Kami

El encuentro

Son las ocho de la mañana. La música de una flauta japonesa, la shakuhachi, flota en el aire. El incienso, quemándose lentamente en un quemador tradicional de piedra, se encuentra estratégicamente colocado cerca de la entrada, dando la bienvenida a los visitantes con su humo serpenteante que asciende en columnas delgadas hacia el techo.

Una tienda delicadamente iluminada parece una extensión del onsen mismo. La luz suave se filtra a través de lámparas de papel que cuelgan con elegancia, proyectando sombras suaves y acogedoras sobre los artículos expuestos.

El interior está adornado con madera natural. Los estantes y mesas de exhibición, también de madera, están dispuestos de manera que invitan a los visitantes a recorrer la tienda sin prisa, observando la variedad de artículos a la venta.

Productos artesanales se alinean en las estanterías: desde cerámica fina, tazones y platos esmaltados con precisión, hasta sales de baño, que prometen añadir a cualquier hogar un toque del espíritu pacífico del onsen. Hay toallas tenugui dispuestas en montones ordenados, sus patrones y colores capturando la esencia de la cultura japonesa y la belleza natural de Hakone.

Al fondo, una pequeña fuente de piedra, con el sonido de su agua corriente y la música japonesa que suena de fondo, creando un ambiente de serenidad. Plantas verdes y pequeños bonsáis agregan vida y frescura al espacio, y un sutil aroma de incienso flota en el aire, evocando una sensación de paz y espiritualidad.

            El lugar indicado para el encuentro es un rincón apartado del onsen, un espacio donde la naturaleza y la serenidad se unen para crear un escenario de belleza y paz. Al analizar el lugar, Hikaru aprecia la armonía perfecta del diseño del onsen con el entorno natural. Rodeada de vegetación exuberante, con pequeñas piscinas de piedra que aparecen escalonadas, con el agua termal humeante, en cascada.

Las piedras que forman la piscina están dispuestas de tal manera que parecen haber sido colocadas por la mano misma de la naturaleza, y el agua fluye con una claridad cristalina, invitando a un baño relajante y contemplativo.

Este espacio ofrece tanto visibilidad como discreción, un lugar donde uno puede sentirse parte del mundo natural sin estar completamente expuesto. Hikaru lo considera un lugar estratégico tanto para una reunión tranquila como para una confrontación tensa. Hay suficientes salidas y entradas para una retirada rápida si fuera necesario, pero el área abierta también brinda la oportunidad de ver y ser visto, un factor importante cuando se trata de reuniones de naturaleza incierta.

Hikaru toma nota mental de cada detalle: la disposición de los bancos para sentarse, la ubicación de las rocas que podrían ofrecer cobertura, y el sonido constante del agua que podría enmascarar los pasos de alguien acercándose.

Todavía tiene tiempo y decide ir a desayunar.

Sentado en el suelo de una sala de tatami bañada por la luz matutina, Hikaru se prepara para disfrutar de un desayuno japonés en un espacio que es típico de la tradición japonesa. Las ventanas de shoji filtran la luz suavemente, creando un ambiente tranquilo y meditativo.

Hikaru observa el desayuno de platos pequeños, cada uno con una porción meticulosamente preparada que juntas forman una comida equilibrada y nutritiva. Hay arroz blanco al vapor, la base de la cocina japonesa, resplandeciente y suave. Una sopa de miso con wakame y tofu proporciona calidez y confort, con su rico caldo umami acariciando suavemente el paladar.

Mientras come, el entorno sereno y el sabor auténtico de la comida japonesa le brindan un momento de paz y contemplación antes de la tensión del encuentro que está por venir.

            A las 9:30 en punto, Hikaru consulta su reloj. Los segundos transcurren con una exactitud que resuena con su tensión interna. Levanta la vista y lo ve: el mismo hombre japonés que le entregó el sobre en la boda se aproxima. Su caminar es decidido, y aunque su expresión es inescrutable, su presencia llena el espacio entre ellos.

Al reconocer al hombre, Hikaru se levanta, fija su atención en la figura que se aproxima. Se saludan con una reverencia respetuosa.

El hombre se detiene frente a Hikaru, y con una mirada que refleja una mezcla de seriedad y urgencia, inicia la conversación.

—Debe parecerle extraño que hayamos quedado aquí, en este lugar —comienza con un tono bajo y firme—. Es un espacio neutral, lejos de ojos curiosos y oídos atentos.

Hikaru asiente.

—¿Ha traído la carta?

—Sí, la tengo aquí conmigo —responde Hikaru, extrayendo cuidadosamente el sobre y dándoselo al hombre.

El hombre asiente con aprobación, y luego, con una mirada que inspecciona el entorno, añade:

—Vamos a entrar al onsen. Allí, en la privacidad de las aguas, le daré instrucciones claras para resolver esta situación.

El protocolo del onsen es uno de los muchos aspectos de la cultura japonesa que Hikaru respeta profundamente. Junto al hombre misterioso, se dirige hacia las taquillas asignadas para dejar su ropa. Se desvisten con la discreción que requiere el lugar, enrollándose las toallas pequeñas, conocidas como tenugui, alrededor de sus cinturas antes de proceder al área de lavado.

Se sientan en las pequeñas banquetas de madera frente a las duchas dispuestas a lo largo de la pared. El acto del lavado es metódico y meditativo, y ambos hombres se enjabonan con un esmero que va más allá de la limpieza física; es un ritual de purificación, y en este caso un preparativo para la discusión que está por venir. La espuma del jabón desaparece bajo el flujo constante de agua, llevando consigo cualquier impureza y, simbólicamente, cualquier vestigio de las preocupaciones del mundo exterior.

Una vez limpios, Hikaru y el hombre se dirigen hacia los baños exteriores, subiendo los escalones con cautela. El vapor se eleva alrededor de ellos, creando una atmósfera de privacidad y aislamiento. Eligen la tercera bañera, que les ofrece suficiente aislamiento para hablar sin ser oídos.



#606 en Detective
#420 en Novela negra
#1156 en Thriller
#428 en Suspenso

En el texto hay: crimen, japon, tokio

Editado: 22.05.2024

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.