El perfecto camino de la sociedad bondadosa

El perfecto camino de la sociedad bondadosa

Lista de los 10 actos de bondad que realicé. (Breve descripción):

1- Aquel fiel hermano que decidió pasar algunos insomnios en un hospital, para trabajar arduamente y darle una buena alimentación a su hermano menor, quien padecía de diabetes… gracias a eso, vive.  

2- En cuya memoria, recordaba a aquella mujer luchadora junto al manantial, con sus cubos llenos de agua; pero, sin fuerza para cargarlos. En ese momento apareció un joven y le dijo: ̶ ¡Descansa, los llevaré!

3- Ese hombre que robó muchas pertenencias de los vecinos en el sector, fue azotado fuertemente por los mismos a tal grado, que lo dejaron a la puerta de la muerte… aun así, alguien le levanto y le curó. 

4- Las visitas de María a un asilo de ancianos cambió completamente sus vidas, porque en cada una de ellas, le lavaba los pies, les daba de comer, contaba historia, le daba besos y sonrisa de vivo espíritu.

5- Ese joven que visitaba a sus familiares solamente para ofrecerse con sus buenas actitudes: lavar los trastes si no hay nadie para hacerlo, limpiar las casas, dar comida a los animales y honrar su familia.

6- Recuerdo a esos compañeros que crearon un sinnúmero de proyectos para promover y producir en los niños y jóvenes un espacio de paz y crecimiento en buenas acciones… y hoy, es una buena iniciativa.

7- Servirle a mis padres es el principio más hermoso que he aprendido: si están enfermos, les cuido; si me necesitan, siempre estoy ahí; y les honro, porque Dios nos demanda a ser buenos hijos con ellos.

8- Enseñarles a mis primos y hermanos el gran valor que tiene la bondad en nuestra vida, es el mayor privilegio que tenemos, puesto que los buenos deseos se siembran con enseñanzas, ejemplos y hechos. 

9- Esas dos amigas inseparables que comparten todo lo que tienen desde su niñez, hoy son un ejemplo para otros, para que ellos compartan la bondad que emana de su corazón para con el prójimo. 

10- Demostrar a los demás, que la bondad es la grandiosa herramienta para combatir la maldad que influye en derredor de nosotros, me hace ejemplo y me permite provocar cambios exitosos.

 

Ensayo

         Si se crea una sociedad llena de bondad, lógicamente se extinguirá la maldad; y nuestra fraternidad sería un ejemplo de perfección convincente. Es por eso que, expreso la sociología en la bondad como la expresión más explícita, para contextualizar las raíces culturales de los individuos, que, a menudo manifiestan en sus acciones, el poder valorativo hacia su prójimo. Y de la única forma que se cumple esta excepción es con la genuina intención de ser motivado, y hacer posible la bondad que nos fue puesta desde el principio.

         ¿Existe una sociedad llena de bondad? ¡Pues, no! En el transcurso de los años vamos construyendo y adhiriendo las piezas que conforman el rompecabezas; pero, solamente desde el rol que cada quien desempeña, que por cierto, si ha de ser así, generaría un buen clima subjetivo en las relaciones interpersonales. Por tanto, es necesario asumir un carácter de madurez, complementando las ideas de Stephen Covey, cuando dijo: ―“La disciplina surge cuando la visión se une al compromiso.”; sin embargo, Dalai Lama dijo: ―“La verdadera disciplina no se impone. Solo puede venir del interior de nosotros mismos”… Y esa visión disciplinaria está encerrada en la bondad de los individuos, que se dispone a generar cambios permanentes.

         Pero, desde un punto de vista, a esa sociedad que queremos inculcar la bondad, en ocasiones es estereotipada por el carácter y la forma de ser, puesto que se desconocen las profundidades de la parte exacta de los flagelos, que excluyen de los individuos las bases para incluir e instruir los valores y costumbres enseñadas por sus antecesores. Esas capacidades psicoanalíticas que proyectamos, son las que pueden generar el poder de libre albedrio, para decidir y colaborar con buenas o malas acciones en la sociedad que disponemos a crear: la verdaderamente soñada. En consecuencia, no contribuir con el desarrollo de estos requerimientos, fortalezas y transformaciones de lo que es imposible como posible, estaría en el olvido nuestro llamado, por no ser capaces de construir el concepto equitativo de mutua paz.

         Si bien es cierto, que en algunas ocasiones solemos hablar de “bondad en nuestra sociedad”, es necesario vivirla, aun si es posible, en los tuéstanos de los huesos, puesto que nadie puede hablar de lo que no sabe y, ni siquiera si no la ha vivido… estas vertientes funcionan como espada de dos filos: en el vaivén de la vida se muestra con hechos y ejemplos, para motivar a la sociedad que aspira a ser calificativa, y ansía sin medidas el progreso y no el atraso. En consecuencia, si el individuo se cree lo que no es, y desde su interior no procura demostrar lo que es, no cambiará ni sus pensamientos; y esos pensamientos necesitados son los que pueden acabar con la ignorancia y la maldad en nuestra sociedad.



InsGinMen

#1813 en Otros
#482 en Relatos cortos

En el texto hay: bondad, ejemplos, superacion personal

Editado: 03.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar