Mi esposa

Capítulo 12

Federico: nuestro destino era conocernos en este preciso momento. Seguramente así lo decidió, porque estaba esperando a que estuviéramos listos para estar juntos.

Julia: sabes que el principal problema que tendremos seria la sociedad. Aunque todavía no me has hablado de tus padres y me imagino que ellos llegaran muy pronto.

Federico: apenas les mandare una carta para decirle sobre nuestro matrimonio. Ellos nunca están de acuerdo con mis decisiones y llegaran unos días antes de nuestra boda, ya que el camino es demasiado largo.

Julia: estoy seguro de que ellos no estarán de acuerdo. Pero se que estas dispuesto a seguir con esto y no quiero que después de que lleguen te arrepientas de casarte conmigo.

Federico: eso no va a pasar. Porque yo te elegí como mi esposa, nada más que mis padres son demasiados especiales y perfeccionistas, además nunca romperé nuestro compromiso.

Julia: sentía que no todo iba a ser perfecto. Eso significa que mis suegros nunca me van aceptar y estoy segura de que demostraran su desagrado hacia mí cuando me conozcan.

Federico: hare que mis padres te respeten como mi esposa. Ellos se presentarán a nuestra boda para poder presenciarla, ya que a la sociedad le parecerá extraño si no lo hacen, pero me tengo que ir y después de que termine nos veremos en este mismo lugar donde te dejare.

Él se despide de su prometida con un beso en la mejilla y antes de irse les dice a sus ojos que se la cuiden. Federico se va y sus amigas cuando se dan cuenta de que estaba sola se acercan a ellas. Miguel y sus amigos se quedan cerca de ellas, ya que no podían dejarlas solas

Esmeralda: tu prometido sí que es un caballero contigo. El amor simplemente llegara a su corazón sin darse cuenta y tu hermano no ha dejado de mirarte desde que llegamos al parque.

Julia: todas nosotras sabemos que el siempre ha estado enamorado de ti. Pero no deberías de sorprender de cómo te está mirando mi hermano.

Esmeralda: entre tu hermano y yo nunca pasara nada. Eso me lo dejo demasiado claro hace años y yo no pienso seguir llorando por él.

Julia: hiciste bien en confesarle tus sentimientos. Nada más que él te rechazo y el simplemente se negó la posibilidad de ser feliz a tu lado.

Esmeralda: las ilusiones que tenia con el se terminaron ese día. Además, pensé que era diferente a todos los caballeros y yo más que nadie cometí el error de confesarle mis sentimientos.

Julia: se que tu padre encontrara para ti un buen caballero y cuando te comprometas en matrimonio olvidaras a mi hermano, ya que solo debes de amar a tu futuro esposo.

Esmeralda: no quiero seguir hablando de este tema, por favor. Aunque me imagino que la única que tienes menos posibilidad de casarse seria yo.

Julia: nunca debes de decir eso. Porque te puedes llevar una gran sorpresa y tal vez tu historia de amor apenas estará comenzando y me encargare que mi hermano se case contigo. Solamente que la única manera de hacerlo es que sienta celos al imaginar que te casaras con otro caballero y sé que esa sería la mejor manera de que te casaras con él, porque sé que los sentimientos que siente por ti no los ha olvidado.




Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.