Blinding Love

Capítulo 17: Estrambótica

Capítulo 17: Estrambótica  

Uno no conoce los limites hasta que los explora. 

 

Estaba tan jodidamente perdida.  

Ni siquiera podía asimilar como una persona coherente, lo que acababa de hacer. Ni sabía lo que había hecho, pero era como un sueño del que no quería despertar. Estaba tan perdida en los recuerdos de sus caricias, sus besos, su roce que no me importaba nada de lo que pasaba a mi alrededor. Solo quería que siguiéramos así, juntos olvidándonos de todo lo que nos rodeaba, todo lo que definía nuestras vidas. Podía sentir sus besos su respiración cerca de mi cuello, su olor impregnada en mi piel. Que yo… solo… quería 

 
 

  • ¡Jazz, estúpida despierta te estoy hablando joder! - gritó Connor haciéndome despertar de aquel pensamiento de anoche.  

  • Si, yo lo siento estaba perdida en mis pensamientos - dije tomando un sorbo de mi limonada.  

  • ¿Se puede saber que eso que piensas? - cuestiona él frunciendo su ceño.  

  • ¿Prometes que si te digo no gritaras? - susurro bajo para que nadie me escuche, ya que los guardias de Héctor son muy chismosos y de momento no quería que él supiera.  

  • Depende de que se trate - responde encogiéndose de hombros, respuesta que hace que le mire mal.  

  • Joder Connor promételo - le repito.  

  • Vale, vale, está bien, anda cuéntame - dice tomándose su taza de café tranquilamente.  

  • Alexander y yo nos acostamos - dije sin pensarlo mucho, sentí como gotas del café de Connor cayó en mi rostro asqueando enseguida. Connor se había atragantado al escuchar lo que le había dicho a Connor.   

  • Joder que asco Connor - dije quejándome.  

  • Es tu culpa, me dijiste que no gritara - contesta - ahora bien, cuéntamelo todo ¿te gusto, te trato bien, se protegieron?  

Rio al escuchar sus preguntas y me limito a responder  

 
 

  • Sí, sí de verdad que fue todo lo que siempre me imaginé, ¡y joder no! - grito asustada - ¿me acompañas a una farmacia?  

  • ¡Claro! - respondió asustado, los dos nos fuimos corriendo al auto para encaminarnos a la farmacia por una Plan B. Mientras íbamos de camino a la farmacia, Connor y yo conversábamos sobre las cosas que habían pasado en el festival, ya que me había ido. Me contó como las ventas fueron de tal éxito que se quedaron sin mercancía, por lo que todos los socios que invirtieron a igual que Alexander tuvieron que mandar a buscar más. Todos estaban buscándome para felicitarme y para hacerme propuestas de negocios. 

  • Hay fue que Alexander se dio cuenta que no estabas - siguió a decirme - se volvió loco, estaba completamente furioso de no verte, supongo que fue a buscarte.  

  • Así es, por poco y mata Akihiro - digo con la mirada fija en la carretera.- Cuando me fui del festival, estaba tan enojada que quería irme y olvidarme de Alexander, y solo lo podía hacer con Akihiro, puedes creer que él también iba a ir para el festival pero al enterarse que le quería ver, dejó a sus amigos y fue a verme enseguida, lo dejo todo solo por compartir conmigo - dije tan absuelta que ni siquiera me di cuenta que una lágrima se me había escapado, me la seque y miré a Connor para así mismo volver mi vista a la carretera. Divide la farmacia a mi izquierda y doble dirigiéndome al serví-auto de la farmacia, no había nadie así me dirigí a la ventanilla y pedí la pastilla del día después.  

  • Hola, ¿buenas tardes en qué puedo ayudarle?  

  • Un plan B por favor y una botella de agua - respondí. 

  • De acuerdo un momento por favor - respondió la chica, a lo pocos segundos me entrego lo que pedí, le pagué y me fui de ahí para dirigirse a la casa de Héctor.  

  • ¿Estas consciente de que tú le gustas?  

  • Por supuesto que lo sé.  

  • Entonces porque sigues en comunicación con él cuando eres consciente de que no le correspondes, al menos debes ser sincera con él y decirle la verdad - dijo Connor.  

  • Lo sé, sé que soy una egoísta de mierda, es solo que temo que si le digo la verdad se alejara de mi Connor, y no quiero perderlo, porque es la única persona que es capaz de hacerme olvidar todos mis problemas - me detengo en una luz roja y comienzo a llorar - No sé qué hacer.  

  • Ay Jazz - dice Connor con la mirada triste dándome un abrazo que necesitaba.  

~*~ 

 
 

Acaba de salir de bañarme cuando escuche mi celular sonar, en ese mismo momento tocan la puerta y cuando la abro me encuentro al nuevo mayordomo de Héctor, observándome seriamente mientras sostiene varias cartas en su mano.  
 

  • Esto ha llegado para usted, Señorita Jazmín - dice entregándome las.  

  • Muchas gracias, Rubén - respondo.  

  • ¿Puedo ayudarle en algo más? - pregunta sin ni siquiera moverse.  

  • No, gracias ya puede retirarse - este asiente y así mismo cierro la puerta, me senté y comencé a leerlas, todas pertenecían a los socios que participaron en el festival, estaban contactando para hacer trabajos similares y dos de ellos me escribieron para que también le trabajase de contable. Cuando escucho nuevamente el sonido de mi celular lo tomo y siento mi corazón latir al ver de quien se trataba.  

 
 
 
 

De: Alexander  

Para: Jazmín.  

Hola hermosa, te estado llamando, ¿dónde andas?  

 
 

De: Jazmín  

Para: Alexander  

Estaba en la ducha.  

 
 

De: Alexander  

Para: Jazmín  

Perfecto, entonces alístate para salir.  



ntmsx03

Editado: 17.08.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar