Una zapatilla, Un pasado

El pasado y El presente

 

Hace no mucho tiempo, habia una niña de 8 años que tenía cabellera dorada y se podía ver cada parte de su cabello estuviera echo del oro más puro que nunca se halla visto antes a la vez se podía ver su delicadeza con ver que le soplaba el viento haciendo cada fina parte de su cabello se botara, tenia unos hermosos ojos azules como si el mar estuviera en ellos. Pero esta vez sus ojos eran diferentes, estaban echos de cristal que se podían ver el dolor y como se aguantaban de querer sacar lagrimas sabiendo la niña que tenía toda la libertad de poder hacer aquella acción. Hasta que su padre se dio cuenta y la abrazo para que ella sintiera paz sabiendo que dentro de él también estaba dolido solo disimulaba su dolor porque no quería ver sufrir más a su hija. Sabía que ella había sufrido las injusticias de la vida pero siempre iba a estar para su princesa. Alejándose de aquella tumba se fueron agarrándose de las manos sabiendo que les hiba a preparar el Destino

La niña se llamaba Liliana que por si a caso ya no era una niña era totalmente una señorita preparada para el mundo junto con su padre tenía un pequeño taller que trabajaba como zapatero, su padre era un hombre muy perfeccionista con los zapatos y también daba su mejor esfuerzo para que lucieren de lo mejor. Su hija ayudaba en todo lo que fuera posible ya que la ganancia era muy poco que nada más había para comer y pagar los gatos de agua y luz de la casa había veces en cuando ella iba a la secundaria donde los chicos de su salón se burlaban de ella solo por ser pobre, hubieron muchas veces en las que ella no podía entender las clases ya que no tenía tiempo para estudiar tenía que ayudar a su padre en el taller aunque él le insistiera que no lo ayudará ella era bien terca y no le hacia caso al final su padre aceptaba su ayuda. Cuando acabo su secundaria a las justas, se dedicó plenamente en el taller de su padre.

Últimamente él estaba fuera de la casa, estaba trabajando para una familia rica como sirviente pero con un cierto horario aunque para se honesto a él no le gustaba ese trabajo extrañaba trabajar en el taller pero sabía que estaba haciendo lo mejor para su hija. Cuando le contó a su hija lo que había pasado ella no perdió tiempo y se puso manos a la obra y en peso a hacer el trabajo de su padre y lo hacía con mucho esmeró igual como lo hacía él. Ambos trabajando ya no había dificultades con respecto al dinero en cambio estaban mejor que nunca hasta ahorrarán para tener otros talleres.

Ella estaba en el taller arreglando el taco de un zapato hasta que tocaron el timbre, dejó lo que estaba y vio a su padre en la puerta más. Contento de lo normal entró feliz a la casa.

-¿Que paso papá? ¿Por qué tan feliz? -dijo un poco entusiasmada parecía que había una gran noticia.

-Hay hija te tengo una gran Noticia-decía esto mientras me daba un sobre que tenía en sus manos.

-haber que tenemos aquí-veía cada parte del sobre, debo de decir que era muy elegante y tenía unos hermosos detalles.

-Que esperas para abrirlo en ves de mirarlo- dijo mi padre ya impaciente pero aún con una gran sonrisa en el rostro.
Abrir sobre y empece alejes en voz alta la nota:

Estimado cliente lo estamos invitando junto a sus pariente a la gala de este año
Celebrando un nuevo triunfo de nuestra empresa 'Stars' 
Una de las mayores empresas más reconocidas en el mundo.
La celebración es el día 12 de marzo a las 6;00.p.m. 
Esperamos que pueda a asistir. Con todo respeto Sr. Borr

Me puse leer lo más rápido posible, QUE EMOCIÓN!!! 
No lo podía creer, ÍBAMOS A IR A UNA GALA!!! Parecía como si esto fuera un sueño pero era la realidad y eso lo hacía mucho mejor!!! 
No dudó ni un minuto en abrazar a mi papá de la emoción sin duda este día era uno de los mejores días de nuestras vidas!!!



Brilliant Diamond

Editado: 09.05.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar