Los Cupidos se enamoraron

Capítulo 1

-Di lo que tengas que decir -le dije mirándolo a los ojos.

-Tú eres un chica increible. Adoro pasar tiempo contigo; siento que puedo ser realmente yo mismo. Nunca me arrepentire de ir a esa convención ¿sabes?; estabas haciendo cosplay de Nico Yazawa y te parecías mucho a ella, para mi fue una buena excusa porque de verdad me parecías muy simpática. Conocerte mejor hizo que de cuenta que eres una gran persona y sobre todo muy linda. Gomen, horechatta kamo...

Estaba sorprendida sus palabras sonaban sinceras y puras, y sobretodo preciosas. No sabía que responderle.

-Estoy asombrada. No sé que decirte -exclame- Kevin de verdad debe ser increible esa chica porque hablas de ella de una forma preciosa.

-Y deberías conocerla es increíble -dijo euforico- si me dice que sí iré a Nueva Jersey con ella para que la conozcas; cuando pueda.

-Okey. No estropees nada -dije bromeando.

-Gracias Darlene o ¿tengo que decir Cupido? -dijo bromeando.

-De nada. Bye

-Adios. Dile a mi tía que mamá le manda saludos.

-Se lo diré -dije finalizando la videollamada.

Cerré la pestaña de videochat y abrí el editor de video para terminar los últimos detalles de este para subirlo. Cuando estaba arreglando lo de la música de fondo, escuche como abrieron rápido la puerta.

-Darlene, mamá te esta llamando hace rato para cenar -dice Alene- y es obvio que no la vas a escuchar porqué estas usando los audífonos con alto volumen.

-Solo guardo lo que edite y bajo -dije mientras guardaba mis audifonos.

Después de todo baje a comedor. Vi toda la mesa ya servida.

-Te estaba llamando muchas veces -dije mi mamá un tanto molesta.

-Lo siento -dije sentandome junto a Alene- ¿que es eso?

Desde que mi mamá esta en clases de cocina internacional por alguna razón sus jueces debemos ser mi hermana y yo, pero para ser sincera cocina bastante bien y no son platos que cualquiera sepa cocinar.

-Korma vegetal -dice orgullosa como si fuera toda una chef profesional.

-Parece una combinación de sopa y puré -dice Alene mirando su plato.

-Prefiero la comida Tailandesa. La comida hindú no es mi favorita -dije después de haber probado la primera cucharada.

-Pero no esta tan mal -comentó Alene.

-¿Pero les gustó o no? -preguntó mi mamá.

-Si esta bien. Esta mejor que cuando trataste de preparar pizza vegetariana -respondí.

-Si es irónico, porqué sabes cocinar cosas más difíciles, pero por alguna razón no te sale muy bien la pizza vegetariana -comenta Alene.

-¿Sabían que ya compraron la casa del frente? -nos pregunta mi mamá cambiando de tema.

-¿Tan rápido? Consiguió un comprador en poco tiempo -respondí.

-¿La casa de señora Catcher? -pregunta Alene como si no viviera aquí hace 17 años y no supiera de que casa estamos hablando.

-Sí. La señora Catcher se fue a vivir con su hija a Texa y pusieron en venta la casa -le respondí a Alene.

-Los vecinos nuevos han estado viniendo para dejar algunas cosas en la casa, supongo -dice mi mamá recogiendo su plato y llevándolo a la cocina.

-¿Como sabes eso? ¿Los has estado espiando o que? -preguntó de forma burlona mientras yo también me levanto de la mesa.

-Cuando volvía de mis clases de cocina habia una camioneta afuera de la casa. Estaba una pareja sacando unas cajas y metiéndolas a la casa -responde mi mamá defendiéndose porque cree que le trate de decir chismosa.

-Entonces se van a mudar esta semana -dice Alene recogiendo todo lo la mesa.

Me siento en una de la sillas de la isla en cocina para estar en el centro de esta conversación.

-¿Como puedes estar segura de eso? -le pregunto a Alene.

-Por qué si ya han estado trayendo cosas es porque ya estan a dias de mudarse -me responde mi mamá mientras se sienta a mi costado.

Veo como Alene pone todo en el fregadero y empieza a lavarlo. Volteo para pasar mi vista del comedor a la cocina.

-Es una pena que se haya mudado la señora Catcher; era una señora amigable. Espero que los nuevos vecino cuiden el jardín de esa casa como lo hizo ella -digo con un poco de nostalgia.

A ese jardín Alene y yo le tenemos cariño. Siempre íbamos una vez a la semana a ayudar a la señora Catcher con su jardín. Cuando dijo que se iba a mudar a Texa con su hija fue muy triste por qué era muy amigable y cariño, y toda urbanización la quiso mucho.

-Esperemos que sí porque ese jardín es precioso y sería una pena que se descuide tanto -dice Alene.

-¿Creen que se buena idea que les prepare algo a los nuevos vecino cuando se muden? -pregunta mi mamá pensativa.

-¿No es un poco raro? -digo con un tono indiferente.

-Yo veo que en las películas lo hace y no estaría mal de hecho sería un gesto de amabilidad, para darles la bienvenida -dice mi mamá- Además no estaría mal de mí parte; soy la presidenta de la junta de vecino. 



moonAlex

Editado: 02.05.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar