Acepto el reto

Maletas. Cap. 7

TCap. 7
Mañana será el día en que regresemos a Seattle, estoy terminando de hacer las maletas, los gemelos están emocionados por el viaje. Todo está saliendo según lo planeado, entre en la universidad de Washington, Nana y los chicos se vendrán a vivir con nosotros. Tuve que renunciar al trabajo, aunque me encantaba, pero se que puedo conseguir otro, pero aveces me pregunto por qué trabajo no lo nesecito, porque la herencia que me dejaron mis padres me alcanza y me sobra para muchos años. Pero no me gusta ser así de mantenida, y no me gusta la sensación de gastar el dinero por el que trabajaron durante años solo para gastarlo en unos meses, tengo que pensar en mis hijos, porque si algo me sucediera lo que es mío pasaría a a ser de ellos. 
 


 

-Mami, es bonito Sea.. ttle, - escucho  Adriana preguntarme, asiento y le doy una sonrisa tranquilizadora - Si mi princesa es muy bonito,ya veras que te gustará mucho. ¿Y tu hermano donde esta? - veo que frunce el seño, y apresuradamente se sube en la cama - Si está viendo televisión con los títos - la miro atentamente, dejo lo que estoy haciendo y me siento a su lado - Y porque no estas con ellos viendo la tele - abraza su muñeca mucho más fuerte y suelta in sollozo - Que es lo que pasa mi niña que sucede - le pregunto alarmada. 
 


 

-Es... que.. es... que tengo miedo escuche a tito Antonio decirle que en el nuevo lugar, podrá hacer muchos amigos con los que puede jugar. Y si Addy juega con ellos ya no podré jugar con él - levanto su barbilla y le sonrió - Mi princesa claro que podrás jugar con tu hermano y tu también podrás hacer amiguitas con las cuales jugarás. Me entiendes no estés triste, me lo prometes. - asiente y me da un abrazo y yo se lo devuelvo. 
 


 

Veo que es muy tarde y mañana nos tenemos que levantar temprano para tomar nuestro vuelo. - Bueno es hora de cepillarse los dientes para ir a dormir - asiente y me da una pequeña sonrisa - te quiero mucho mami-Yo también princesa, a ustedes dos los amo con todo mi corazón. 
 


.......................... ********..............................

-Estamos todos listos, no se olvidan de nada, - todos asienten - mellizos llevan sus juguetes, - Si mami, - contesta Adrian suelto un pequeño suspiro - Bueno entonces vamonos - Tomo a los gemelos de las manos y veo que me sonríen un poco nerviosos. - Nana, llame dos taxis ustedes irán en uno nosotros en el otro. 
 


 

Nana asiente - Si mi niña así no iremos todos apretados e incómodos. -asiento y tomo las dos sillas para bebés y las coloco en el taxi, ubico a los niños y me aseguro de que no se suelten. Salgo del taxi para recoger la última maleta que, Ivan sostiene me acerco y le doy un abrazo - Gracias por apoyarme. - me devuelve el abrazo y me aprieta más - Maldición quieres matarme, no puedo respirar - suelta una carcajada y afloja su agarre - No tonta solo disfruto del abrazo, mejor vamonos  porque  si no nos movemos perderemos el avión. 
 


 

Me entrega la pequeña maleta y caminamos a nuestros respectivos taxis......... 
Después de una hora de viaje llegamos al aeropuerto, los gemelos están dormidos, el taxi estaciona me bajo de este doy la vuelta y abro el maletero saco al cochesito doble. - Espera yo te ayudo con eso - escucho decir a Antonio, lo dejo que lo arregle mientras yo tomo a los niños.. 
 


 

Tomamos el avión y después de diez agotadoras horas de vuelo llegamos a Seattle, ya esta oscureciendo, los gemelos están inquietos de lo emocionados que están todos viajamos del avión, hacemos lo necesario, tomamos nuestras maletas, llevo al baño a los niños y llamamos unos taxis para que nos lleven ala  que ahora será nuestra casa.
Abrigo a los mellizos con sus frazadas favoritas, recuerdo que era frío pero no tanto, el cielo esta oscuro aunque el frío no nos afecta mucho, Moscú estaba a 10 grados así que no lo sentimos mucho. 
 


 

Llegamos a la que recuerdo era mi casa donde viví muchos momentos felices con mis padres, extraño mucho amis padres y me duele tanto que no pudieron conocer a mis hijos. Bajamos del taxi abrigo más a los niños porque no quiero que les de un resfriado. 
 


 

-Mami que bonita es la casa ¿es tuya? - asiento con una sonrisa abro la boca para contestar pero Ivan se me adelanta-Queens, mamá entren ala casa esta muy frío se pueden resfriar - levanto la mamo y niego con esta - Tengo que sacar la maletas del...... - otra vez me vuelve a interrumpir - Nosotros sacaremos las maletas por favor entren. Lleva a los niños adentro y prepara chocolate caliente. 
 


 

Pongo los ojos en blanco por lo mandon que es no se como lo aguanta Antonio. - Vamos chicos hay que hacer chocolate caliente - Caminamos por el sendero que lleva asta la puerta de la casa saco las llaves y habro la puerta, todo está completamente ordenado y limpio como le ordene al equipo que contrate, las cajas de la mudanza están  a un lado colocadas ordenadamente. Los mellizos se sueltan de mi mano y tímidamente caminan ala sala de estar y se sientan en el sillón que le encantaba a mi papá. Observo el lugar está tal cual como lo recuerdo, tiene los muebles  que mi mamá compró al día siguiente de haberse mudado con papá, bueno que papá le compró dijo que no pudo resistirse a mi madre  aunque no le gustaban los compro por elle porque dijo que había quedado enamorada de ellos, esta la mesita de café que mis abuelos les dieron de regalos de boda, la lámpara que les regale para su aniversario número once,. - No llores mi niña, - no sabia que estaba llorando ata que Nana me abrazo y me susurro esas palabras, y siento pequeños brazos alrededor de mis piernas - No llores mami, noso te queremos mucho -me suelto despacio de Nana y me siento con cui en el suelo, los mellizos me miran atentamente - Cuanto los amo mis niños no se imaginan cuanto - los tomo a los dos em mis brazos y les doy un beso un sus frentes. 
 



Astrid castro

Editado: 29.06.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar