Mi esposa

Capítulo 3

Victoria: no piensas saludar a tu madre. Necesito también un abrazo tuyo para que pueda decir que toda mi familia está reunida después de tanto tiempo.

Miguel: lo siento, madre. Nunca me olvidaría de ti, además todos ustedes son muy importantes para mí, solamente que no saben cómo los extrañe.

Él deja a su hermana para abrazar a su madre y todos los presentes se les quedan viendo. Ellos al ver esto se le viene a la mente sus familias

Martín: falta que nos presentes con tus amigos. Recuerda que eso sería lo más correcto en estos casos o prefieres que me presente ante ellos como debe de ser.

Miguel: tienes razón, padre. Ellos son Federico McGregor Conde de Lincoln, Daniel Sullivan Williams Vizconde de Midleton y por último esta Matías O´Ryan Smith Duque de Cambridge.

Martín: encantado de conocerlos caballeros. Seguramente están cansados por el largo viaje que hicieron y los entiendo, porque no es nada sencillo llegar hasta aquí.

Federico: no se preocupen por nosotros. En este momento estamos bien y lo único que necesitamos es respirar aire puro que mucha falta nos hace.

Él no podía evitar dejar de verla desde que entraron a la casa. Solamente que la hermana de su amigo tenía una belleza natural que le encantaba, pero a simple vista se veía que era fea y eso a él no le importaba. Porque él quería conocerla y debía ser prudente para que nadie se diera cuenta del interés que había despertado en él

Martín: el jardín es un buen lugar para hacerlo y también sus alrededores. Mi hijo les puede hacer compañía, porque él conoce perfectamente la casa.

Miguel: antes de hacerlo faltaría presentarles a mi familia. Siempre les había hablado de ellos y es mucho mejor presentarles en persona como ustedes sabrán mi padre se llama Martín Reynolds Conde de Bedfrod, después sigue mi madre Victoria y por último mi hermana Julia.

Daniel: tienes una hermosa familia, Miguel. Ellos me recuerdan tantos a mis padres y eso me hace extrañarlos en este momento que no estoy con ellos.

Matías: coincido contigo. Espero que nuestra presencia no sea una molestia para todos ustedes, por qué vamos a estar toda esta temporada.

Victoria: para nosotros no es una molestia, sino un gusto que estén entre nosotros. Presiento que esta temporada será especial para todos ustedes, porque seguramente son solteros y no se van a ir con las manos vacías.

Martín: déjalos en paz, mujer. Ellos no están en busca de una esposa, además para eso siempre existe un tiempo adecuado y todavía no ha llegado el de ellos.

Victoria: lo siento mucho. El deseo de una madre es ver a sus hijos casados y con hijos, solo que los años pasan y ninguno de ellos se quieren casar. Ahora lo único que tengo que hacer es darle su espacio y el día menos inesperado me darán una sorpresa.

Miguel: ellos no vinieron a eso. Será mejor que salgamos al jardín y con su permiso padres, nosotros nos retiramos, pero antes de salir quisiera que mi hermana nos acompañara.




Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.