Cartas a Mary

Carta 7

Buenas noches nena, te escribo en esta noche fría para decirte que te extraño, que es en noches así donde más te extraño. El sentir tu cuerpo junto al mío, abrazarte para que no tengas miedo. Sé que le temes a las tormentas, ¿te abraza y te contiene como lo hacía yo? Dime Mary, ¿eres feliz?

Voy a hacer que esta carta llegue a tus manos sin que sepas quien la envía, aun no sé cómo, pero lo hare.

También quería contarte que junto a Lucas seguimos buscando a alguien que se encargue de la casa, ninguna de las personas que se han presentado nos convenció. Principalmente porque todas ellas incomodaban a Lucas con la mirada, solo por estar en una silla de ruedas. Es increíble como es la gente ahora, cuanto cambio la sociedad desde que me fui, o es que nos hemos acostumbrado tanto a cómo eran las cosas en el campamento, es que allí éramos todos compañeros, éramos todos uno, todos pasábamos por lo mismo. Así que seguimos siendo solo nosotros, estamos haciendo las cosas como podemos.

Se me ocurrió que podría pedirle ayuda a Sebastián. Él me dijo que no estaba de acuerdo con lo que tu madre hizo, entonces no se negaría, ¿o sí? Ya sea para que la carta te llegue o para poder acercarme a ti.

También te cuento que estoy en la búsqueda de un trabajo, el ejército paga nuestras pensiones, sí, pero eso no alcanza. He visto un aviso de que buscaban a alguien para trabajos en mecánica, mañana iré a verlo.

Lucas está llamándome, luego continúo. Te amo cariño.

Oh Mary, tuvimos que salir corriendo hacia el hospital. Lucas no se encontraba bien y se desmayó mientras hablábamos. Por suerte ya paso, y solo fue un susto, estaba muy preocupado. Así que todos mis planes van a posponerse, prefiero quedarme a cuidar y acompañar a Lucas.

Te amo pequeña. Por siempre tuyo, Matt.



Naiara Fernandez

Editado: 02.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar