Ella le pertenece a la mafia [editando]

Capítulo 3

Baje del avión, subiendo de inmediato a mi auto con dirección a casa estaba realmente cansado frote mi frente para liberar  un poco del estrés que tenía encima, para la próxima enviaré alguien más para que se encargue de, supervisar las empresas saque el teléfono revisando el buzón de mensajes no había nada interesante más que solo balances y cuentas bancarias por resolver sinceramente no tenía cabeza para números en estos momentos. 

baje del auto suspirando del alivio que sentí  al estar de nuevo en casa , lo único que quiero ahora es darme una ducha 

Pero mi sorpresa fue más cuando  entre a mi casa , que ahora parecía una puta discoteca busque en todas partes con la mirada, al inútil de mi hermano que se encontraba en una de los sofás  revolcándose con dos putas a cada lado 


Y a hora donde estaban  los dos otros  los  busqué también pero ni rastro de ellos 
Cuando se dio cuenta de mi presencia casi se les salen los ojos, de tanto mirarme 

—¿ hermano ...? — Qué bonito te quedo la fiesta Alexander — pero tú qué haces acá 

—ahora resulta que no puedo venir a mi propia casa — ¿no quise decir eso?

Me acerqué más  casi sentía  su respiración agitada, sus ojos color gris transmitían miedo apenas, les daba la espalda a estos niños inmaduros se dedicaban hacer fiestas y divertirse hasta saciar sus vicios por las mujeres y el  alcohol 


—¿dónde está el otro imbécil que se suponía que estaría a cargo de ustedes? 

—Salió — !Como que salió¡

Que pecado estaría pagando yo para que me tocara unos hermanos tan inmaduros si no llevaran mi sangre hace rato ya serian  alimento de los gusanos , lo cogí del cuello de la camisa haciéndole  tragar saliva — Vota a toda esta gente de mi casa mañana en la mañana quiero este lugar limpio tal cual lo deje a penas en primer rayo  del sol aparezca los quiero en mi despacho a los tres — lo solté dejando caer  sobre el sofá camine en  dirección a las escaleras que llevaban a mi habitación muy equivocados estaban si esta se las dejaría pasar , por ser considerado con las estupidez que hacían aprendieron. Que siempre les perdonaría los errores.

La mañana había llegado, tan rápido que ni sentí que había dormido coloque el último botón a la camisa Blanca que llevaría puesta,  más les valía a esos tres irresponsables estar en mi despacho abrí la puerta y efectivamente al menos habían acho algo bien en su vida , los tres no dejaban de mirarme cuando sentí que Alexander el abogado que siempre estaba dispuesto a defender a sus hermanos se disponía a decir algo me a delante levantando la palma de mi mano 

—antes de que alguno de ustedes diga algo para poder salvar tu trasero , hablaré yo y de una vez les voy advirtiendo que esta vez no los voy a perdonar —hermano

—¿ hermano nada ? —Elucay , un paso al frente si sería tan amable de tu parte 

Dirigió la mirada a ambos lados en busca de protección pero ninguno le hizo  caso teniendo ellos la cabeza agachada 

—a quien deje a cargo  de esta casa—a mi hermano —¿ exacto ? — ¿ y que asiste tú ? 

—no respondas te lo diré yo , no pudiste hacer bien tu trabajo — lo siento

No podría hacer mucho en realidad más que solo quitarles algunos privilegios que tenían , como las tarjetas de crédito eso hacía con  Damián el más pequeño de todos ,el que a  un estaba en la universidad terminando su carrera de negocios internacionales , con Alexander y Elucay no había mucho que hacer ellos eran independientes , trabajaban para mí 

En la empresa de moda claro cada uno tenía sus propias carreras Alexander era abogado no ejercía la carrera por que más fácil era para  el pasarse  las noches en fiestas con mujeres que hacer algo bueno 

Elucay tenía un trabajo muy interesante y el cual al inicio odié que trabajara  en esa agencia pero , comprendí que era más favorable para mis negocios que él sea parte del FBI

 — traigan a  los  guardias que estaban encargados de la seguridad

Colgué  el teléfono los tres se miraban  en busca de respuesta, cualquiera de los tres  podrá trabajar en el mismísimo Pentágono pero eso no quitaría que las órdenes las daba yo y el respeto que tenían que tener hacia mí, luego de varios segundos esperando llegaron los cuatro  hombres que estaban encargados de la seguridad de esta casa. 

— ¿quién de ustedes es el encargado? 

—yo señor 

Dio un paso a delante sin pensarlo dos veces apunte el arma directo a la cabeza el sujeto cayó al suelo en un charco de sangre , los otro tres miraron asustados 

No los mataría esto era un escarmiento por los irresponsables que habían sido en permitir el ingreso de personas a mi casa a cada uno se los advertí que no se prestaran para las tonterías de mis hermanos — en cuanto a ustedes—  apunte el arma a cada uno , mientras sonreía de lado hasta que di una palmada en la mesa que  hizo que saltarán  como pollitos asustados — largo— tu Elucay 

—que sucede hermano 

Se acomodó en el asiento de cuero, que estaba frente a mi 

—¿alguna novedad con lo que he enviado a investigar? — todavía hermano ,pero lo único que sé es que nuestro hermano ha prosperado en sus negocios 

—el imbécil , sabe mover bien sus fichas pero no es mejor que yo 

—como tú digas , pero sabes muy bien que el siempre obtuvo lo que tú siempre desechabas....ah  perdón te quito lo que tu tenías — ya cállate y largo  

El muy desgraciado salió riendo , Marco Bianchi  que pecado estaría pagando en esta tierra , me  serví  un vaso de  Ron era muy temprano para estar viviendo  pero lo  necesitaba,  algo que quemara mi Alma ese fuego que aún se mantenía vivo y cada día mi alma iba siendo consumida por el odio y el rencor de la venganza yo no perdonó y mucho menos olvido y eso lo tenían que tener bien claro mis enemigos

Una vez fui una persona amable de sentimientos , pero ese Marcos Bianchi  murió el día en que.....la traición formó parte de mi vida , todos tenemos historias que contar y yo no soy la excepción tengo una larga historia una muy larga 
 



#1248 en Otros
#204 en Acción
#377 en Humor

En el texto hay: secuestro, mafia, vengannza

Editado: 24.01.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.