Amor Prohibido

-7- Estupida fiesta & El defensor-

Simon.

 - ¡¿QUÉ SOLO PIENSO EN MI?!- Grité fuera de mi- ¡¿ESTÁS LOCA O QUE MIERDA TE PASA EN LA CABEZA?!- detente, detente...Simon detente- ¡SI SOLO PENSARA EN MI, TE HUBIESE DEJADO TIRADA EN MEDIO DE TODO EL SALÓN PARA QUE TE OLFATEARAN COMO MALDITOS ANIMALES! ¡ERES EXTREMADAMENTE RIDÍCULA, MARÍA! - vi como sus hermosos ojos azules se llenaban de lágrimas, su corazón iba a casi mil por hora...la estaba lastimando y yo no podía controlar la bola roja de enojo que sentía en ese momento. Maldita sea- ¡ARRIESGUE TODO PARA NO DEJARTE COMO UN PEDAZO DE CARNE EN EL PISO Y TU ME ACUSAS DE SER UN DESGRACIADO QUE SOLO PIENSA EN SI MISMO?! -callé por un segundo, solo para decir la estupidez más grande de mi vida en voz neutra - Adhemar tenía razón, volverte a ver fue un error, todo está mierda es un error. Eres igual de infantil que todas...y yo que pensé que eras distinta...

Abandoné la enfermería con enojo y dolor. La había cagado, había alejado a María de mi lado y todo por mi culpa. Porque fui un completo y maldito cobarde que no pudo enfrentarse a ella al momento.

Maldigo ese viernes, maldigo esa llamada, maldigo a Olivia McMahon por destruir mi pedacito de felicidad y romper mi jodida burbuja.

Ese viernes en la noche, mi madre me había llamado eufórica, pues el consejo real me  había aprobado en matrimonio para la próxima luna roja, y nada más y nada menos, que con los nuevos ricos, la familia McMahon.

Recuerdo que grité y me enfurecí con todos, más con el jodido destino que tenía un humor bastante negro, pues justo cuándo volvía a la jugada de conquistar a María, me salen con esta mierda. Ignoré a la chica que me encantaba, hasta Adhemar sabía que algo me pasaba, pero no podía decirlo...no a él. No lo entendería,  pues esta tan apegado a las tradiciones, que se alegraría por mi y me diría que todo esto es lo mejor. 

Pues no... no era "mejor" ni de lejos.

- Debes hablar con tus padres  y decirles que estas rayado- Nandak me miraba fijamente y con seriedad, había optado por contárselo todo absolutamente todo a él, mis preocupaciones y mi mayor secreto: Mi rayo. - Es lo más sano.

-¿Y que se supone que diga? Estoy rayado de una humana, no va haber ceremonia.

- Es algo- yo negué frustrado.

- Estamos hablando de Alexandria Plotova y Milka ¨El sanguinario¨ Diatlov. No va a funcionar.

- ¿Entonces qué? ¿Serás un Mártir y te sacrificaras por tu familia? 

- No lo sé- mi voz tembló y Nandak colocó una mano sobre mi hombro, la sentí hirvendo y sonreí levemente tratando de cambiar el tema- ¿Quién es? ¿La conozco?

- ¿Quién?- alzó una ceja.

- Tú sangre- Nandak escupió su refresco y tosió ruidosamente, yo reí olvidando un poco mis problemas- ¿O es un chico?

- Es una chica y la conoces- respondió incómodo.

 - ¿Cuándo sucedió?

- Antes de Navidad- suspiró y por su tono de voz, quiso cortar el rollo ahí, así que deje el tema no debía  presionarlo total, lo conozco desde que eramos unos niños y él tarde o temprano, abrirá la boca...

El fin de semana pasó tormentoso, pues Olivia había llegado de incógnito, pasarían algunos días para que pudiese formalizar su inscripción, por lo que se quedaría en mi casa todo ese tiempo. La chica era...irritante, Sebastián no salia de su habitación, y Siomar evitaba cualquier contacto con ella, solo yo en un esfuerzo de ser amable, desayunaba con ella. Pero no podía, era tan...plástica que en verdad no entendía como mis padres (Y el consejo) aprobaron este matrimonio.

Y con mucha más razón ignoraba a María, no sabía como decirle todo aquello...no sabía como decirle que la amaba y que era mi rayo, pues para un humano es un poco difícil de entender  de que se trata.

Y ahora...

Semanas habían pasado y todo se puso de cabeza. Me encontraba solo en mi habitación, escuchando música un tanto depresiva, la puerta se abrió de golpe y Sio me miraba con una enorme sonrisa.

- Vistete y vamos que se hace tarde.

- ¿Tarde para qué?

- Para la fiesta de cumpleaños de Julia, mono- comenzó a hurgar frustrada mi clóset- Invitó a toda la escuela y según la fiesta promete.

- ¿Julia? ¿Julia Thompson?

- No, Julia Gray.



ANAILEC

Editado: 23.09.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar