Karina Un Amor Encantado

Capitulo 27 Como te llamas?

-Tía, llegaste, tomen asiento el almuerzo se servirá ya mismo luego el brindis.

-Saluda a tu tía Gabrielito.

-Hola tía, estaba buscando a mi primo.

-Hola corazón, ya lo llamo. Dominic donde estas, ven llego Gabriel.

-Hola Gabriel, hola mamita Justina.

-Mamá puedo ir con Gabriel a jugar.

-No se vayan lejos.

-Gabrielito no te alejes mucho.

-Está bien abuelita.

-Tía sírvete, encargue me preparen lechón al horno con pure, esta delicioso. Ya llegaran los arquitectos, es que llevamos años, trabajando con ellos, son muy buenos. El brindis se hará cuando lleguen, mientras podemos ir almorzando. Los niños no tienen hambre al parecer.

-Gabrielito desayuno tarde hija.

-Está bien tía, y Dominic no acostumbra a comer a estas horas asi que no hay problema. Buen provecho.

-Hola hola.

-Mi amor Llegaste, ¿y los arquitectos vienen contigo?

-Si, ya llegan estan en camino.

-Sírvete, amor.

-Hola doña Justina, bienvenida.

-Hola Damián un gusto saludarte hijo.

-Y Dominic?

-Se fue a jugar con su primo Gabriel.

-Déjalos son niños que se diviertan.

- ¿Y Karina?

-Está trabajando, le salió contrato para cantar en una peña. Mi hija está muy entusiasmada con el canto, le gusta mucho, y lo hace muy bien.

-Me alegra, entonces tengo una prima artista.

-Asi es mi amor, que te parece si la contratamos para el aniversario de nuestro matrimonio dentro de un par de meses, pero sería genial.

-Me parece buena idea, entonces luego lo coordinamos.

-Señora, llegaron los arquitectos.

Gracias Mirtha, échale un vistazo a los niños.

-Si señora, con permiso.

-Bueno ahí vienen. Bienvenido Sr Mendoza.

-Gracias Sra. De Estrada, un placer verla.

-Con permiso, ya regreso, tia ven acompáñame a traer los bocaditos.

-Vamos hija, con permiso.

-Hola. Buenas tardes, Rogelio, hola, Esteban.

-Sr. Estrada buenas tardes.

-Nada de señor, el señor esta en los cielos, Damián a secas, llevamos años trabajando que ya evitemos formalismos.

- Bueno Damián, es un placer trabajar para ustedes y que confíen en nuestro trabajo. Mi hijo y yo estamos agradecidos.

-Venga vamos por unos tragos Rogelio.

-Si vamos.

-Padre yo me quedo aquí los espero.

-Ya regresamos, te traigo una copa Esteban.

-Si claro.

Niños no corran.

-Mirtha déjanos jugar. A que no me atrapas …

-Ven primo corre.

-Ya voy, yo corro más rápido que tú. Ayyy

- ¿Estas bien? Te me cruzaste. ¿Te has lastimado? Dime algo.

-Lo siento

-No te disculpes, discúlpame tu a mí, iba caminando distraído, tienes unos lindos ojos claros, mira como los míos. Pensé que era el único asi tan lindo jajaja. ¿Como te llamas?

-Yo.

-Primo ya vamos a seguir jugando.

-Adiós amigo.

-Hijo, toma, vamos a brindar.

-Samantha, doña Justina, y ustedes amigos estamos aquí para brindar por un nuevo éxito, una propiedad más realizada por estas excelentes personas. El arquitecto Mendoza y su hijo, un brindis por ellos.

-Gracias por confiar en nosotros, Damián, el día que yo falte, mi hijo se va a encargar de todo, es un buen arquitecto incluso mejor que yo, salud.

-Gracias a ustedes por su excelente trabajo, estamos más que satisfechos.

-De nada señora de Estrada. Salud.

-Niños vengan.

-Gabriel, creo que tu mami no vendrá, tenemos que ir a casa, está haciendo frio.

-Ya un ratito más abuelita.

-Bueno te llamo y nos vamos está bien.

-Si abuelita.

-Hola Gabriel, estas sudando, yo soy esteban, bueno Ricardo esteban, en el trabajo solo esteban, pero mis amigos me dicen Ricky. No le digas a nadie. Solo mis amigos me dicen asi. Y tu puedes llegar a ser mi amigo.

-Señor, tengo prohibido hablar con extraños.

-Y eso está muy bien.

-Me tengo que ir señor.

 -Dime esteban o Ricky cuando decidas ser mi amigo.

-Sr esteban, otro día conversamos.

-Está bien campeón. Cuídate mucho, seguro te vere pronto por aquí, soy amigo de tus tíos.

-Gabriel ya es hora de irnos.

-Si abuelita Justina.

-Hijo

-Dime papá.

- ¿Que paso con ese niño?

-Nada solo nos tropezamos y le hice platica, me agrado mucho es muy juguetón y risueño. Viste sus ojos son claros como los míos.

-Si hijo lo vi, hasta me recordó a ti, cuando tenias su edad. Es raro, pero se parece mucho a ti de pequeño.

-Jajaja, estas viendo visiones papá., lo que si se que es que quiero ser su amigo.

-Ya se fueron, te vi conversando con mi sobrino Gabriel, es hijo de la prima de mi esposa.

-Si, me cayó muy bien ese pequeño.

-Bueno. Vamos por otra ronda, esta vez quiero un whisky.

-Amor, no tomen mucho.

-Samantha mi reina, no te preocupes dos copitas más y ya. ¿Porque nadie quiere emborracharse verdad?

-Jajajaja

-Padre, tengo que ir por unos papeles.  Nos vemos en casa.

-Anda hijo.

-Bueno, nos vemos, me quedo brindado con Rogelio.

-Mi hijo se va porque seguro lo llamo Rebeca su novia.

- ¿Ya está ennoviado?

-Si hace un año sale con ella, nada formal de parte de él. Pero ella si tiene planes de matrimonio, pasa que es muy posesiva y celosa. Mi hijo es más pacífico y tranquilo. Ella lo hizo cambiar mucho él antes cantaba le gustaba componer canciones en sus ratos libres. Y ella lo cambio desde que salen el va a fiestas tiene que acompañarla.

-Que sería de nosotros sin las mujeres, mi esposa es una maravilla.

-La mía tambien, pero esta chica es demasiado liberal, posesiva, sinceramente no la veo como esposa de mi hijo, dejo su carrera estudiaba enfermería, pero bueno mi hijo que decida si formalizan o no, yo lo apoyo en todo.



#14904 en Novela romántica
#9087 en Otros

En el texto hay: amor desamor ilusiones

Editado: 25.05.2022

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.