (con lágrimas en los ojos) – si solo ibas a experimentar conmigo, no era para lastimar mis sentimientos, yo en verdad te amo lauro. –

Lauro (con mucha ira) – no vuelvas a decir que me amas ¡entendiste! –

Axel dice – claro que lo vuelvo a decir, eres la persona que amo, por tus cualidades, por tu carácter, cuando estás conmigo eres especial, pero veo que solo fue una ilusión y no fue amor. –

Lauro (con mucho enojo en su rostro) – ¡que te quede bien claro Axel!, que para mí solo fuiste alguien para satisfacer mis placeres, solo eso eres para mí, el amor que te juraba era para ilusionarte, para que tu me dieras lo que en verdad me gustaba. –

Axel – si solo fui sexo para ti, porque no me lo dijiste antes –

Lauro (con mucho enojo, rompe con sus puños el jarrón de cristal de la sala)

– escúchame bien, solo eres alguien para pasar el rato, a mi me gustan las mujeres, las de verdad, no hombres como tú que dicen amar a otro como yo. Eso es lo que te considero –

Axel (con lágrimas en sus ojos) ¡vete de mi casa! ¡vete de mi casa! ¡vete ya! –

Lauro (con gran fuerza en sus manos, agarra de la mano a Axel y le dice)

– un momento yo no me voy de aquí, hasta que yo diga –

Axel – me estas lastimando ¡suéltame! –

Lauro – ahora así me vas a satisfacer mi amor–

Axel pidiendo auxilio, lauro empieza abusar de él, por no cumplir sus placeres, sin que nadie escuche las suplicas de Axel, Lauro termina haciendo de las suyas.

Axel llorando, suplicando que no siguiera.

Lauro al cumplir sus placeres morbosos y asquerosos, obligando Axel, se fue de la casa. Axel acurrucado, desnudo y llorando, no dejaba de pensar ¿Por qué lo hizo?, por otro lado, pasaron horas, luego días y semanas. Hasta que un día se sinceró con su mamá, de lo mucho que estaba sintiendo por ocultarle el abuso que le hizo Lauro.

(Axel se acerca a la sala)

     – mom, podemos hablar – dice Axel

- Que paso hijo – responde Ana

- Aquella vez que me encontraste llorando, fue porque me hicieron algo terrible (expresándose con una mirada de tristeza, con lágrimas en sus ojos) –

- Dime que paso – menciona Ana

- Lauro abuso de mi mama (empieza a llorar, sin parar con un gran dolor en su mirada) –

- Hijo, porque no me lo dijiste antes – dice Ana (con una mirada de preocupada)

- Tenia miedo a que me regañaras mamá – expresa Axel (tristemente)

- Como te voy a regañar hijo, si te obligaron a algo que no querías – responde Ana

- Necesito ayuda mamá. Tengo mucho miedo a todo – le dice Axel a su mamá

- Sabes, iras a terapias con el psicólogo, con ayuda de un especialista y con mi apoyo vamos a salir adelante hijo – menciona Ana

Axel mira a su mamá con gran tristeza en su mirada, solo decide abrazarla.

Pasaron semanas y Axel empezó a ir a las terapias con la psicóloga Martina, muy simpática, por cierto, seguidamente fue superando sus miedos. Ana decidida a denunciar a Lauro, pero gracias al dinero de lauro, salió libre a los días. Axel después de varios meses de terapia se sentía mejor que nunca enfrentando sus miedos por lo que parecía.



#1030 en Joven Adulto
#7462 en Novela romántica

En el texto hay: amor, crisis, ansiedad

Editado: 18.10.2023

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.