Angel

Capítulo 6

Maximiliano desayunó intranquilo ,las bolsas bajo sus ojos delataban su trasnocho ,sin embargo Adolf no abrió la boca .
Había acertado en saber que todo era culpa de cierta pelinegra ,pero en realidad no era por la razón que creía.
Darcy no apareció en el desayuno y tampoco en el almuerzo , Nana trató de entrar a su habitación pero la rebelde muchacha había colocado algún objeto de peso desmedido trancando la puerta y con ella ,cualquier contacto con humanos
¿Como lo había conseguido? Solo Dios podía descifrarlo.
-endemoniada mujer - gruñó mientras montaba su caballo ,no había podido sacar los sollozos de la chica de su cabeza y temía que la misma hubiere pillado un resfriado al salir de la laguna que casi acaba con su vida .
Por eso había decidido ir por sí mismo montando su caballo a buscar los chocolates más finos y deliciosos que existieran en la ciudad .
No sabía si lo hacía por ella o por calmar los reclamos que su conciencia le lanzaba cada cinco segundos por haberla tirado al río.
Pero lo que él no sabía,que esa pequeña acción que casi la mata ,lo salvó a él de un disparo entre las cejas.
Frunció el ceño y se bajó de su caballo ,dejándolo al cuido de un adolescente en un establo y se dispuso a buscar un perfecto regalo en la ciudad para calmar la ira de Darcy.
Mientras tanto cierto hombre indeseable se emborrachaba en su despacho ,pensando en que sin duda el parecido entre Lonely y la nueva conquista de su hijo era sumamente escalofriante .
Al ver a esa niña lo primero que le vino a la mente fue el momento donde mató a su padre ,que quería asesinar a una muchacha indefensa .
Habían pasado veinte años desde que la había matado y aún no la podía sacar de su cabeza .
No se arrepentía ,en absoluto ,ella murió siendo suya.
Sonrió y bebió de su copa .
Sin duda Darcy también debía ser suya...
Aunque tuviera que asesinar a su hijo para quitarlo del medio.
...
Habían pasado un par de días y Darcy no había salido de su cuarto , se había alimentado con los chocolates de la bandeja que había hurtado en la última cena.
No había apartado sus ojos de la novela que había robado en la madrugada de la biblioteca .
No había comido nada y ya casi caía la noche.
Nana tocó la puerta por décima cuarta vez en el día ..
-¿Señorita se encuentra bien?- preguntó ,la preocupación teñía sus palabras .
Darcy sonrió sin apartar la vista de las letras.
- estoy en perfecto estado ,Nana ,no se preocupe - respondió tranquila.
- ¿desea usted algo de comer? - preguntó y Darcy apartó la mirada del libro levantándose de la cama .
- está bien ,nana , unas galletas y leche me caerían perfecto - dice quitando el mueble de la puerta sin mucho esfuerzo .
Meditó unos segundos y abrió la puerta esperando encontrarse con la señora mayor ,en su lugar estaba la montaña .  
La montaña llamada Maximiliano Baltasara .
Darcy trató de cerrarle la puerta en la cara recriminándose por haber bajado la guardia .
Estaba indefensa ,no tenía su pistola para defenderse y no quería exponerse .
Notó que había sido mala idea tratar de cerrar la puerta en su cara cuando la misma se abrió sin esfuerzo alguno cuando él la empujó.
Entró a su cuarto sin el consentimiento de Darcy y cerró la puerta a sus espaldas.
- te traje esto - dijo señalando la caja en sus manos ,llenas de galletas y chocolates de distintos tipos .
- ¿crees que con un regalo olvidaré que casi me matas ?- gruñe rencorosa y con la cabeza en alto .
- ¿por qué eres tan indeseable?- dijo el hombre comenzando a enfurecerse ,él había venido con buena voluntad a disculparse y ella le salió con una de las suyas ,su orgullo de hombre lo estaba matando .
- ¡JAH! - exclamó ella ofendida  - ¿la indeseable soy yo? ¡Cuando fuiste tu quien me retuvo en su estúpida mansión en contra de mi voluntad! .
- ¡No me levantes la voz! - gritó el hombre encolerizado ,eso solo hizo crecer la furia de Darcy.
- ¡Yo te hablo como me dé la gana ! No exijas respeto si no te lo has ganado! - Refuta enojada levantando más el tono de su voz.
El hombre la empujó estampándola contra la pared y antes de darse cuenta estaba correspondiendo un apasionado beso que sin duda no había visto venir . 
El hombre se separó de ella unos segundos mas tarde y la miró a los ojos ,lo cual Darcy aprovechó para empujarlo y estampar su mano en su mejilla en una sonora cachetada ,dejando la marca de su pequeña manito tatuada en su rostro.
- ¿¡Quién diablos te crees que eres !?- gritó mas enojada que antes lanzándole una mirada iracunda.
Maximiliano la miró con ojos brillantes y se marchó ,dando un portazo .
Algunas lágrimas rodaron por las mejillas de la muchacha y se lanzó a su cama ,harta de todo . 
Su primer beso.
Había sido espectacular .
se quedó en silencio pataleando hasta quedarse dormida

 



JenniferAndreinaLopez

Editado: 18.01.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar