Amor con aroma a café

NOTICIAS

No puedo descifrar cuanto tiempo he esperado sentada en la ventana frente al balcón; el muchacho aún no ha regresado y escucho los pasos de una persona en la habitación, es mi madre que me indica que ya todo está en orden, pero que mi padre prefiere que hoy no salgamos de casa, por lo que la restricción aún continua. Ella está muy nerviosa e insiste que exigirá a mi padre que nos regresemos a Estados Unidos, que la situación acá está cada vez mas peligrosa y que corremos un alto riesgo al continuar acá. 

Según he escuchado conversaciones, mi padre está muy contento con todos los resultados de las finanzas de los negocios que mi abuelo le dejó, la época de corte de café ha sido muy buena y desea quedarse acá hasta que ésta concluya para ver los resultados. Además tiene nuevos proyectos; desea comprar otras fincas. Mi tio y él han estado visitando algunos finqueros, consultando si están interesados en vender sus tierras. Esta semana tuvimos la visita de 2 de ellos, estuvieron hablando largo rato, pero hasta ahora no sé cuales fueron los resultados de esas negociaciones.

Mi madre se retira, cansada de que no estoy siendo una buena conversadora; me deja sola en mi dura espera. Cuando veo llegar al muchacho, mi corazón se acelera. -Señorita, he estado en el centro de salud y hay algunas personas que están siendo atendidas, la mayoria son mujeres y dicen que es por ataques nerviosos, hay un hombre que recibió un disparo que tocó levemente su brazo, pero no hay mas hombres en el lugar; estuve preguntando con los caporales y me dijeron que trasladaron a otros hombres al hospital de la capital y sí, dentro de ellos iba don Tomás, dicen que iba herido de bala, junto con otras personas-. 

El mundo se vino a mis pies; mi estomago se agitó y tengo naúseas. El muchacho se asusta al verme en ese estado; trato de tranquilizarme pero me es imposible, en silencio  extiendo mi brazo y entrego las monedas. Él me agradece y se va. 

Con dificultad llego a mi habitación, trato de reflexionar , tranquilizarme y ser positiva. Él no está muerto, esa ya es una esperanza. Debo buscar la manera de verlo.

Son las 7:00A.M., busco a mi madre, necesito urgentemente hablar con ella. Ella se encuentra  tomando café con mi padre en el comedor. Los saludo y me dirijo a mi madre. -¿Quiero preguntarte si podemos ir hoy a la capital para realizarme los examenes de laboratorio que el doctor indicó-. Mi madre se sorprende porque hasta ayer no estaba muy interesada con realizar esos examenes. Mi padre se dirige a las dos e indica. -Sé que es importante que vayan, pero no será hoy, deben llevar seguridad y no tengo a todo el personal de seguridad en este momento disponible, los he enviado a hacer una diligencias, veremos si es posible mañana.- Se levanta, se despide con un movimiento de mano y se aleja. ....no esta sujeto a discusión.

Mi madre y yo nos quedamos en silencio. Julita llega con mi desayuno, pero no tengo apetito. Sin embargo tengo que disimular frente a ella.  ¡No se me puede ir todo esto de las manos.!

La tarde fue una de las mas largas de mi vida, he estado esperando el regreso de mi padre para coordinar lo del viaje de mañana, si es que deberás se podrá realizar, de lo contrario tengo que buscar alguna otro manera de ir y verlo. Espero que mis planes no se vengan abajo.  Finalmente ha llegado, nos reunimos todo en el comedor y hago la consulta que he estado planeando durante toda la tarde.

-Padre, ¿nos podemos preparar para nuestro viaje de mañana?-. Siento que mis piernas se desmayan, los segundos se me hacen eternos, esperando su respuesta. -Está bien! daré ordenes para que las lleven mañana a la capital, deben hacer un viaje rápido y regresar lo más pronto posible. No pierdan el tiempo haciendo compras o alguna otra cosa. Yo no puedo acompañarlas, pero la próxima vez iremos juntos, por si desean hacer algo más; por ahora espero que obedezcan.- Trato de disimular mi alegria y agradezo a mi padre. 

He pedido a Julita que trate de conseguir algunas cosas para poder llevarle, sin su familia cerca, debe necesitar muchas cosas en el hospital.

 

 

 

 



H.C.Marroq

Editado: 13.03.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar