Los cuentos de la Luna

La carrera de las nubes.

Durante muchos años las nubes han tenido guardianes,  quienes se encargan de moldear sus formas, para darles belleza y dirigirlas por el cielo…  dichos guardianes son competitivos,  y poderosos pues gracias a las nubes ellos tienen poderes increíbles:   pueden controlar la lluvia,  los relámpagos,  el viento, e incluso algunos rayos de sol. Cada diez años un volcán lanza hacia el cielo una roca; esta roca permanece en el cielo hasta que alguien la logra alcanzar. quien lo logre tendrá un solo deseo y la roca inmediatamente lo cumplirá y volverá al volcán.  Pero:  ¿que es lo que un Guardián de nubes podría desear?: ellos desean la vida desean vivir,  amar,  llorar,  morir. cada vez que el volcán lanza aquella roca, los guardianes organizan una carrera en la que compiten para que la roca les cumpla su único deseo.  durante la carrera se enfrentan a obstáculos que sus mismos oponentes crean; tienen que esquivar relámpagos, vientos feroces,  granizos gigantescos. La fuerza de estos guardianes no tiene límites.  Para comenzar la carrera el guardián más longevo debe lanzar un rayo azul para dar inicio a la competencia…  este año competirán guardianes imponentes,  a simple vista parece que el más grande y musculosos ganara,  sin embargó a sorpresa de todos; una guardiana pequeña competirá…  al verla todos sueltan una carcajada:  - miren eso ella no podrá ganarle a aquel musculoso (grito un guardián entre risas burlonas)…  - ella es tan capaz como todos los demás (respondió una guardiana).  La pequeña de la que todos se burlaban,  ignoro todas las burlas tomó su posición…  y cuando el Rayo resonó por todo el cielo comenzaron a correr. los competidores saltaban de nube en nube atacaban con relámpagos a cualquiera que les estorbara,  creaban vientos feroces que lanzaban a los oponentes atacados al inicio de la pista. La carrera seguía. ya con muy pocos guardianes A unos cuantos metros de la roca corrían veloces tres guardianes, para sorpresa de todos uno de esos tres era la pequeña de la que todos se habían  burlado. La pequeña ya veía la roca flotando casi frente a ella, cuando de pronto:  un guardián decidió hacer uso una vez más de sus poderes y alzó frente a la pequeña una gigantesca nube,  la cual ella atravesó dando un valiente saltó. valiéndose del viento que ella misma crearía lanzo a aquel guardián que la atacó, y Corrió con  coraje dando un grito de guerra salto y tomó entre sus pequeñas manos la roca.  ella ganó la carrera, al tomar la roca, pidió su deseó… los guardianes se quedaron sorprendidos y en silencio, apenas y se escuchaban unos cuantos susurros entre los guardianes que observaban. De pronto el guardián mas longevo soltó una cargada seguida de aplausos dirigidos hacia la pequeña triunfadora, todos los guardianes sorprendidos se levantaron y ovacionaron a la pequeña de la que se habían burlado.  Ella nació y recordó los primeros años de vida aquella difícil carrera. un día olvido quien fue sobre las nubes pero siempre supo que ella era especial pues su vínculo perdurará siempre será parte de los guardianes de las nubes. 



Patricia Vázquez

Editado: 11.06.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar