Amor es Amor (gay)

2× Directo

Definitivamente quiero matar a Clant.

Ha arruinado mi oportunidad de hacer un amigo, ya me estaba entusiasmando a conocerlo y se que es pronto para juzgarlo, pero estoy casi seguro de que se alejará de mí.

- ¿Es gay?- pregunta él

- Claro, supongo que no te lo dijo.

Aaron se vuelve a mirarme y yo bajo la mirada. Estoy algo avergonzado de no habérselo dicho y nervioso esperando su reacción.

- ¿Y eso por qué es un problema?

- ¿Qué? Bueno porque si te quedas cerca de él de seguro te acosará y se enamorara de ti amigo.

- ¿Y si yo quiero eso?

Mis ojos se abren como plato y le veo una sonrisa traviesa y picarona en su rostro.

No puedo creer lo que ha dicho, me quedo en blanco. Quizás sea solo sea una broma y eso.

Las dudas se colan en mi mente por lo que parece mucho tiempo, es Aaron el que me hace reaccionar al tomar mis manos que están sobre mis piernas.

No se cuanto paso asi, pero me despierto cuando Aaron me habla.

- Hey Cameron, aquí llamando a donde sea que estés.

- ¿Eh? Ah si, ¿Que decías? Un momento, ¿Dónde está Clant?

- Pues se fue hace como diez minutos hecho una furia.

- ¿Por qué se molestó?

-Pues le dije que me gustabas y que quería que te enamoraras de mi. Intentó golpearme pero soy más fuerte que él, así que cuando ví venir su puño lo detuve y listo. Lo apreté fuerte y se fue diciendo que se la cobraría.

- Pero que rayos... ¿Estás loco? ¡Te molestarán toda tu vida! Espera... ¿Dijiste que te gusto?

- Sí.

- ¿Yo?

- Sí.

- ¿Yo?

- Mira sé que no nos conocemos pero quisiera una oportunidad para conocerte y que me conozcas. Pensaba desistir porque creí que me tenias miedo y eso, pero me dijiste que solo estabas nervioso. Me caes muy bien con solo hablar un poco y me gustaría ver si podemos llegar a algo más.

- Este... Yo... Woow.

Estaba impactado, mucho. Esa si que no me la esperaba.

Me sonrojo fuertemente por sus palabras tan sinceras, sus ojos me dicen que no miente. Y aún está esta extraña sensación, esta electricidad que siento cuando está cerca de mí. No sé lo que significa y quiero averiguarlo aunque esté más aterrado que bambi recién nacido.

- Bueno si tu lo dices... Dios, puede que parezca loco, recién nos conocemos y quiero saber más de ti. Pero te advierto que necesitaré tiempo para confiar y eso. Y-yo no qui-quiero que m-me lastimes.

Lo último lo digo tan bajito que pienso que no me ha escuchado, pero cuando el se acerca y deposita un pequeño beso en mi mejilla sé que si lo hizo.

- ¡Gracias, gracias, gracias! Te prometo que haré todo para gustarte.

- Eres muy directo...

- Si, siempre he sido así, ¿Te molesta?

- No, es que me pone algo nervioso.

- Pues si solo yo te hago sentir así, está bien. A mi me gusta que seas tan sincero.

Y el resto de la tarde pasa en más de lo mismo. Intercambiamos números para poder comunicarnos, hablamos entre sonrojos y nervios de parte de ambos y la verdad es que me divertí muchísimo.

Pienso en Leti y sé que estará que salta de la felicidad cuando le cuente todo.

Con Aaron compartimos varias cosas en común. Le gusta la misma música y casi la misma comida. Creo que nos llevaremos bien.

Voy caminado a mi siguiente clase y pienso en todo lo que me dijo. Quiere que me enamore de él. Eso sería fácil.

El problema es mi concepto del amor.

En mi corta vida solo me han gustado un par de chicos, y mis padres lo han sabido. Creo que el amor es algo muy lindo cuando es de verdad. Pero hoy en día no muchos quieren de verdad.

El que mis padres supieran de mis gustos trajo muchos cambios. Con mi papá nos unimos más, le contaba lo que pensaba y sentía. Sin embargo, con mi mamá ha sido muy diferente. Ella no quiere aceptar que soy gay y eso me duele, me duele que no me acepte como soy. Muchas de sus palabras me lastiman, haciéndome llorar a altas horas de la noche acurrucado en mi cama.

Entonces pienso, si mi madre dice amarme, ¿Por qué me dice cosas tan hirientes?

Ella es el principal factor de porqué le temo a enamorarme.

- ¡Cam!- grita Leti a mis espaldas. Viene corriendo hacia mi.

- Hey hola- le digo, ella sonríe ladina

- Cuéntame como te fue con tu hombre.

Me avergüenzan un poco sus palabras. ¡ Dios, he pasado el día sonrojandome!

Le cuento todo. Al principio, quiere matar a Clant. Luego se queda pasmada por lo que hizo Aaron. Y finalmente salta de alegría por las palabras del chico.

- Ya era hora cariño, te mereces tu historia de amor.

- ¿Tu crees? ¿Enserio crees que le gusto?

-Claro que sí, y hasta te lo dijo.

- Pero Leti, ¿Como confiar en sus palabras si recién nos conocemos?

- ¿No le crees?

- Ese es el problema, le creo cada palabra. Temo equivocarme y salir herido.

Mi golpe de sinceridad aparece, ella me ve comprensiva. Juego con mis dedos para distraer un poco mis pensamientos.

- Cam, siempre estará ese miedo a equivocarnos. Pero siempre habrá una primera vez, si llega antes o después dará igual si no te atreves a intentarlo. Si algo sale mal, yo estaré aqui para ti.



neonix

#1215 en Novela romántica
#360 en Chick lit

En el texto hay: romance, gay, lgbt

Editado: 13.01.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar