23 Historias Cortas de Terror

Origen

Era la noche previa a navidad y Jhonas tenía todo planeado, se iría a la cama temprano para despertar antes que todos y abrir sus numerosos obsequios.

Terminada la cena la madre de Jhonas le pidió sacar la basura al bote frente a la casa, el cual con un poco de fastidio accedió, al llegar al bote depositó la basura y se dispuso a volver para dormir, pero observó en la vereda frente a su casa a un extraño, parecía borracho, pero vestía una bata de laboratorio, esto llamó la atención de Jhonas quien decidió hablarle a aquella persona y con voz de preocupación y nerviosismo murmuró —disculpe señor, se encuentra usted bien—.

El hombre volvió la mirada hacia Jhonas y se acercó tambaleante, asustado Jhonas intentó alejarse pero aquel extraño le tomó por el brazo y acto seguido le inyectó una extraña sustancia para luego desaparecer, quedando un grito en el aire y el pequeño en el suelo.

­— ¿Jhonas cariño, estás bien? —

—Mamá alguien me ha atacado— dijo desesperado entre sollozos, la madre de Jhonas inspeccionó el cuerpo de su hijo e intentó calmarlo al no encontrar signos de agresión, le llevó a su habitación para que descansara y se quedó con él hasta que se durmiera.

Jhonas durmió unos instantes, pero esa noche se hizo interminable para el pequeño, quien despertó a mitad de la misma sudando, con los ojos enrojecidos y el cuerpo algo caliente, intentó no darle importancia por lo que fue al baño a lavarse la cara y volvió a la cama, acto seguido se sumió en un sueño profundo.

El sol se alzó, era el día de navidad y la madre de Jhonas se dispuso a despertarle para abrir sus obsequios, pero al encontrarse frente a la puerta de la alcoba del pequeño unos gruñidos y golpes le alarmaron, giró la perilla y vio a su hijo con moretones, un aspecto desalineado, arrastrándose por el suelo, al ver esto Julia (madre de Jhonas) se incorporó intentando tomar a su hijo por el brazo pero este volvió la mirada hacia su madre, una mirada que horrorizó a Julia, con los ojos en blanco sin pupila visible.

Julia aterrada posó sus manos en las mejillas del niño, quien abalanzó su cabeza hacia su madre con tal fuerza que le arrojó boca arriba al suelo, Julia forcejeó con su hijo hasta conseguir hacerle a un lado, pero este volvió a atacarle mordiéndole esta vez, tan fuerte que desprendió un trozo de carne del brazo de Julia.

Los gritos y forcejeos alertaron a toda la familia quienes acudieron a la habitación de inmediato y lograron separarles, acto seguido los metieron en el coche y se dispusieron ir al hospital donde los médicos tuvieron que atar a Jhonas por su comportamiento agresivo y tras examinar descubrieron que no poseía signos vitales a excepción de algunos impulsos nerviosos, era inexplicable, una condición nunca antes vista por lo cual decidieron dejarle para diversos estudios, por otro lado Julia se encontraba en la sala de espera posterior a ser atendida, Alfredo (padre de Jhonas) se percató de una fuerte fiebre en su esposa quien fue nuevamente trasladada a una habitación del hospital donde luego de unas cuantas horas falleció…

Esta historia fue contada por Katherine Prince aproximadamente 2 meses atrás, pocas horas antes de morir, era la historia de su hermano menor, la historia de quien ahora se conoce como Z-0 o para que se entienda mejor “El primero de los zombies”.



Aiden Silva

#89 en Terror
#172 en Paranormal

En el texto hay: muertes, terror, fantasmas y demonios

Editado: 11.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar