¿cuidarÍas De Mi CorazÓn?

Capítulo 1.

Los días eran exactamente iguales, levantarse a horas de la madrugada para comenzar con todas las obligaciones impuestas por la señora de la casa, preparar el desayuno para ella y su desagradable y vanidosa hija, limpiar cada centímetro de la mansión porque si algo faltaba era castigo seguro, parecería que esa inocente criatura no tuviera sólo 18 años sino ¡30! Su mamá trataba de ayudarla en lo más que podía pero ya era mayor y le costaba trabajo, a pesar de todo eso, __________ era muy feliz, viviendo como cenicienta, pero sintiéndose como una princesa.

¡____________! ¿Dónde estás? – Gritaba desesperada su mamá buscándola por el jardín –

¡Schhh! – Escuchó a lo lejos que alguien traviesa e irresponsable decía –

¡___________! No te escondas ahí – Le dijo su mamá sorprendiéndola detrás del rosal –

¡Jajajajaja! Mamá… estoy jugando a las escondidas con Gaby…

¡Sabes que no puedes hacer eso! ¿Y tus labores? – Interrumpió su mamá más que enojada preocupada por lo que la señora Castillo podría hacerle a esa inocente niña si la ve según ella “perdiendo el tiempo” –

¡Ya las terminé madre! – Contestó borrándose su hermosa sonrisa en ese momento –

¡Entiende _________ no debes parecer desocupada aunque lo estés y…! ¿La señorita Gabriela? – Dijo de repente mirando a todos lados –

¡Está buscándome! Esta vez me escondí muy bien…

¿Y qué te he dicho de eso también? – Volvió a cuestionarla duramente aunque no tanto como el trato que le daba la señora de la casa –

¡Que no debo tratar a la señorita Gabriela como mi amiga pero…! Mamá… ella es diferente a la señora y a Azalea, ella me quiere y no me grita y…

¡___________! Vete a la cocina – Dijo señalando el camino a la puerta de la cocina sin dejar terminar a __________ que sólo dejó una lágrima ¡Y nada más! –

¡Sí mamá! – Contestó regresando a “su lugar” –

¡Hola señora María! ¿Y ________? ¡Esta vez se escondió muy bien la traviesa y me está llevando trabajo encontrarla! – Decía Gabriela, sobrina de la señora Castillo y prima de Azalea, aunque familia, no tenía el mismo corazón oscuro y malévolo de esas dos mujeres, ella era gentil y cariñosa, especialmente con ____________ que la consideraba su hermana -

¡Señorita Gaby se lo pido! No entable amistad con mi hija – Pidió la señora María muy preocupada –

Pero… ¿Cómo? ¡Pensé que ya había quedado claro y…!

¡Yo también creí que había quedado claro pero veo que no es así! la señora Castillo utiliza cualquier excusa por insignificante y ridícula que sea para castigar a mi niña, por favor, no sea usted una causa de esos castigos – Las palabras de la mamá de ________ le dolían mucho a Gaby que de verdad la quería –

Pero ella no nos ve y…

¡Pero llegará el día que sí! ella fue clarísima… La servidumbre no debe socializar con los amos, usted es parte de esta familia y ella se enoja mucho que hable con _________ por…

¡La posición social y yo que sé más tonterías! – Terminó Gaby lo que la señora María decía –

¡Sé que para usted y para mí eso no es nada pero para la señora…!

¡Por favor! De vez en cuando, un ratito, ella no nos verá ¿siiiiiii? – Suplicaba Gaby con ojitos de gatito y además la señora María pensó que ___________ necesitaba una amiga, una verdadera amiga y Gaby era la única que ella tenía –

¡Está bien! Pero tenga mucho cuidado para que no castiguen a mi hija, ___________ está en la cocina…

¡Sí! no se preocupe, muchas gracias – Decía Gaby mientras corría a la cocina, después de todo por ahí no se paseaba la “señora” –

¡Amiga! ¡Hasta que te encontré!...

¡Gaby… digo… señorita Gabriela! Yo no puedo socializar con…

¡Ni lo repitas ___________ porque te golpeo! Ya hablé con tu mamá, ella nos dio permiso – Le dijo con una hermosa sonrisa abrazándola con cariño –



Lucmy

#498 en Fanfic

En el texto hay: amor imposible, traiciones y mentiras

Editado: 18.03.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar