angeles: el secreto de cielo

capítulo 2

El despertador de su celular no dejaba de soñar la joven estaba  empezando a odiar su nuevo tema de alarma.
Quería seguir durmiendo pero el dolor de cabeza se lo impedía sentía que en cualquier momento esta estallaría.
  Tomar aquellas bebidas fue una idea terrible, pero no podía resistirse en cuanto las había visto tobo el impulso de probar su sabor no todos los días veías unas bebidas en tubitos y brillaban con la luz negra del lugar, el sabor era sublime nunca antes había probado algo igual fue en ese momento cuando debió sólo tomar un poco o al menos medir su límite.
  Solían estar en la playa hasta que el sol tocaba el horizonte cuando las luces de la ciudad se encendían, las cinco salían hasta que alguna se pasaba de sus copas esta vez le tocó a cielo terminar en el baño expulsando todo lo que su estómago contenía.
 No eran cualquier fiesta sino las fiestas clandestinas y las más famosas de Annoa la ciudad de Annoa era más conocida por dar las mejores fiestas clandestinas del todo el mundo siempre eran  diferentes lugares y para entrar tenías que saber la contraseña si no recibes el mensaje del lugar estabas frito te perderías una de las mejores.
Cielo había comprobado solo con su primera fiesta como era aquel mundo donde todos sin importar quienes eran solo buscaban divertirse un rato demonios, brujos,nefilim hata porque lobos el mundo estaba lleno de esas criaturas mágicas que supuestamente existen en los libros, sabían que eran reales sólo el mundo oculto lo sabe para el resto de los mundanos eso era imposible. ella era una de las mundanas según sus hermanos privilegiada en saberlo.

Era su primera fiesta y se sentía raro usar la ropa que gema eligió para ella.
_ no usare eso _ se negó
_ Sí que lo harás cariño _ gema prácticamente la había amenazado de muerte si no se ponía lo que ella consideraba “adecuado” para esa fiesta.
_ Kael se enterara de esto _ dicho eso tomo la pollera roja, el top gris y desapareció
_ Claro cielo no le dirás nada sino el sabrá que tú también fuiste y leo lo sabrá _ soltó una risa a lo que las demás se unieron. La escucharon refunfuñar, al mirarse en el espejo no se reconoció jamás se vestiría así pero de alguna forma le gustaba y en su maleta solo había la ropa que sus primas empacaron que no era mucho.
_ te ves hermosa cielo _ trina tomo el cabello de la joven y lo aliso.
 La joven era como su muñeca solían maquillarla y vestirla como princesa algo que con el tiempo no cambio por que siguen usándola como modelo, era una bella joven tanto si usaba maquillaje o no. sus ojos marrones, su cabello castaño claro, su piel algo pálida y su sonrisa siempre atraía a muchos.
 Su primera noche en aquella fiesta fue fascinante pero en un momento se sintió algo ahogada al ver tanta gente necesitaba salir por un poco de aire fresco debido a toda la gente que había en aquel piso.se dirigió al  balcón que no estaba atestado de gente se tropezó con un joven pidió disculpas y siguió su camino hasta salir de allí el aire salado podía sentirse a pesar de estar alejados de la playa la música electrónica hacía vibrar los vidrios del gran ventanal. Se quedó contemplando las luces y miró a lo lejos las farolas negras que iluminaban una plaza, algunas iluminan la calle desierta quién iba a pasar por esa zona donde había fábricas y edificios vacíos.
_ disfrutando la vista _ dijo alguien a sus espaldas la joven se tensó pero se relajó enseguida
_ Sí me encanta como…
_ Las farolas iluminan la ciudad de noche y sentir el viento salado en tu cara _ la interrumpió esa voz masculina que se puso a su lado.
_ no, iba a decir que me gusta el silencio de aquí afuera pero eso a sonó a telenovela, ahora se supone que aparece alguien  e interrumpe esta tonta charla donde se arman los malos entendidos
_ no pero eso suena estupendo, me llamo simón shepel _ cielo se dio media vuelta para estrechar su mano, se topó con unos bonitos ojos verdes como la hierba en primavera y una cabellera rubia como si fueran oro reluciendo por la poca luz que se filtraba desde adentro, era más alto que ella,estaba vestido de blanco y negro el perfecto chico de novela pensó.
_ un gusto soy cielo eudat _ el joven pareció sorprendido y la observo un poco más.
_ la joven cielo veo que has crecido mucho recuerdo la primera vez que te vi estabas discutiendo con tu hermano sobre algo no lo recuerdo pero sí recuerdo que me miraste y dijiste tu que miras me hiciste una seña obscena con tu dedo y te fuiste enojada _ el chico soltó una risita pero la joven no por que tenia que encontrarse de entre todos los invitados a este chico que conocía a sus hermanos _ tranquila no diré nada si a cambio bailas conmigo un rato y por supuesto aceptas tomar un café conmigo porque me debes una disculpa por enojarte.
_es una extorsión
_ No pequeña es un soborno yo no digo nada y tu sales con migo _ el chico sonrió
_ es un trato pero si dices algo te romperé los brazos _ salió del balcón con el joven pisándole los talones. Bailaron casi toda la noche pues eso de las tres se encontró con gema ebria hasta no poder sostenerse de pie, despidiéndose de simón busco a las demás con gema hablando incoherencias y riendo como loca de cierta forma a cielo le daba algo de miedo en especial por las cosas que empezaba a decir.
 Trina le explico que a ellos el alcohol les afecta de una forma diferente haciéndoles decir incoherencias pero la sonrisa torcida de trina no la dejo tranquila.
 Su primera fiesta había sido estupenda pero apenas recordaba la de anoche se había pasado de copas y ni siquiera recordaba cómo había llegado a su cama apenas recordaba el baile con simón. Ella y simón se habían convertido en  buenos amigos desde esa noche habían ido a tomar el café después que ella se cambiara de ropa, la habían pasado muy lindo a pesar de la falta de sueño de ambos.
  Una vez lista salió de la habitación necesitaba algo para el maldito dolor de cabeza o sino estallaría, se encontró con sus primas en la cocina desayunado sin decir una palabra se dirigió por una taza de café y se sentó.
  Las jóvenes estaban disfrutando al máximo sus vacaciones en los días que llevaban allí habían salido de fiesta toda las noche desde el momento que habían llegado.
_ ¿Alguien esta que le explota la cabeza?_ gema tomó un sorbo de su café
_ Ni lo digas gema, no volver a tomar en mi vida_ todas estallaron en risas
_ todas décimo lo mismo siempre cielo pero al final volvemos a tomar _ dijo naty entregando una taza con un olor espantoso _ es mejor que el café te sentirás mejor enseguida.
 Estuvieron hablando un rato mientras desayunaban, cielo se reía no recordaba mucho de la fiesta pero sus primas lo recordaban, reviso su celular y vio el mensaje de Jackson recordando que dentro de una hora se verían en la cafetería cerca de la playa. De mala gana se levantó excusándose diciendo que tenía algo que hacer.
  Mientras iba caminando al lugar de la reunión cielo miraba el paisaje le encantaba se desvió del camino.  Se dirigía a la playa todavía estaba a tiempo solo quería disfrutar de un momento a solas.
_ solo unos minutos no le aran daño a nadie _ cuando sus pies sintieron las olas se cerró los ojos entonces se vio a sí misma años atrás jugando en el agua con sus hermanos escuchaba las voces de Sam y leo.
  Había bajado del auto corriendo tenía el reloj de samanta en la mano no quería devolverlo antes que el auto se estacionara del todo cielo ya estaba llegando al agua escucho a Sam decirle algo pero antes de que terminara la frase ella  estaba sumergida salió a la superficie luego de unos segundos agitando el reloj en la mano. En la orilla samanta echaba humo, no divisó a su hermano leo junto a ella como era de esperar, estuvo un buen rato buscándolo con la mirada.
Se sumergió cuando lo divisó acercarse a ella nadó lo más rápido que pudo hasta la orilla donde sus padres la regañaron, Pero no le importo le entregó a su hermana el reloj mojado.
_ te dije que era sumergible _ Sam le lanzó su mirada de hielo.
 Cuando volvió a sonar su celular empezó a caminar directo a la cafetería donde se encontraría con los chicos.



#21795 en Fantasía
#46538 en Novela romántica

En el texto hay: angeles, demonios, magia

Editado: 30.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.