La Revolución Del Ejército I: Los Experimentos Malditos

Preludio

Trigger Warning: Contenido sensible que incluye peleas, torturas, muerte, sangre, agujas, heridas graves, trauma y violencia.

---------------------------------------------------------------------------

Hace millones de años, cuando el universo no tenía mucho de haber nacido, un sistema solar, el cual fue nombrado como Aborum, donde hay cinco planetas donde era viable la vida, al inicio coexistían en forma armoniosa, todos dotados de grandes bellezas, riquezas y cualidades, aunque también tenían sus dificultades, con el paso del tiempo aparecieron sus primeros habitantes, quienes se vieron beneficiados por las bondades de sus planetas, pudiendo vivir sin que les faltara nada.

Pero a medida que el número de las personas se acrecentaba, más problemas comenzaban a surgir, las necesidades aumentaban y por lo cual también la explotación de recursos, las personas comenzaron a corromper de forma terrible las tierras que los habían acogido, por lo cual, poco a poco, el planeta que les había dado cobijo se fue destruyendo.

Las autoridades de poder no tardaron en aparecer, al igual que la creación de diferentes reglas, los pequeños poblados comenzaron a crecer y ya no se podía confiar en que cada uno se guiara por sus propias reglas, todo era por la paz de sus habitantes, pero sus autoridades, al ver el poder que tenían en sus manos se corrompieron, haciendo que las injusticias y las desigualdades fueran más palpables.

Forst, un planeta que el agua era un recurso escaso, junto a un calor extremo haciendo la vida difícil, los productos más preciados se los llevaban unos pocos, dejando que los pobres murieran en masas, por sed, por hambre, incluso por un shock de calor.

Uthea, planeta con tierras poco fértiles a pesar de la gran masa de agua que cubría el planeta, la comida escaseaba y las reparticiones de los alimentos no eran las adecuadas, además de la nefasta distribución de las tierras y sin contar el mal acceso a la salud.

Thei, un planeta lleno de vegetación, tanta que era imposible movilizarse con facilidad, además de los incontables animales altamente peligrosos, lo que hace imposible vivir sin tener que estar protegidos por murallas, las armas y la ropa de camuflaje, productos que no llegaban donde debían llegar.

Nigerzad, un planeta donde no deberían sufrir de falta de alimentos, pero las pagas eran malas y la repartición poco justa, además de que gran parte de su economía giraba en torno a la explotación de materias primas, tanto agrícolas como mineras, pero esto último hacía que las condiciones del aire fueran malas, aguas contaminadas, entre muchas otras faltas.

Zodarte, planeta donde se sumía casi en un invierno eterno, solo en algunas partes se podía sentir el cambió de estaciones, morir de frío era algo muy común, aparte de que no eran muchas las plantas que lograban resistir las bajas temperaturas, hay un material que les permite mantenerse abrigados, pero no era muy común entre sus habitantes.

A pesar de las adversidades, las poblaciones no dejaron de expandirse y los pequeños pueblos se convirtieron en ciudades, luego en países, en algunos lugares los recursos se explotaban más y más, lo que a largo plazo hacía que la vida en ese lugar fuera imposible, las personas privilegiadas se iban, pero había quienes no podían dejar ese lugar, por lo que debían intentar sobrevivir en esas condiciones. A los nuevos lugares que iban volvían a caer en desgracia, haciendo que esto se convirtiera en un proceso de no acabar, hasta que notaron que ya no les quedaba casi lugar para donde moverse.

Era un ciclo del cual no se veía fin, pero algunos buscaron soluciones, unas más legítimas que otras, unos se expandieron, otras crearon acuerdos y ayuda. Lo más importante fue cuando sus habitantes cambiaron de mentalidad y obligaron a cambiar las reglas, de esta forma, muchos volvieron a ser un planeta bondadoso y aprovecharon de manera correcta lo que les regalaba su tierra.

Pero mientras algunos luchaban por mejorar, otros se quedaban atrás, sus diferencias se incrementaron, el gobierno solo velaba por sus propios intereses, tanto es la ambición de ese planeta que ve a su vecino como una inversión y está dispuesto hacer lo que sea por tomar sus riquezas.

Zodarte, con tal de ser más poderoso, creó su primer ejército con la capacidad de enviarlo a otro planeta, más específicamente a Nigerzad, el cual se vio obligado a crear a su propia fuerza militar para proteger a su planeta y su gente, a pesar de que el primer planeta fue castigado por atacar a su vecino no pudieron socavar sus fuerzas.

Ambos ejércitos tienen fuerzas similares, pero moralmente son diferentes, mientras que en el planeta sumergido en el caos se extorsionaba o se obligaba a unirse a la guerra, prometiéndoles riquezas y una vida digna a la gente más necesitada, en el otro se presentaban voluntariamente para proteger a los suyos y el planeta que han estado construyendo con tanto esfuerzo.

La guerra ha durado cientos de años, convirtiéndose en una guerra que se pelea en el espacio con más y más tecnología, pero ningún planeta logra superar al otro.

La ambición es tan grande por parte de Zodarte que están dispuestos a sacrificar vidas con tal de conseguir aquello que desean, vidas de personas que no tienen nada más que perder, les piden arriesgarse por una causa que a ellos no les interesa, pero son obligados y peor será cuando aquel proceso comience, proceso que podría matarlos o transformarlos en terribles armas. Puede que Nigerzad esté más atrás si se logra lo que Zodarte quiere, pero aquellos que han sido menospreciados durante toda su vida, ya no tienen miedo y peor es cuando les das poder que ni el gobierno más poderoso puede controlar.



#101 en Ciencia ficción
#1658 en Otros
#279 en Acción

En el texto hay: cienciaficcion, amor, poderes

Editado: 10.03.2024

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.