Ardera

Prólogo

Todo estaba en calma, mi padre y mi madre estaban sentados en el sofa, mientras yo estaba en la alfombra a su pies, veía la tele tranquilamente. 
Era verano y estabamos en la casa de la playa. Habiamos llegado hace unos días. Acaba de cumplir quince años. Mis padres mantenían una conversación sobre financias. Y en algunos casos yo interrumpía cuando algo les fallaba. 

-Saben creo que deberíamos ir las ultimas semanas al Mediterráneo- dijo mi padre. 

-Iremos por negocio no por diversión' dije sin despegar mis ojos de la pantalla.

Mi madre patio ligeramente mis costillas. 

-Lo siento- dije- continúen planeando, yo iré a donde ustedes vallan. 

Me llego un mensaje al móvil. Revise y la pantalla, era de James. Lo abrí y cuando termine de leerlo me levanté lo las rápido posible. 

-Han solicitado una orden de aprensión contra ustedes por fraude- dije y mis padres en seguida se pusieron de pié, mi madre se levanto por y saconde un compartimento secreto en la mesa y sacó unos papeles los firmo después, se los pasó a mi padre he hizo lo mismo, mi madre metía en una mochila los papeles entre mas documentos y me la entregó. 

-Hay se encuentra todo lo que necesitarás- dijo mi padre con temor-, estan tus documentos y los papeles de toda las empresas, te heredamos todo y si algo nos sucede James sera tu tutor. 

Luces alumbran la entrada el auto se estaciona y baja el conductor, James entra corriendo. Se le ve preocupado. 
Mi madre se mantiene al lado de mi padre con la mirada pérdida. 

-Kia- mi madre me abraza-, mi niña. Hace tiempo que sabemos que alguien cercanos a nosotros nos culparon de un delito que ellos cometieron. James detecto como un seevidor desconocido entro en nuestra red e implantó la evidencia. Enseguida la eliminó pero ya era muy tarde. 

-Tienes que ser fuerte- dijo mi padre. 

Asenti al borde de las lagrimas. Pero fui interrumpida por un golpeteo violento en la puerta. Mi padre fue abrir y varios hombres entraron armados. Encabezado por el agente.

-Flecher y Julissa Hamptom quedan arrestados por cometer tráfico de drogas y lavado de dinero. Entre otras mas acusaciones. Tienen derecho a guardar silencio - dijo el agente mientras algunos de sus hombres esposaban a mis padres. 

-Mama...

Ella se giro hacia mi con esa tranquilidad común en ella. 

-Todo estará bien cariño, se fuerte- la sacaron de la casa. 

-Necesito hablar unos segundos con mi hija- dijo mi padre al agente el asintió me acerqué a el-, Kia te quiero mucho mi niña. Estoy muy orgulloso de ti cariño añ igual que tu madre-se volteó aver a James-, cuidala con tu vida si es necesario. 

-Lo aré- dijo James mientras posaba una mano en mi hombro. 

-La menor Kia Hamptom pasara a manos de una casa hogar perten...- dijo el agente pero James lo interrumpió. 

-La menor Kia queda bajo mi custodia, apartir de hoy yo sere su tutor legal el poder sobre ella se me fue transferido- busco en la mochila y le entrego unos papeles al agente, los leyó y asintió. 

-Muy bien James Mc'coin- se giro hacía mi padre-, es hora de irnos.

Vi a mi padre salir con la cabeza agachada y miles de flashes siendo disparados. Cuando todos salieron y solamente estabamos James y yo, me deje caer al suelo y comencé a llorar, despues a gritar, me quedé hay incluso cuando ya no estuviera llorando. James paso su brazo por mis hombros y las ultimas lagrimas resbalaron por mis mejillas, me puse en pie como pude. 

-Kia iremos a tu casa- dice James y yo solo asiento.

Al salir los reporteros disparan sus cámaras, a consecuencia los flashes me ciegan unos segundos. Las preguntas son disparadas, entre ellas distingui algunas, como ¿Que pasará ahora con usted señorita Kia? Y ¿creé que sus padres son realmente culpables?, entre otras más. Lo único que hice fue ignorarlos y subir al auto de James.

El arrancó teniendo cuidado de no atropellar a algun reportero.  Pronto estabamos saliendo de las recidencias en la playa. Recargue mi cabeza en el cristal y fije mi vista en la nada. 

-Kia viviremos en tu casa- dijo James- ¿O prefieres mudarte con migo?. 

-No James, quiero vender ña casa de mis padres y comprar una nueva, quiero comenzar desde cero. 

-Bien, he visto hermosas casas en San Francisco.

-Quiero vivir en New York- lo interrumpo-, asi podre estar mas cercas de mis enemigos, quiero que esten en primera fila para que observen como renacen los Hamptom.

El se limita a asentir.

₪₪₪₪₪₪₪₪₪₪₪₪₪₪₪₪₪₪₪₪₪₪₪



Vanity Sunset

#18578 en Otros
#1860 en No ficción
#2140 en Detective

En el texto hay: venganza y mentiras, cambio, venganza y sufrimiento

Editado: 11.04.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar