La Revolución Del Ejército I: Los Experimentos Malditos

Capítulo 32

Naila sabía que el ejército era cruel, y que todos estaban en peligro constante al quedarse ahí, pero que fueran capaces de golpear a una niña solo porque esta no progresaba, era demasiado, y todo porque Menry no les estaba dando lo que querían.

La chica decidió salir del cuarto y dirigirse donde Menry tenía sus clases, no era primera vez que iba a ese lugar, pero esta vez se atrevió a tocar la puerta, gracias a su poder vio que interrumpió al hombre y que muy enojado fue abrir la puerta.

— ¿Qué quieres? — preguntó el hombre, era bastante más alto que Naila y se veía muy aterrador, pero poco le importó a la chica, miró a la menor y se dio cuenta que tenía algunas lágrimas en el rostro.

— Vengo acompañar a Menry antes de que sus clases acaben — dijo muy segura — luego la llevaré a comer — Naila, no espero que el hombre le dijera nada, solo pasó y se sentó en una esquina, sabía que su presencia era una molestia para el hombre, ya que no podía tratar a la chica como se le diera la gana, tal vez la chica Snorb no lo supiera, pero los militares tenían prohibido mostrar ciertas actitudes frente a los experimentos, en especial si eran más de uno.

El entrenamiento de la menor siguió sin incidentes, todo porque Naila se quedó ahí, de vez en cuando le daba consejos a la menor para que pudiera progresar y funcionaban, más que nada era porque Menry se sentía cómoda con la mayor vigilando todo el proceso. Cuando acabó el entrenamiento, el soldado se fue primero y las chicas salieron tranquilas de la sala.

— Gracias por estar hoy en la clase — dijo la menor en un tono bastante bajo, Naila solo le sonrió para luego abrazarla.

— Sabes que puedes confiar en nosotros Menry, eso incluye cuando un militar no te está tratando bien — se separaron y la mayor vio el rostro sorprendido de la menor — no debes porque estar soportando golpes de nadie.

— ¿Cómo lo supiste? — preguntó la menor bastante sorprendida.

— Te lo diré cuando lleguemos a la habitación — la menor asintió y juntas volvieran al cuarto, Creyl estaba en el lugar descansando, en unos minutos más Arivel y Zohan llegaron, ya todos estaban a punto de ir a comer cuando Naila decide hablar — ya sé por qué Menry está extraña — específicamente se lo dijo a la mayor, pero su voz sonó más fuerte de lo que quiso, por lo que los demás también escucharon.

— ¿Por qué? — preguntó la peli naranja mirando a Naila.

— Su profesor la trata mal, todo porque Menry le cuesta mejorar — ambas miraron a la menor y está asintió dándole la razón a Naila — hoy fui a su clase, como estuve presente no le hizo nada más.

— Menry… — Arivel no sabía qué decir o hacer, quería que la chica fuera lo suficientemente fuerte para decirle esas cosas y no guardarlas para ella, al no saber qué decir se acercó a la menor para abrazarla — ¿Por qué soportas eso Menry?, no tienes por qué hacerlo, estamos nosotros aquí para cuidarte, ya no estás sola en esto — la menor comenzó a sollozar.

— Me daba miedo que pudiera hacer algo peor si lo decía — la pequeña — por eso preferí quedarme callada — la menor no se apartó de Arivel.

— ¿Cómo te enteraste? — preguntó Zohan, estaba de pie frente a las chicas abrazadas, pero no hizo nada más, al hacer esa pregunta todos la miraron, aunque Creyl ya sabía la respuesta.

— Tengo un poder — dijo sin más, desde el momento que fue a la sala donde estaba Menry sabía que tendría que decir la verdad, pero Naila estaba lista para ser completamente sincera — lo use para ver a Menry en secreto, por eso supe la verdad.

— ¡Lo sabía! — gritó de pronto Arivel soltando a la menor, todos estaban extrañados por su reacción — te vi usarlo hace meses, aquí en el cuarto — Naila estaba paralizada, estaba intentando pensar cuando usó su poder en la habitación, hasta que recordó aquellos primeros días de manifestación.

— ¿Era de noche? — preguntó, Arivel asintió — ¿Me viste usar mi poder cuando me quede dormida? — la chica volvió a sentir — ¿Cómo? — preguntó extrañada — si yo intentaba no dormir para que nadie lo viera.

— ¿No lo hiciste porque quisiste? — Arivel también estaba muy confundida ahora, había pensado por meses que Naila lo había usado de noche para que nadie la viera.

Nal, era por qué no podía controlarlo y cuando me quedaba dormida salía, por eso la razón de que estuve un tiempo tan cansada, apenas y dormía — dijo, luego la chica tuvo otra revelación —– ¿Por qué nunca mencionaste que lo sabías?

— Por qué pensé que tal vez no querías que nadie lo supiese, preferí no decir nada — la peli naranja había entendido por qué Naila no había dicho nada y en cierto punto tenía celos de que ella pudiera ocultar su poder y ella no — solo te vi porque me levanté a medianoche al baño y me di cuenta de que tenías una nube oscura, al principio fue aterrador, no te lo voy a negar.

Giasla por no decir nada — dijo Naila sin poder creer lo que estaba escuchando, la chica miró a Creyl el cual se veía pensativo, este de pronto miró a su compañera.

— Yo también tengo un poder — dijo el joven Munt de pronto, los demás se giraron para verlo, si Creyl hubiera decidido no decir nada nadie sabría que tendría un poder, ya que ninguno lo había visto usarlo, solo Naila — por el hecho de que estamos abriéndonos, prefiero decirlo ahora — los demás se quedaron en silencio sin saber qué decir o hacer.



#102 en Ciencia ficción
#1665 en Otros
#279 en Acción

En el texto hay: cienciaficcion, amor, poderes

Editado: 10.03.2024

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.