Amor por coincidencia

6. Hotel Transilvania

Siempre me ha gustado todo lo que tenga que ver con decoración; y tener una nueva habitación como lienzo en blanco, para mi es muy emocionante, por lo que comienzo a correr por todo el lugar en busca de una nueva recámara, un mueble especial para mi maquillaje, un escritorio, mantas, lámparas, almohadas, etcétera.

Levó aproximadamente 3 horas en busca de todo lo que necesito, los chicos estuvieron conmigo la primera hora, ahorita ellos se encuentran comprando todo lo necesario para su gran fiesta antes de comenzar la universidad. Yo estoy en el área de pinturas para elegir un nuevo color para mi habitación, cuando escucho un par de gritos a mis espaldas.

-¡Aleeeeeeeex!- grita Logan por toda la tienda buscándome.

-Logan, aquí estoy respondo para que deje de buscarme y hacer un gran escándalo.

-¿Ya terminaste?- pregunta impaciente- Llevas todo el día haciendo esto, es una habitación, ¡no la casa entera!- exclama desesperado.

-Ya casi- le respondo- sólo me falta elegir la pintura, y no seas exagerado sólo han pasado unas cuantas horas.

-Alex, nosotros ya compramos todo lo de la fiesta, fuimos por una pizza, la comimos, después por un helado, lo comimos, ¡compramos hasta ropa mujer!- enumera cada cosa con sus dedos- eres demasiado lenta.

-Perfeccionista- corrijo mientras sigo decidiéndome por el tono de la pintura.

-Como sea- responde rodando los ojos- les hablaré a los chicos para ayudarte a elegir e irnos de una maldita vez- responde fastidiado, se da la vuelta y se va por donde ha venido.

Estoy debatiéndome entre los tonos azules y grises cuando se escuchan demasiados gritos masculinos a mi alrededor.

-Chicos, ¿pueden bajar la voz?, están haciendo un escándalo- Les digo lo suficientemente alto para que me escuchen, ya que todos a nuestro alrededor los ven como si estuvieran locos.

-¿Ya te decidiste?- Pregunta Logan, a lo que muevo mi cabeza negativamente.

-Estoy entre el gris y el azul- les muestro ambos tonos en los que estoy indecisa, ambos combinan con todo lo que compre.

-Pues decídete- dice Logan exasperado.

-Tengo una idea- el que habla es Drake- ¿Que te parece si votamos? El color con más votos es el que llevaremos.

-Excelente idea- le sonrió- entonces, ¿el gris o el azul?, yo soy imparcial así que voten.

-A mi me gusta el azul- dice Nate encogiéndose de hombros.

-A mi el gris- ese es Liam.

-Azul- Vota Drake.

-Gris- Dice Logan.

-Tyler- digo- tu decides.

-Es más lindo el azul- responde Tyler, a lo que Nate y Drake celebran.

-Entonces, el azul será- respondo con una sonrisa realmente complacida con la elección- ahora solo pago y nos podremos ir.

Nos dirigimos a la caja y pago con la tarjeta que me dio mi madre todo lo que compré, me dicen que las cosas llegarán en 2 días, 3 a lo mucho, por lo que según mis cálculos será el miércoles o jueves.

Los chicos salen muy felices del centro comercial, pero al darse cuenta de lo incómodos que se irán de nuevo, su felicidad desaparece.

-Alex- Tyler llama mi atención- ¿Podrías dejar que Nate te cargue?- pregunta con ojos de cachorrito- Enserio es bastante incómodo, y no quiero volver a golpearme la cabeza.

Medito unos minutos, el pobre se golpeó varias veces la cabeza, y a parte los hice esperar muchas horas por lo que decido aceptar.

-Esta bien Ty, no te preocupes. Le respondo con una sonrisa, a lo que me mira agradecido.

Todos subimos al auto, nos acomodamos en las mismas posiciones con la excepción de Tyler y yo, que invertimos lugares. Todo el camino, Nate de la paso susurrándome tonterías al oído, lo que me hacía reír como loca, y puso sus manos en mi cintura, su tacto hacía que sintiera varias corrientes eléctricas, pero las ignoré.

Minutos más tarde llegamos a la casa y bajamos todo lo que los chicos han comprado para la fiesta, frituras, vasos, alcohol, refrescos y más alcohol. Acomodamos todo en la cocina, en las diferentes repisas y compartimentos, cuando terminamos decido subir a mi habitación a ponerme algo más cómodo, que es un pequeño short lila y una blusa de tirantes del mismo color, cuando termino de vestirme me pongo a leer un poco, ya que entrando a la universidad no dispondré de tiempo suficiente para sumergirme en mis amados mundos literarios.

Pasó aproximadamente una hora leyendo cuando alguien toca mi puerta, digo un pequeño "pase" y una cabellera castaña se hace presente, es Nate quien pasa a mi habitación completamente segundos después.

-Alex, los chicos y yo veremos una película, ¿Te nos unes?- pregunta.

-Claro- le respondo, dejo mi libro a un lado y me levanto, me volteo hacia dónde está Nate y él me escanea de arriba a abajo.

-¿Bajaras así?- pregunta con una estupida ceja levantada.

-¿Qué tiene de malo?- le pregunto con el ceño fruncido.

-Qué estás viviendo con 5 chicos adolescentes con hormonas alborotadas, y con esa poca ropa se te lanzarán como buitres- responde como si fuera obvio.

Pienso en lo que dice, y tiene razón, no debería de ser tan descuidada, debería cambiarme, pero me da mucha pereza.

-Dame tu sudadera- señaló la linda prenda negra.



ValeriaF

Editado: 11.04.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar