Kami

El encuentro

El Romance Car hacia Tokio se desliza a través del paisaje con la precisión y velocidad que caracterizan a estas maravillas de la ingeniería japonesa. Sin embargo, para Hikaru, cada kilómetro recorrido parece interminable, cada rincón del tren, un eco de su propia mente agitada. Sentado en silencio, con la mirada perdida en el exterior, su mente no cesa de dar vueltas al evento fatídico que acaba de presenciar.

La sangre en el agua, el golpe sordo, la vida que se apaga en un instante; todo se repite en su cabeza como una pesadilla que no puede escapar. ¿Qué hacer ahora? La policía, la embajada, huir aún más lejos... las opciones danzan en su mente mientras el peso de la realidad se asienta sobre sus hombros. La amenaza contra su familia lo atormenta, la idea de su madre en peligro lo empuja al borde de la desesperación.

Al llegar a su apartamento, la ciudad de Tokio se ha sumido en la oscuridad, y la luz que brilla debajo de su puerta es una intrusión inesperada en su turbado regreso. Se agacha para recoger una carta que se ha deslizado por debajo, su corazón se acelera al ver la letra elegante con su nombre en el sobre “Hikaru-san".

Abre la carta con manos temblorosas y lee las palabras de Hiroko. "Siento haberme ido del Keio Plaza sin despedirme. Pero lo que más siento es que tengas que irte tan pronto de Tokio. Ha sido un placer. Cuídate." La carta es breve, pero cada palabra es un golpe para Hikaru. ¿Cómo sabe Hiroko de la amenaza? ¿Está conectada de alguna manera con el hombre del onsen? ¿Podría ser que todo fuera parte de un plan más grande, uno en el que él fuera solo un peón?

La carta, tan cortés y fría, lo deja con más preguntas que respuestas. La única certeza es que Hiroko no es quien él pensaba que era, y que su presencia en el Keio Plaza no fue una coincidencia.

En el silencio de su apartamento, con la ciudad zumbando más allá de las paredes, Hikaru se da cuenta de que su próximo paso debe ser calculado con la mayor precaución. Su vida en Tokio se tambalea al borde del abismo.

Hikaru recorre su apartamento, con cada paso resonando en el silencio que ahora parece ahogarlo. Busca la carta que extrajo de la taquilla del hombre del onsen, después de quitarle de su muñeca la pulsera elástica con la llave, tras su muerte. Y lee: "Tienes que cumplir ahora tu parte. El cadáver está en el sitio convenido. Solo tienes 3 días. Después recibirás el otro 50% del dinero". La relee, y cada palabra agudiza su ansiedad, un recordatorio de la pesadilla en la que se ha sumido.

En ese momento su teléfono vibra. Es un mensaje de WhatsApp de Ana María, su esposa. "¿Cómo va todo? ¿Estás bien?" La normalidad de la pregunta, la preocupación cotidiana de un ser querido es un golpe para Hikaru. ¿Cómo puede confesar la verdad? ¿Cómo puede arrastrarla a ella a este torbellino de peligro y oscuridad?

Con los dedos que apenas obedecen, teclea una respuesta. "Todo bien, ahora estoy ocupado. Hablamos más tarde." La mentira se siente amarga, pero necesaria. No puede permitir que Ana María se entere de lo que ha sucedido, no hasta que pueda asegurarse de que estará a salvo.

Nada más enviar el mensaje a su mujer, el teléfono vuelve a vibrar. Esta vez es de Haruko, su prima recién casada. La sorpresa le recorre el cuerpo; su relación no es tan cercana como para justificar mensajes casuales. "Hola Hikaru, soy tu prima. Me ha pasado tu madre el teléfono. ¿Qué tal todo?" lee en la pantalla.

Con dedos temblorosos, responde con una sencillez forzada, intentando mantener la normalidad. "Muy bien prima. Por cierto, fue una boda maravillosa". Su respuesta es automática, pero su mente ya está girando en otras direcciones.

Después de enviar el mensaje, se deja caer en el sofá, sumido en sus pensamientos. ¿Por qué Haruko le contacta ahora? ¿Es una coincidencia o hay algo más detrás de su mensaje? La paranoia empieza a hacer mella en él. La carta, la amenaza a su familia, y ahora un mensaje inesperado de su prima. Todo parece estar conectado, pero no puede ver el patrón completo.

Hikaru considera la posibilidad de que su familia ya esté bajo vigilancia, que cada movimiento y comunicación están siendo monitoreados por aquellos que le enviaron la carta.

Después de enviar el mensaje a su prima, apaga el teléfono. No puede permitirse más interrupciones. Debe pensar, debe planear. La carta, el encuentro en el onsen, la muerte del hombre, todo conduce a un peligro inminente que no puede ignorar. Con la noche cayendo sobre Tokio, Hikaru sabe que el tiempo corre en su contra, y cada segundo que pasa es un segundo en el que su familia está en riesgo. La carga de su siguiente paso pesa sobre él con una urgencia abrumadora.

En la quietud de su apartamento, con la noche de Tokio extendiéndose más allá de las ventanas, Hikaru se siente más solo que nunca. Sabe que debe actuar con rapidez y precaución. Debe averiguar quién está detrás de esta amenaza antes de que su familia sufra las consecuencias de sus acciones.

Hikaru, sumido en un estado de alerta máxima, toma la decisión de abandonar su apartamento en Tokio. La cadena de eventos que se ha desencadenado desde la fatídica boda se ha tornado demasiado peligrosa, y ahora, con la muerte del hombre en el onsen, siente que su vida y la seguridad de su familia penden de un hilo.

Mientras empaca sus maletas, su mente no deja de repasar los eventos en Tenzan. El empujón, la caída, el sonido sordo del impacto, y luego la sangre disolviéndose en el agua caliente de la bañera. La imagen lo persigue, un recordatorio constante de que lo que comenzó como una amenaza se ha convertido en una realidad mortal.

Se da cuenta de que no pasará mucho tiempo antes de que identifiquen el cuerpo en el onsen. ¿Y si alguien los ha visto? ¿Qué pasa si hay cámaras de seguridad, testigos que lo vieron salir apresuradamente? Estas preguntas lo atormentan, aumentando su urgencia por desaparecer antes de que la policía comience a atar los cabos.



#606 en Detective
#420 en Novela negra
#1156 en Thriller
#428 en Suspenso

En el texto hay: crimen, japon, tokio

Editado: 22.05.2024

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.