Blinding Love

Capítulo 12: No te mereces esto

Gangster Vol.1

Capítulo 12: No te mereces esto

 

Podría decirte tantas cosas...Pero si te fijaras en la forma en la que te miro, ya deberías saberlo todo.

  • Tumblr

 

  • ¿Por qué nunca me buscaste? – digo, ni siquiera sabía de donde habia sacado las agallas no sabía si era porque ese porro me habia dado durísimo o si el vodka me estaba haciendo efectos o si no fue bueno mezclar drogas, con alcohol y medicamentos. Espero tranquila su respuesta, ni siquiera lo miro o muestro algún tipo de gesto de que verdaderamente quiero saber esa respuesta a mi pregunta.

 

  • Si lo hice, pero no di contigo, pero confiaba de que nos volveríamos a ver, pero jamás imaginé que esa forma seria tu proponiéndome un tratado en mi casa – dice finalmente acabando con mi pequeña tortura mental.

 

  • Baila conmigo – dije sin miedo alguno, él puso su mirada a mí y cuando pensé que iba a decir que no, Alexander me tendió su mano y que ambos estuviéramos caminando hacia donde todos bailaban. Al llegar la canción de I Feel Like I'm Drowning sonaba por todo el lugar comencé a moverme lentamente pegándome hacia él, el me giro y me abrazo lo suficiente para hacerme sentir bien.

 

Alexander movía sus caderas de forma lenta sin despegarse de mí, me gire y lo mire fijamente mientras sonreía, no lo podía evitar. Habita fantaseado demasiado con la idea de estar así con él. Acerqué mi rostro hacia el suyo y me maldije por dentro por haberlo hecho puesto que al ver sus labios y ver como el miraba lo míos era una puta tortura.

  • No lo hagas Jazmín – murmuro bajo observando mis labios.
  • ¿Por qué? – cuestiono.
  • Porque no te voy a corresponder de la misma a forma que a ella.
  • Pero es que yo no quiero que me quieras como lo hiciste con ella, quiero que me quieras a tu forma, de tu manera, cariño que solo comprendamos los dos – murmure él me dio un beso media luna para así darme otro en la frente.
  • No te mereces algo así, pequeña guerrera – dijo abrazándome, pegándome a su pecho.
  • Tu no eres de las mujeres a que se les da un amor a medias, o es todo o nada – dijo en mi oído para así irse dejándome sola ahí medio de la pista.

 

*^*

 

Habían pasado cinco semanas desde Alexander y yo nos enfrentamos a los golpes. Digamos que nuestra relación habia mejorado notablemente nos llevábamos bastante bien pero el mantenía sus limite conmigo. No salía conmigo en las noches ni tampoco hablábamos en las madrugadas, era algo raro viviendo en la misma casa y más cuando ninguno de los dos dormíamos. Me encontraba en mi habitación resisando el último libro que me quedaba, cuando lo termino hago las sumas del dinero que le falta a Alexander y corro como loca desquiciada por toda la casa importándome muy poco que llevo un pantalón de dormir muy corto junto a una camisa grande que le robe a Connor que tapaba el pantalón haciendo ver que no tengo nada.

 

Al llegar a la sala de juegos noto el olor a tabaco y alcohol que bañan todo el lugar. Y me quedo fría cuando veo la cantidad de mujerzuelas que hay y los hombres que tienen a dos encima de sus piernas.

  •  ¿Vaya Alexander no nos dijiste que tenías una puta personal, me la prestas? – dijo un viejo verde que me asqueo demasiado. Alexander me observo furioso y lo entendía «mierda, el me pidió que no bajara» pensé dándome un golpe mental. Pero no me importo tenía que hablar con él, lo que habia descubierto era muy importante.

 

  • Jazmín vete de aquí – dijo el neutro.

 

  • Necesito hablar contigo – digo firme.

 

  • ¡Jazmín sube a tu habitación!

 

  • No puedo, irme de aquí necesito hablar contigo – dije firme – de verdad necesito hablar contigo es muy importante.

 

  • Esta puta necesita un escarmiento – dijo otro de los cerdos que estaban en la mesa. Entonces recorte algo que me dijo Marcus; «cuando el señor este ocupado y no quiere que nadie lo moleste, pero necesitas decirle algo importante lanza una botella hacia la pared si el está con gente ellos no entenderán que sucede, pensara que es una rabieta, solo Karla y tu tienen esa señal» Así que eso hice, tome una botella y lance hacia la pared lo que provocó que él se levantara y me tomara del brazo lastimándome – te enseñare que cuando digo algo eso es lo que se hace – murmuro tan enojado que sentí miedo.



ntmsx03

Editado: 17.08.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar