Mi esposa

Capítulo 20

Julia: fue demasiado divertido ver la cara de celoso de mi hermano. Solamente que tenia que hacer algo para que se decidiera, pero no creo que Esmeralda lo acepte, ya que siempre rechazo sus sentimientos todos estos años y con mis otras amigas no creo que se difícil que encentren esposo, nada más que no debo de intervenir y estoy segura que sus bodas se darán de manera natural.

Martín: tu hermano se enojará cuando se entere de que lo que le dijiste no era verdad. Además, tenia que reaccionar y si no lo hacías jamás lo iba a ser.

Julia: esta cansada de ver a mi amiga sufrir y provocando sus celos era la única manera en que iba a reaccionar y sobre todo mi hermano no podía seguir siendo soltero.

Martín: ahora debemos de dejar esta conversación. Porque necesitamos irnos a cenar y hasta el día de mañana sabremos lo que paso con tu hermano.  

Julia: no me di cuenta de que era tarde por la conversación que tuve con mi hermano. El debe de convencerla de que la ama y cuando lo haga aceptara casarse con Miguel.

Ellos se levantan de sus asientos para dirigirse al comedor y cuando llegan toman asiento. Solamente que ella no puede evitar darse cuenta que los amigos de sus hermanos no habían bajado a cenar, eso significa que ellos habían salido y se imaginaba a quienes fueron a ver. Ellos empiezan a cenar y tiempo después terminar de hacerlo

Federico: otro día menos para que mi prometida sea mi esposa. Pero dicen que la mejor manera de apresurar un matrimonio es robarme a la novia y aunque quiera hacerlo eso no pasara.

Julia: sabes que eso no puedes hacerlo. Porque solo me voy a casar una vez y no quiero que me pase lo mismo que les pasa a las jóvenes que son robadas por sus prometidos.

Victoria: no deberían de hablar de este tema delante de nosotros y mucho más sabiendo como es tu padre de sobreprotector contigo.

Julia: ya no hablaremos más sobre esto. Porque quiero tener una boda tranquila cono la tuviste con mi padre y espero que eso pase.

Victoria: tendrás todo lo que tu quieras si tu prometido se comporta como un caballero. Pero el cada vez que te ve te quiere besar y debe de ser prudente para que no circulen rumores que puedan dañar tu reputación.

Martín: por esa razón quiero que estén acompañados. Seguramente la sociedad tardara en aceptar su matrimonio y me imagino que se irán a vivir a la ciudad donde vives.

Federico: tiene razón, suegro. Solamente vine a esta ciudad ha pasar una temporada y esta vez no regresare solo sino casado con su hija y le prometo venir a visitarlos, ya que mi prometida seguramente los extrañara.

Martín: ella siempre ha vivido en esta ciudad y tardara en acostumbrarse. Además, para mi hija el mundo es demasiado desconocido y como su futuro esposo deberías de entenderlo.

Federico: por supuesto que lo entiendo. Nada más que su mundo cambiara cuando nos vayamos y estoy seguro de que eso ya lo sabe.

Julia: sabia perfectamente que al aceptarte mi vida cambiaria. Solamente sabia que tenia que casarme con el caballero que me mirara de manera diferente y ese fuiste tú y prefiero olvidar como me miran, ya que las personas perfectas nos les gustan las personas feas como yo.




Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.