AlÉjate De Él

CAPÍTULO 1

- "No hay ni una sola historia de amor real que tenga un final feliz. Si es amor, no tendrá final. Y si lo tiene, no será feliz".
 


 

LIA MILLER.
 


A penas doy media vuelta para acomodarme mejor empieza a sonar el maldito despertador.


Gruño levantándome y apagandolo de mala gana, voy directo al baño, donde me doy una ducha y me visto con un simple jean ajustado color negro, una blusa negra, unos tenis blancos y a mi cabello rojizo solo lo alisó.

Salgo de mi habitación y veo salir a Damien de la suya, lo ignoro y sigo mi recorrido  hacia el comedor donde se encuentran mis padres adoptivos.

- Buenos dias - saludo llegando ala mesa seguido de Damien sentándose a mi lado.

- Buenos días cariño, ¿Lista para tu último año? - pregunta Christian o mejor conocido como mi padre.

-  Dímelo a mi que tendré que aguantarla - fulminó con la mirada a Damien y le doy un golpe en el hombro.

- ¡Chicos! - escucho gritar a mamá - ¡Basta de peleas!. -   lo ignoro y cómo el desayuno que acaba de servir emily.

Cuando ellos me adoptaron tenía alredor de 7 años. mi madre falleció dándome a luz, y siete años después mi padre  entro en las drogas hasta  murió de  una sobredosis.

 Ellos eran hijos únicos y mis abuelos no se podían hacer cargo de mi, así que mis padrinos quisieron adoptarme  y  desde entonces han demostrado su cariño hacia a mí y me han tratado como su hija. Su único hijo Damien siempre demostró cariño hacia  mí y aunque al principio pensé que lo hacía por lastima, me di cuenta que estaba  muy equivocada. Ellos me tratan como su familia y me quieren como un miento mas y  estoy muy agradecida por todo lo que han hecho por mi y el cariño que me han dado, con el paso de los años me acostumbré a llamarlos "mamá" y "papá".

- ¡Lía! - me sobresalto por el repentino gritó de mi madre.

- ¿Qué pasó?.

- Estoy diciendo sobre su último año y la universidad ¿ya pensaste  en qué vas a estudiar?-   mis padres me miran ansiosos   esperando mi respuesta.

-  Estuve estos meses buscando hasta que me decidi por psicólogia. - suelto un suspiró y los miro atenta

- Eso es genial hija, me ayudarías mucho en el consultorio. - asiento emocionada. emily  es psiquiátra y tiene su propio consultorio, así que podría empezar a ver un poco sobre la carrera aunque sea totalmente diferente.

- ¿Y tú Damien? - volteo aver a  Damien atenta ya que me había platicado que estaba algo indeciso.

- Casi sé me revienta la cabeza por elegir una carrera - suelta una risa -  estudiaré criminología.

- Hijos, no queremos que estén presionados o escojan algo que no quieran. - empieza a decir papá y mamá le interrumpe.

- Recuerden que tiene que ser una carrera que les guste y si no están preparados se pueden tomar un descanso. -  miro a mamá sorprendida por lo que acaba de decir, nunca pensé que nos daría un  descanso.

- Eso suena fabuloso y tentador, pero  tengo claro en qué quiero ser psicóloga - digo y Damien asiente y dice

- Estaría estupendo tomarme un año de descanso, pero estoy seguro de lo que quiero.

-  Entonces si es asi les deseo mucha suerte en este último año. Me tengo que ir ¡los amo y suerte! - se despide papá de nosotros y se marcha al hospital.  Saco  el celular de mi bolsillo trasero y veo la hora 7:30 AM  falta media hora  para entrar al instituto y queda como a 10 minutos de casa.

- ¡Mosca! - miro a Damien extrañada y me mira burlón.

- ¿Me acabas de llamar mosca?. - pregunto incrédula <<idiota>>.

- Estabas como tonta y no ponías atención - mamá suelta una carcajada y se para de la mesa.

- ¡Nos vemos en la tarde chicos! Los quiero y limpien esto - nos despedimos de ella y nos ponemos  a limpiar la mesa. Demian lava los platos mientras que yo limpio la mesa pero un sonido de mi teléfono me interrumpe.

- ¿Si? - no pude ver quién era.

- Nena ¿Pasaré por ti? - «Logan»

- Claro pasa en unos 10 minutos. - le cuelgo y limpio lo que me faltaba. 

- Mosca, ¿Logan vendrá o te llevo? - fulminó con la mirada a Damien.

- Deja de llamarme así imbécil, y si vendrá.

- te quiero mosca.- antes de que pueda darle un golpe sube las escaleras corriendo y se encierra en su habitación «cobarde»

Pasan unos minutos y mi celular empieza a sonar.

- Estoy afuera - Apenas termina de decir cuelgo y  doy un grito a Damien.

- ¡¡¡IDIOTA YA ME VOY!!! - cierro la puerta y doy  media vuelta encontrándome a mi mejor amigo.

-  Buenos días nena - me subo al auto y le doy un beso en la mejilla y arranca hacia el instituto.

Logan y yo nos conocemos hace 11 años, desde que me mudé a la casa de los Hamilton, nos conocimos en un parque y desde ahí nos volvimos inseparables.

Llegamos al instituto y algunas miradas se posan en nosotros mientras que simplemente las ignoramos.

- ¿Tú hermano no vendrá? - salgo del auto acomodandome la mochila.

- Si, solo que no tiene la primer clase. - guardamos silencio y caminamos hacia la universidad hasta qué siento que gritan mi nombre.

- ¡Lía! - volteo confundida a todos lados hasta qué lo veo.

- ¿Qué quieres blake? - Logan pasa un brazo sobre mis hombros y caminamos hacia nuestros casilleros.

- ¿Podemos hablar?.

- no tengo nada que hablar contigo. - llegó a mi casillero y meto algunos libros, Logan va directo al suyo y hace lo mismo.

- Podemos regresar cariño, anda se qué quieres volver a estar conmigo.- lo miro incrédula y suelto una risa.

- ¿Yo volver contigo? - me señaló a mi misma y lo miro incrédula -  te recuerdo la razón porqué terminamos, ¡por tu estúpido egoísmo y actitud!.

-  Dame otra oportunidad, te juro que voy a  cambiar. -  lo ignoro y me dirrigo hacia Logan pero siento como tira y agarra con fuerza mi antebrazo.



Nhilze

Editado: 21.10.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar