Capitán K-Boom

Preparativos del show esperado

Al otro día, Wilfredo se despertó muy temprano  (algo que nunca hace), “desayunó” Ginebra y llevó algo para beber en el camino, quiso hacer una visita más a la prisión ilegal, donde golpeó a su tío (era obvio, que el había sido, quien lo mandó a secuestrar) y lo golpeó tanto que se le rompió la mano, estuvo un tiempo vendándose y se fue. Cada secuestrado de ese lugar se había preguntado, ¿Por qué alguien solo viene a golpear a uno? ¿acaso no volverá? ¿moriremos aquí? O alguien nos vendrá a rescatar.

Alonso era un prisionero, oyó llantos y supo que eran de su compañero.

 

Alonso: ¿Qué ocurre Esteban?

Esteban: Ya reconocí quien es nuestro verdugo, el que nos castiga todos los días como si estuviéramos en el purgatorio.

Alonso: ¡¿Quién es Esteban?! ¡Dilo de una vez!

Esteban: Es mi sobrino, lo reconocí porque gritó ayer y porque me golpeó hoy…el actúa en televisión como CAPITÁN  KABOOM. ¡Es un demonio!

Alonso: ¿El culpable de todo esto es CAPITAN KABOOM? No puedo creerlo, lo detesto, hubiera preferido no saberlo, ¿para que lo pregunté?.

Esteban: Es mi culpa, yo lo convertí en lo que es hoy.

Alonso: Que clase de enfermo vive así, ¿como puede dormir en las noches? los niños lo adoran. Esto tiene que terminar, hoy no hay nadie vigilándonos, podré hacer lo que nunca pude, estos “yugos” están llenos de humedad, si logro torcerlos saldré.

- Alonso entonces, luego de unos minutos de forcejeo, pudo romper los yugos. Normalmente no podría hacerlo, pero como ya no había nadie vigilando, lo hizo y liberó a Esteban.

Wilfredo estuvo temprano en su trabajo real, en un cuerpo de los militares, rindiendo informes del estado de los detenidos, (verbalmente, porque nadie quería escribir las cosas que en la prisión ilegal se hacían). Luego de eso, pasó su tiempo jugando joker y otros juegos con sus compañeros para matar el tiempo, hasta que fue la hora de ir al show. Todos habían notado su mano vendada, pero nadie se animó a preguntar, también parecía no dolerle.



Daskalos

#762 en Detective
#249 en Novela policíaca
#6456 en Otros
#589 en No ficción

En el texto hay: realismo, suspenso, historia

Editado: 23.05.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar