¡camila!

¡Camila!

Camila era una joven muy apreciada y querida por todos, todo iba muy bien hasta que un día apareció un chico muy muy lindo y elegante llamado Javier; ella desesperada mente le cruzó por el lado y tropezó con él a propósito y, Javier le preguntó:

__ Javier: Hola, Me llamo Javier, ¿Cómo te llamas?

__ Camila: ¡Camila! y disculpe por el accidente

__ Javier: ¡No te preocupes eso no es nada!.

Pasaron 3 días y Camila sale a dar un paseo y se encuentra a Javier y lo llamó:

__ Camila: ¡Javier!, ¡Javier! Adiós.

__ Javier: Hola cómo estás, ¿te puedo invitar a comer algo?.

__ Camila: ¡Sí!

__ Javier: Entonces vamos.

Después del paseo Camila llegó a la casa y le dice a su madre, ¡Mamá!, ¡Mamá! estoy enamorada de un chico muy lindo llamado Javier. De repente la madre de Camila reacciona impresionada mente y le dice:

__ Madre de Camila: ¡No! Camila, yo no estoy de acuerdo.

Camila sale corriendo llorando hacia afuera y su madre le vocea ¡Camila! ¡ven por favor regresa!. Y Camila muy triste caminando por la calle se encuentra a su enamorado y lo ve con una chica muy aparente y de clase media besándose con él, desde ese momento Camila reaccionó y se había dado cuenta lo que su madre le dijo de que no se enamore de gente que no conoce bien y mucho menos a primera vista.

5 años después Camila se casó con un chico de su infancia y vivieron felices para siempre.



Carlos Rosario

#14825 en Otros
#5384 en Relatos cortos
#2249 en Aventura

En el texto hay: relato, amor, traición

Editado: 31.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar