Melliza rebelde

1

Estaba sentada en la sala junto a Bella mi melliza mirando que libros dejaríamos, apesar de todo leer y la música me alejaban de los malos pasos que un día tome.

-Niñas avancen en elegir qué es tarde -Dice Renne bajando las escaleras.

-¿No puedes esperar? -Pregunto ya cansada de ella.

-No, Isa ya se acabó el tiempo -Nos mira seriamente para volver a subir a dormir.

-Escoge el que desees Bells iré a terminar mi maleta.

-¿Romeo y Julieta? Y ¿Cumbres Borrascosas? -Pregunta ella sonriente como siempre.

-Por favor -Dije, esos son mis favoritos y ella lo sabía ya que eran los únicos que leía por completo. -Buenas noches salvaje.

-Buenas noches Isa.

Mi relación con Bells no era mala pero tampoco era buena yo no sabía expresar mis sentimientos y ella tampoco pero eso no detenía mis celos y sobreprotección hacia ella ya que no quería que pasara por lo mismo que yo.

Tome varios vestidos de invierno y unas cuantas camisas manga larga a diferencia de Bells soy adicta a las compras vivo literalmente en el centro comercial.

-Isa -Llaman a mi puerta, dejo la maleta en la esquina del cuarto y le abro a Bella quién me mira tristemente -¿Puedo dormir contigo? 

-Pasa Bells -Nos acostamos. Bells se acurruca encima mío como hace siempre que está asustada o nerviosa -¿Que tienes?

Isabella era como una niña pequeña la mayoría de las veces actuaba inmadura pero así la amaba.

-Nada solo quiero dormir -Volteo los ojos y me dejó llevar por Morfeo.

Al día siguiente soy levantada por una patada en las costillas rara vez pasa ya que mi querida hermana duerme como ninja.

-Deja de moverte -Me queje. Los rayos del sol empezaron a darme en la cara haciendo que me levantara de mal humor cuando veo la hora 6:57am el vuelo salía a las 9:00.

-¡Bella! -Le grité, -¡Ve a bañarte que es tarde! 

Mientras Bella corría a su baño yo entre al mío. Una hora después yo terminaba de poner mis zapatos. Llevaba una camiseta gris y una sudadera vino sin capucha, un pantalón azul oscuro, vans negras un gorro vino y mis gafas. Baje rápidamente las escaleras con mi pesada maleta en mano. 

-¿Llevas todo? -Pregunta Phill.

-No falta mi bolso iré a buscarlo -Subi por mi bolso y metí todos mis ahorros en el, dejaba mi cuarto completamente vacío solo estaban cosas materiales pero ya no había ropa ni nada de valor.

Volví a bajar sonriente al ver a Bells usar la sudadera que le había regalado para hoy.

-Están casi iguales si no fuera por esas gafas no sabría quién es quién -Dice Renne intentando ser graciosa.

-Es hora de irnos.

El viaje fue rápido gracias a Dios ya que Renne solo hablaba idioteces sobre lo mucho que nos "ama".

-Las voy a extrañar niñas -Dice para luego abrazarnos.

-Nosotras también Renne -Dije fríamente.

Lleve mi maleta con Bella para luego irnos a montar a el avión. Pase todo el viaje escuchando música mientras Bella leía.

-Isa ya es hora de irnos -Dice Bella, bajamos del avión y buscamos las maletas. -¿Donde esta papá?

-Debe estar por ahí vamos -Tome su mano y caminamos hasta ver a papá con su uniforme de policía. 

-¡Papá! -Grite soltando la mano de Bella y la maleta para correr a el único que no me dejaba sola y se preocupaba por mí.

-Oh mi pequeña nena -Dice abrazándome con fuerza -Te eché de menos.

-Vamos papá te vi hace un mes -Y era cierto pasaba la mayoría del tiempo acá en Forks por eso en la casa de Renne no tenía muchas cosas.

-Bells estás hermosa -Papá se separa de mi y abraza brevemente a Bells que se pone incomoda.

-Ya vámonos hoy juega Arizona contra Seattle -Dije con emoción. Si, me encantaba el deporte y más si lo veía con papá.

Salimos del aeropuerto donde la patrulla de papá esperaba. Gracias a Dios tenía mi auto y no debía de estar paciando por el pueblo en patrulla me adelante para montarme adelante viendo como Bells me miraba mal yo solo le saque la lengua.

-¿No piensas tener otro auto? -Le pregunté.

-No, además solo salgo a trabajar y a pescar los fines de semana con Billy.

-Me imagino -Reí, Billy es el mejor amigo de papá y Jacob es mi mejor amigo. -Bella, Billy Black es el mejor amigo de papá luego te presento a Jake mi mejor amigo hijo de Billy.

-Esta bien.

-Bella te e comprado un coche sé que no te gusta estar en la patrulla -Dice papá.

-No tenías que hacerlo, papá. Iba a comprarme un coche. -Dice Bells sonrojada.

-No me importa. Quiero que te encuentres a gusto aquí. -Sonreí, a papá le agradaba tenernos a las dos siempre decía que sería completamente feliz cuando Bella viniera con nosotros.

Papá mantenía la vista fija en la carretera mientras hablaba. Se sentía incómodo al expresar sus emociones en voz alta. Yo lo había heredado de él y Bella por supuesto los tres éramos muy parecidos.

-Es estupendo, papá. Gracias. Te lo agradezco de veras. -Dice Bells sonríendo.

Miramos a través de las ventanillas en silencio. El paisaje era hermoso, por supuesto, no podía negarlo. Todo era de color verde: los árboles, los troncos cubiertos de musgo, el dosel de ramas que colgaba de los mismos, el suelo cubierto de helechos. Incluso el aire que se filtraba entre las hojas tenía un matiz de verdor. Era demasiado verde, un planeta alienígena y para finalizar mis ojos eran verdes.



Guaby's

Editado: 28.07.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar