Angeles y demonios

VIII. Parte: “Verónica Chakarda”

Todos al ver la supremacía de Víctor se quedaron callados, mientras todo eso ocurría la chica del cabello rojo parecía indiferente a Víctor, al salir  de las clases en los pasillos junto a Angélica se encontraba Víctor intentando aprender lo necesario en la escuela, de momento se percató de algo alguien se dirigía hacia el sin, dar ni una señal puso su mano en el mango de su espada, esperando pacientemente se preparaba para atacar, como si nada cambio de curso se dirigía hacia Angélica, sin más remedio se dio la y vio a una chica de cabello negro y ojos purpura era la que había visto antes, se encontraba abrazando a Angélica y ella recibía el abrazo como si de alguien se tratase, Víctor al ver que no era una amenaza se tranquilizó y volvió a darse la vuelta en eso se escucha:

 

“Como te atreves”

 

Era la chica que miraba con desconfianza a Víctor.

 

“Como te atreves a obligar a Angélica a que te ayude”

 

Víctor indiferente solo la ignoraba, en eso Angélica responde:

 

“Él no me obligo, yo quise ayudarlo, además estas siendo muy descortés ni siquiera te has presentado”

 

La chica al ver que no tenía otra opción más que aceptarlo dio un suspiro y comenzó a presentarse:

 

“Discúlpeme, fui descortés, mi nombre es Verónica Chakarda”

 

En ese momento Víctor sintió una presencia extraña no era humana y de un momento a otro todos a su alrededor desapareció con excepción de Angélica y Verónica que se encontraba cerca, en medio de la confusión se oye una voz de niño en el fondo que te decía:

 

“Te encontré”

 

De la sombra sale un niño, cabello negro y ojos rojos, Víctor al ver su rostro recordó al demonio que mato en el bosque, el con una sonrisa espeluznante y los ojos muy abiertos era más macabro que el anterior, Víctor le pregunta:

 

“Quien eres”

 

El al ver a Víctor con desprecio:

 

“Mi hermana tampoco quiso darte su nombre, ¿Verdad? Bueno creo que por ahora te dejare vivir, pronto nos volveremos a ver”

 

Igual de rápido como había aparecido la barrera igualmente desapareció , mientras todo esto pasaba Angélica y Verónica sin ninguna posible explicación no entendían lo que sucedía, aun así Víctor, se despidió con naturalidad y se fue a su cuarto, Angélica y Verónica al ver una parte de la vida de Víctor acordaron no dejarlo solo.   

 



BLACK

#14420 en Otros
#5296 en Relatos cortos
#6298 en Thriller
#3505 en Misterio

En el texto hay: demonios y angeles

Editado: 22.08.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar