Los pecados de nuestras manos (réquiem de Aion)

LIBRO III

«Evidentemente, he tomado una forma completamente monstruosa en la que ya no puedo reconocerme.» 
 

—C. G. Jung, El libro rojo.

 

 

«Casi no existo ahora y lo sé; Dios sabe lo que vive en mí en lugar de yo.»

—Fiódor Dostoievsky. 




Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.