Amor por coincidencia

4. Guacamole Bacon

-¿¡Tú!?- preguntamos al unísono cuando ambos nos vemos bien a la cara. ¡Nate vive aquí! ¿Enserio tan pequeño es el mundo?

-¿Ustedes se conocen?- Pregunta Tyler sorprendido.

-Ella es la chica del aeropuerto- Responde Nate sin dejar de mirarme- No puedo creer que tú vayas a ser con quien viva, parece que no fue un gran reto preciosa- Agrega con una sonrisa petulante.

-Deja de decirme preciosa- ruedo los ojos ante su estúpido apodo.

Después de un silencio incómodo y una batalla de miradas entre Nate y yo, Liam comienza a hablar.

-Alex- me llama, y dirijo mi atención hacia el- ¿te gustaría que te lleve a tu habitación?- pregunta él cortésmente.

-¡Por Dios Liam! ¿Acabas de conocerla y ya quieres acostarte con ella?- exclama Logan.

-¡Eres un maldito mal pensado Logan! No quiero acostarme con ella, al menos no ahora- responde encogiéndose de hombros.

-¡Oye! Yo estoy presente, te lo recuerdo- ruedo los ojos- pero Liam, si, gracias quiero guardar mis cosas y después salir a buscar algo de comer- respondo mirándolo.

-No será necesario que busques que comer, yo he traído la cena- dice Logan orgullosamente.

-En ese caso- digo con voz angelical- ¿podemos comer primero y después lo de la habitación? Es que muero de hambre- Todos sonríen ante lo que digo.

-Claro PRECIOSA- responde Nate marcando la última palabra.

Decido ignorarlo y seguir a Drake, el cual se ha mantenido extrañamente callado después de presentarse, decido pasar por alto ese hecho.

Al llegar a la cocina, la cual es enorme por cierto, el chico antes mencionado comienza a sacar las hamburguesas de la bolsa de Carl's Junior (por cierto, adoro esas hamburguesas) y comienza a repartirlas.

-Alex- habla por primera vez después de su introducción- ¿Cuál prefieres?- pregunta señalando a las hamburguesas.

Hay distintos tipos, pero mi preferida siempre será la de Guacamole Bacon, la amo con todo mi ser.

- Esa- Señaló la hamburguesa que mencione antes, por lo cual el se ríe. ¿Qué le causa tanta gracia?

Continúa riendo un par de minutos más y me entrega la hamburguesa y me voy al comedor, los chicos van entrando uno a uno a la cocina tomando sus hamburguesas.

-Logan- llama Nate- ¿No trajiste mi Guacamole Bacon?- Ups, pienso mientras le doy una gran mordida a "su" hamburguesa.

-Si- responde el chico mientras frunce el ceño- debería estar ahí.

-De hecho- ahora habla Drake- Nuestra querida...- Lo interrumpo.

-De hecho Nate- Lo miró inocentemente- yo la tome, no sabía que tenía dueño- respondo con una sonrisa angelical.

-Ah, no te preocupes, comeré la que queda.
Y así, sigo disfrutando mi deliciosa hamburguesa y papas fritas hasta que quedo satisfecha.

-Liam- llamó la atención del guapo pelinegro- ¿ahora si me podrías enseñar mi habitación?

-Claro- esta por levantarse cuando Nate se adelanta.

-La llevaré yo Liam- dice palmeando su hombro- No te preocupes- agrega- Vamos- esto último me lo dice a mi.

Yo como la chica obediente que soy (si claro) lo sigo por el pasillo que lleva a donde estábamos anteriormente y donde aún esta mi equipaje, lo toma todo y me ayuda a subirlas, lo sigo por las escaleras y los múltiples pasillos hasta que se detiene al frente de una puerta y la abre.

- Aquí es- dice entrando a la habitación, es grande, tan grande como la mía en Los Ángeles, solo que está tiene un toque masculino.

-Gracias- respondo mientras miro la habitación.

-Es un poco masculina, pero puedes cambiar y adornar como tú quieras, si quieres yo te podría llevar a comprar lo que te hace falta- propone amablemente mientras tiene las manos en sus bolsillos delanteros.

-Claro, lo único que quiero hacer ahora es desempacar, traigo muchas cosas- miro mis maletas.

-Se nota- responde sonriendo- Si necesitas algo, mi habitación es la de al lado, son las únicas del piso, son las más grandes- Con razón este es el tercer piso.

-Gracias por la ayuda.

-No hay de que- responde mientras se acerca a la puerta, curiosamente no quiero que se vaya.

-Nate- Lo llamó y voltea- ¿Me ayudas a desempacar?- sonríe hermosamente.

-Claro.

Se acerca a una de las maletas y la coloca sobre la cama, ahí solo hay ropa así que no me molesto, va sacando cada prenda con mucho cuidado para no desdoblar nada mientras yo lo voy acomodando en el gran armario, y así seguimos maleta por maleta, lo detengo cuando tengo que sacar mi ropa interior, mientras la guardo el se acuesta en la cama y platicamos de cosas sin importancia, la última maleta es la de mi maquillaje, se preguntarán, ¿una maleta solo para maquillaje? Si, soy muy vanidosa, me gusta estar arreglada, me hace sentir bien.

-¿Tanto maquillaje?- abre los ojos con sorpresa.

-Si, me gusta verme bien- me alzo de hombros.

-Se nota- responde mientras se acerca a mi- eres muy bella Alex- me esta poniendo nerviosa su cercanía- muy muy hermosa- agrega cuando esta a centímetros de mi boca, lo dice en un susurro.

-N-Nate- tartamudeo- ¿Q-Qué haces- agregó con un hilo de voz.



ValeriaF

Editado: 11.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar