A Crazy Love

A CRAZY LOVE

 

Me estoy volviendo loca, amo a este hombre en cuerpo y alma, el hace que todo mi cuerpo se vuelva un caos, mi cuerpo, arde, quema, y pide por el a cada minuto del día, ese hombre es mi novio.

- Karen, eres hermosa - suspiro en mi oído y con sus labios fue descendiendo mi cuello hasta llegar a mis senos, donde con sus manos empezó a dar leves masajes en movimiento circular - Ya quiero hacerme mía - gruñó mordiendo un pezon provocando un suspiro de mi parte.

- ¡Oh Fred! ¡Ya no puedo más! ¡Poseeme! - Gemi y el dio una ronca pero sexy risa.

- Aún no cariño, haré que supliques que te haga mía.

- Eres un malvado - el siguió jugando con mis pezones, chupandolos y mordiendolos hasta que estuvieron completamente rojos, el mínimo rose con uno de ellos provocaba un gemido mío - ¡Ya no sigas! ¡Se están poniendo muy sensibles! Por más que chupes nada va a salir de ahí.

- Ahora no, pero después si y quiero marcar territorio - sonrió y fue trazando un camino con sus besos hasta llegar a mi ombligo, donde metió su lengua haciendo que de un salto.

- ¡¿Qué estas haciendo?! - dije excitaba, este hombre me va a volver loca.

- No sabía que eras tan sensible.

- Es tu culpa por tocarme de la manera que siempre lo haces.

- ¿acaso no te gusta? - preguntó sarcásticamente y me quedé callada, estaba claro que me gustaba - mejor no digas nada y disfruta - respondió burlonamente, dejo mi ombligo y siguió bajando hasta mi intimidad - acá estas toda mojada karen - empezó a pasar sus dedos seguidamente de su lengua volviéndome completamente loca.

- ¡Ya metelo por favor!

- Espera un poco más - metió dos de sus dedos dentro de mi y los empezó a mover justo en mi punto dulce haciendo que me viniera de inmediato - ahora te toca a ti darme un poco de amor - bajo su bóxer y su miembro salió casi disparado pidiendo atención.

- al parecer no soy la única excitaba acá - fui gateando hasta llegar a el y empecé dándole lametones en su cabeza como si se tratara de una paleta, acto seguido introduci todo su miembro en mi cavidad oral y empecé un va y ven, de pronto el me separó y se echo en la cama diciendo "montame" con cara burlona, no espere más y me subí encima de él autopenetrandome, sentí como cargas eléctricas recorrer todo mi cuerpo, espere un momento y me empecé a mover se arriba hacia abajo, mi cuerpo temblaba de la excitacion, sus manos marcaban el paso desde mi cadera, seguimos así hasta que acabamos y lo volvimos hacer en cuatro.

- ¡Oh Dios! - gemi cuando sentí venirme de nuevo

- No digas "Dios" cuando yo te estoy dando placer, mejor di "oh Fred" - me sorprende las cosas que puede decir en este momento.

- ¡Fred! ¡Más, se siente bien! - grite con mi cordura al límite y el empezó a ir con más fuerza hasta hacer que mi cabeza se quede en blanco - me pregunto que es lo que comes para tener tal energía - dije bromeando cuando terminamos la intimidad y el rió

- pues te como a ti - dijo dándome un beso en la frente - te amo karen - con esas palabras en mi mente, me deje llevar por los brazos del morfeo.

 

 

......... 

Este es el único capítulo por ahora, pero estaba pensando hacer otros más, si les gustó la historia por favor hacermelo saber en los comentarios 



SAILOR

#11762 en Otros
#3977 en Relatos cortos

En el texto hay: sexo y amor, sexo y erotismo

Editado: 03.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar