Y cuando te vi

Prólogo

0—Narra Abril—0

Creo que lo primero que debería decirles es un poco de mi vida. Pero ¿Por dónde empezar cuando los problemas han estado desde antes de que mis padres y abuelos nacieran? 

Primero que todo mi nombre es Abril, ¿Extraño para poner de nombre no?, pero tiene un significado muy importante y que marca un antes y un después según mi padre. 

Es un significado que él mismo le dio vida, no es precisamente un nombre que los padres les pongan a sus hijas por realmente significar un antes y un después. A decir verdad mi padre ha sido quien ha tenido el corazón de mi familia por parte Collins por el hecho de que no permitió que me separaran de sus brazos cuando apenas era una bebé. Luego hablaré más a fondo y sabrán a qué me refiero con eso.

En las mafias, no es muy bien visto el que esté una mujer como hija y que por esa hija el padre quiera salirse de la mafia. 

Más bien cuando es el líder de una de las mafias más grandes y poderosas que lleva años teniendo tal poder y autoridad sobre familias corruptas y sin escrúpulos. 

Cabe destacar que no solo yo era una razón para que el decidiera bajarse de liderar la mafia Collins, también estaba mi madre quien ama a mi padre pero el amor no era tan grande hacia a él hace unos años tras como por nosotros al querer irse conmigo y mi hermano Jackson cuando mi padre aun no podía dejar la mafia porque aún no lograba convencer a mi abuelo de dejarle el cargo a su hermano Erick, (Aún que el lograr convencerlo nunca paso, mi tío Erick quedó como líder pero quien sigue arriba de todos es mi abuelo, lo que significa que Erick sigue siendo su títere como nosotros).   

Desde que tengo memoria Dalton jamás me ha visto de buena manera y no es como que me esfuerce mucho pero se hace lo que se puede ¿No?. 

Según él, soy la causa de que mi padre decidiera irse y renunciar a lo que yo llamo estar muerto en vida. 

Y me refiero a matar a alguien sin que se te paren los pelos de solo pensarlo o el cargo de conciencia después de hacerlo o el pesar por quitarle la vida a otra persona. 

Según yo, Dalton jamás conoció lo que es tener cargo de conciencia o piedad por alguien en particular. Mi padre siempre ha intentado mantenernos lo más alejados del ojo de los enemigos que quieran muerta a la familia Collins por A, B, C motivo. Pero esos no son los pensamientos malévolos de Dalton y por culpa de él es que los problemas vienen a nosotros (Los más graves y que hacen que debamos dejar nuestras vidas en pausa para no terminar hundiéndonos todos o terminar con una bala entre las cejas por la mismísima arma y mano de Dalton si el problema que se arma es por algún error nuestro). 

Pongo en duda el que le dé pena el matarnos a todos si llegamos a arruinar sus planes a decir verdad. 

Sí sería capaz de matar a su propia familia y creo que no lo pensaría mucho.

Mi padre es Ian Collins Palacios, es dueño de dos grandes casinos que se encuentran en Miami y España. 

Una cadena de treinta hoteles con unos cuantos más en donde es socio repartidos por varios países turísticos. 

Su padre quien tengo la desgracia de llamar abuelo es Dalton Collins, es un neandertal, ¿Por qué le digo así?, pues aún cree que las mujeres de las mafias son para usarlas como un negocio o como un trofeo. 

Es frío como hielo y no sé cómo es que mi abuela lo sigue amando o tal vez no lo haga y solo esté con él por la protección. 

Desde que tengo memoria siempre he sentido una cosa extraña en mi espalda cuando tenía que estar en el mismo lugar que Dalton, no me quiere sin embargo estoy obligada a llamarlo abuelo (Por órdenes de el mismo). Lo que más le interesa es el poder y la riqueza, pero todo eso tiene su precio y quienes lo pagan somos nosotros los que al final le servimos. 

Más adelante sabrán que es y a decir verdad tiemblo cada vez que recuerdo esas fotografías tan horribles y dolorosas que vi cuando tenía once años. 

Mi madre es Margaret McDaniel Sanchez, ella la podría describir como la persona que odia con todo su ser y existencia lo que tenga que ver con gente que mata a personas “Inocentes” (Palabras de ella no mías). 

Es abogada y se ha encargado por más o menos veinte años de encerrar a criminales asesinos y corruptos, aunque me parece un tanto contradictorio al tener el apellido Señora de Collins. Mi madre ante la sociedad es una muy reconocida, respetada y envidiable abogada al presentar casos bastante difíciles y ganarlos todos aunque por ahora se ha tomado unas vacaciones indefinidas. 

Ambos etiquetados como la familia más adinerada de Miami Florida y en donde entramos mi hermano y yo. 

Mi nombre es Abril Collins Mc’Daniel, veintitrés años, con mi cabello castaño claro y algo largo, ojos celestes, un tanto deportiva, alocada cuando estoy en confianza y bastante cortante con los que no son de mi núcleo.  

Cuando ya había entrado a la universidad en Miami, tuvimos que dejar todo e irnos a España por unos largos cuatro años y en donde seguí estudiando algo que no me gustaba pero tenía que hacerlo y ahora que hemos vuelto casi toda la ropa que tenía me queda corta (Porque nada de lo que tenía aquí me lo pude llevar y luego sabrán él porque)

Pero me agrada la idea de no ver todos los días a personas con armas rodeando mi casa, por lo que el estar de vuelta aquí trae bastante paz y tranquilidad, sin embargo estoy segura que eso no será permanente. No cuando tu apellido te amarra a una mafia odiada y envidiada por muchos asesinos y narcotraficantes… 


 

0—0—0—0—0

 



#14690 en Otros
#2349 en Acción
#23631 en Novela romántica

En el texto hay: celos, pasados, mafia traicion amor

Editado: 18.12.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar




Uso de Cookies
Con el fin de proporcionar una mejor experiencia de usuario, recopilamos y utilizamos cookies. Si continúa navegando por nuestro sitio web, acepta la recopilación y el uso de cookies.