angeles: el secreto de cielo

capítulo 6

La luz del sol se filtraba a través de las hojas de los árboles. el verde y algunos frutos con sus colores llamativos invadieron su vista. Cielo se levantó observó a su alrededor no recordaba cómo llegó a ese lugar pero le gustaba parecía salido de un cuento, la suave brisa de verano se mezcla con el aroma de algunos naranjos y otras frutas, el olor se quedó impregnado en ella.

 Camino un poco algunas plantas se enredaba en los troncos de los árboles, otras crecían en el suelo sin un orden. Allí el ser humano todavía no lo había llegado con sus máquinas pensó la joven.

 No muy lejos de donde estaba se encontraba una pequeña cabaña junto a un molinillo de agua que giraba mientras el río cristalino corría. Una pequeña pradera dejaba al descubierto la cabaña. De ella salía un aroma a comida recién hecha suspiro como le hubiera encantado vivir así en la misma naturaleza con sus padres.

 Segundos después una niña salió por la puerta llevaba un vestido y estaba descalza giraba bajo los rayos de sol, cielo la contemplo todo eso le parecía tan ir al.  Poco después apareció una mujer con unos zapatos en la mano regaño a ala niña. La joven avanzó quería saber donde se encontraba y cómo podía volver a su casa. Tropezó con unas raíces y cayó al suelo, sobre ella cayeron algunas frutas. De su boca salieron palabras nada agradables.

Cuando abrió los ojos la mujer estaba parada frente a ella y la niña miraba con curiosidad.
_ ¿estás bien? _ La voz de la niña le pareció conocida y a la vez tan lejana.se levanto del suelo al pararse se tambaleo un poco.
_ sienta te diste un golpe en la cabeza haber oh_ la mujer le hizo señas a la niña _ tráeme algo para limpiar la herida
_si mami _ La niña se alejó a toda prisa en busca de lo que su madre le ordenó
_ ¿cómo te llamas?_ la mujer estaba algo desconfiada, se notaba en el tono de voz
_ ci..e..lo _ pronunció tartamudeando
_ Qué bonito nombre cielo _ la niña ya había vuelto en menos de lo que canta un gallo, se acomodó un mechón de su pelo  detrás de su oreja derecha cielo comprobó que tenía una marca roja en ella.
_ cuantas veces voy a repetirte lo mismo azul de usar los poderes _ la mujer estaba enojada
_ Lo siento mami. _ fue como un deja vu para cielo la niña le recordó cuando se portaba mal, los mismos gesto,la pronunciación de cada palabra.
_ Ah ver_ la mujer le corrió el pelo de los ojos quedó sorprendida al ver el color _ ¿cuál es tu apellido cielo?_ pregunto algo intrigada mientras le limpiaba la sangre de la frente
_ Ci...e...lo…_ pero nunca pudo terminar de decir su nombre porque un fuerte ruido la despertó sacándola de su hermoso sueño, gruño cuando vió a su hermano parado a sus pies no había signo de que los demás volvieron o volverían quien sabe donde se encontraban.

suspiro refregándose los ojos, sabía que vendrían sus hermanos pero, no los esperaba esa semana, no podía negar que los había extrañados y se sentía aliviada que estuvieran a salvo. los ojos celestes de leo la miraron, si habia algo que caracterizaba a los eudat eran ese ojos azules, el cabello negro como la noche. era todo lo que  una chica pedía a demás de su físico tenía cerebro. ¿cuántas chicas había caído a sus pies? se preguntó y a ¿cuantas le había roto el corazón? pues ambos los conocían como los hermanos de hielo no sólo por sus ojos sino también por su corazón.

_ pequeña niña que estabas soñando se puede saber

_ dejame soñar en paz leo es donde tu no puedes impedir salir con un bello chico _ se tapó la cara con un almohadón

_ mi pequeña hermana si puedo meterme en tus sueños y espantar a tus pretendientes alli tambien

la joven refunfuñó para luego empezar a reírse la guerra de cosquillas empezó samanta  también se sumó al juego entre los tres hermanos desordenaron todo el liben del departamento mientras corran por donde sea.

hasta que samantha se sentó mirando la nada la más joven de los eudat se asusto y su hermano también hizo lo mismo ambas miraban la nada sentados en el sofá sus ojos eran blancos, decían cosas sin sentido cielo se acercó a ellos lentamente le daba pánico verlos asi cuando estuvo cerca sam hablo

_ pequeña cielo _ samanta la tomó del brazo pero su voz no era de ella era alguien más la joven estaba entrando en pánico quiso retroceder pero su hermano le tomo el otro brazo con fuerza

_ fuerzas oscuras te persiguen algo quieren de ti ten cuidado en quien confías por que nadie es lo que parece _ la voz era femenina provenía de leo _ lo siento por esto.

cielo vio una alas negras y blancas sus plumas estaban manchadas de sangre un terrible dolor la atravesó de repente su pecho estaba sangrando se vio a ella misma en el suelo mientras la sangre se derramaba alimentando la tierra.

un escalofríos recorrió su cuerpo a medida que podía reponerse del todo su respiración era entrecortada.

_ como te decimos ten cuidado pequeña algo malo está por pasar y tu eres a quien quieren es la única vez que podemos intervenir hasta pronto.



#21816 en Fantasía
#46570 en Novela romántica

En el texto hay: angeles, demonios, magia

Editado: 30.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.