El Contrato de las Almas Ⅱ

ⅩⅥ

Con mucha dificultad Oliver cargaba con el espejo de cuerpo completo guiado por Zoé al frente sosteniéndola con unos guantes de tela para evitar cortarse y Oliver atrás con una maleta llena de ropa para mujer.  

‒¿Por qué nunca me lo contaste?‒ dijo Zoé algo enojada, durante todo el camino hablaron sobre lo que había sucedido, quería despejar sus dudas aunque ahora tenía más que al principio.

‒Es mejor saber lo mínimo, es lo que siempre me ha dicho mi madre y entiendo un poco a lo que se refería‒

‒¿Todo un mundo? En serio eso suena a ciencia ficción de un cuento loco‒

‒Pues así es el mundo, o ¿Cómo crees poder explicar lo de las almas gemelas?‒

‒Tienes algo de razón, pero no es como que dentro de un tiempo aparezcan superhéroes o seres humanos fantásticos, sobre las almas gemelas sigo creyendo que fue un experimento fallido un virus que afecto a una población en particular creando esa “conexión”‒

La conversación se volvió todo un debate, aquella pareja no tenía remedio alguno cuando las preguntas nacían en uno, el otro le debatía o le daba la razón y de ahí surgían otros temas y otro tras otro.



#3938 en Thriller
#2159 en Misterio
#7587 en Fantasía
#3019 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: misterio, ficcion, sobrenarutal

Editado: 05.12.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.