El Contrato de las Almas Ⅱ

Una vez cruzado el portal Sebastian miro a Sara incapaz de decirle la verdad de lo sucedido, aunque durante el viaje de regreso pensó en un millar de alternativas la ventaja a su favor era el tiempo que tomaría construir otro portal así que tendría unos días para hacer que su mente maquiné algún plan.

‒¿Qué paso?‒ se pronunció Géminis deteniendo el paso de Sebastian una vez que estuvieron lejos de todos para hablar sobre “los de arriba”, aquella fue la señal para saber que lo que diría sería complicado de explicar a los demás, a Sebastian le importaba poco a nada lo que decían los Arcángeles y a causa de ello se habían metido en más de un problema.

‒Estamos en muy serios problemas amigo mío‒ dijo Sebastian colocándose frente a él.

La historia que contó Sebastian tenía todo lujo de detalle lo que incluía la música que había escuchado en el auto, la esperanza de que el museo en especial su amada estuviera a salvo y sobre todo la pelea contra uno de los cazadores.

‒Algo está pasando ahí afuera y es mucho de lo que podemos manejar‒ dijo Sebastian acercándose a la conclusión ‒eso que está retumbando al mundo es mucho más grande de lo que podríamos imaginar no sé si tiene que ver con los pecados o algo mucho peor, aunque si fuera algo peor ya nos habrían llamado los de arriba‒ señalo con su dedo índice al cielo ‒lo que no entiendo es que tampoco vi a algún ángel en los alrededores es posible que sea el fin del mundo y ni siquiera lo sepamos, te imaginas ser los últimos ange…‒

‒Para de una vez‒ dijo Géminis cortante.

‒Ya, ya lo siento, es que es mucho por asimilar, ¿Qué haremos cuando regresemos? si nadie lo ha reportado al cielo eso quiere decir que estamos solos ni David nos escucharía, las cosas están muy extrañas, si Sara descubre que sus padres están retenidos por los cazadores‒

‒Querrá ir a buscarlos‒ añadió Géminis atinando a su continuación.

‒Exacto, pero a la final es su clan ¿no? Ella pertenece a ese mundo mientras nosotros pertenecemos al nuestro, en especial tú necesitas regresar al cielo para reportar lo ocurrido con Andrés y los pecados, así tal vez podrían devolverte tu ala, aunque es difícil de decir si lo harían, no les caemos nada bien, pero así podríamos no sé, evitar lo que se avecina‒ Sebastian hablaba tan rápido que parecía que nunca se le acabarían las palabras.

‒No podemos hacer eso‒ dijo Géminis con voz imponente ‒ellos no me devolverán mi ala así porque si, además la relación con los cazadores es casi nula, aun si supiéramos que está pasando sabes lo que pasaría‒

Sebastian entendió aquello último, a Géminis le importaba poco o nada lo que le pasara al mundo mientras él pudiese cumplir su venganza.

‒¿Qué pasará entonces con Sara y Raquel?– añadió Sebastian ‒Sara dio su propia alma para salvarte, no puedes simplemente dejarla a su suerte y menos si el contrato los ata‒

‒Tú nos ataste a esto, tú decidiste por mí y te aprovechaste de ella‒ Géminis recalco.

‒Puede que sea verdad, pero es que por algo la salvaste ¿no?‒ Sebastian dio justo en un clavo que Géminis trataba de evitar ‒por algo las cosas están pasando como lo está haciendo ahora, y me estás diciendo que no harás nada ¿Incluso si esto podría salirse de control?‒

Hubo unos instantes de silencio entre la tensión de las palabras de Sebastian y la expresión severa de Géminis que no cedía.

‒Las entrenaremos y las prepararemos para lo que se venga, en cualquier momento el cielo nos llamara y tendremos que ir queramos o no, hasta que se arreglen las cosas con el arcángel las dejaremos con las habilidades necesarias para que se defiendan– concluyo.

‒Ves‒ dijo Sebastian con una sonrisa intrépida ‒te dije que esto se estaba saliendo de control‒



#3988 en Thriller
#2208 en Misterio
#7656 en Fantasía
#3046 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: misterio, ficcion, sobrenarutal

Editado: 05.12.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.