¿casarme Con El PrÍncipe?

Capitulo 5

Camerón:

"La amante del príncipe"

Nuestro querido príncipe Camerón Stone esta a tan solo ocho meses de tomar el trono pero para eso necesita una esposa,  por lo ques sabemos nuestro principe anda involucrado en una infedilidad a Lila la duquesa y su amante Isabella Brown no ha dado detalles.

Tampoco el príncipe a dado razón de esta situación, ni nadie de la familia real nos ha dado una entrevista, la duquesa debe sentirse realmente mal con esto enterarse qué tu prometido tiene una amante es duro y que una simple chica.

Terminó de leer otra noticia del montón que hay, esto es un verdadero dezastre, el día que se comenzó el rumor de que Isabella y yo somos "amantes" hemos mantenido un perfil bajo. La guardia real siempre nos protege de los periodistas.

Isabella dijo que ella les dará una respuesta a mis padres cuando resolvamos está situación, en el instituto es una verdadera complicación, burlas a Isabella y como Lila se fue nadie la molesto más bien le tenían pena, el día que se fue, yo fui al aeropuerto a despedirme junto a mis dos mejores amigos.

Me dolió muchísimo, la amo pero le estoy tomando cariño a esa terca chica de Isabella, no mentire la chica es atractiva tiene un carácter excelente para ser una gran reina. Pero no es la persona que yo amo, si mis padres hubieran dicho Camerón te casarás con Lila yo hago fiesta de la alegría pero me toco una simple chica.

No me mal entiendan, no juzgo a Isabella por no haber nacido en una familia como la mía pero no me ayuda mucho para obtener una unión con otro reino.

Isabella:

Terminó de leer la estúpida nota y tiro el periódico a la basura, luego tomó mi mochila que está en el sillón y salgo de casa, gran error un grupo de periodistas están en mi puerta, los flashes de las cámaras me ciegan un poco, pero una pregunta captó mi atención.

— ¿Isabella digamos que se siente ser la amante del príncipe? — sentí mi sangre hervir y conteste a la maldita pregunta.

— Yo no soy amante de nadie, escuchenme bien yo no tengo nada con el Príncipe, mi relación con el es extremadamente seria y lo hago solo por mis padres — contesto con brusquedad.

Veo a la guardia real llegar junto a la limusina, camino abriéndome paso entre las personas hasta llegar al auto apenas estoy a la par de auto no dudo en abrir la puerta y subirme para después cerrarla. El auto se pone en marcha, veo a Cameron serio y enojado, aquí la enojada soy yo.

— Cameron — llamó su atención — ¿Cuando se acabará esto? — pregunto irritada de la situación y eso que Abby no me ha sofocado de preguntas

— No lo se, Isabella. — su voz es tan fría que se me erizan lo pelo de la nuca.

— ¿No lo sabes? Estoy harta de todo ésto — digo brusca

— ¿CREES QUE YO NO? ¿QUE TU ERES LA ÚNICA AFECTADA? ¡NO LO ERES! DEJA DE ACERTE LA VÍCTIMA — Me grita el en respuesta

— ¡Por favor pare el auto! — el chófer me hace caso, abró la puerta y tomó mi mochila  para después bajarme.

El auto vuelve a estar en marcha y se aleja de mi vista, empiezo a caminar a pasos calmados por las calles hasta llegar al instituto, por dicha no hay prensa fuera de éste, camino hasta la entrada hasta que siento una mano tomar la mía y jalarme.

— No te he querido preguntar nada Bella, pero estás por todos lados y hablan mal de ti ¿dime Bella que está pasando? — me pregunta mi mejor amiga

— Mira Abs lo mejor es que después de clases te explique aquí no es un buen lugar y justo ahora no estoy de humor — digo tratando de no sonar brusca

— Bien, vamos a clases entonces — dice ella

— Abs, ya no recibo clase contigo ahora lo hago con la realeza — digo haciendo una mueca de desagrado

— Lo que faltaba, me dejas sola con el estúpido de Javier — dice ella

— ¿Ya sabes lo que le pasa? — pregunto recordando que el anda extraño

— No, habla tu con el a mi con costos me habla — dice viendo a Javier entrar y pasar de largo

— Lo haré ahora me voy tengo clase de etiqueta y protocolo te veo después— digo despidiendome de ella

Camino entre los alumnos, unos me miran mal y me tiran insultos, otro solo me ven sorprendidos, hoy será un largo día, ¿Porqué no puedo solo desear que todo vuelva hacer como antes?. Llego al pasillo prohibido para otras personas que no sean de la realeza.

Yo no lo soy pero igual tengo que ir, camino hasta el salón de clases, al entrar veo a Cameron y a sus dos mejores amigos, además de unas chicas supongo son duquesas o no se, a también está el primo de Cameron, tomó asiento en uno de los espacios desocupados lejos del idiota, el profesor entra al salón y habla al verme.

— ¿Tu que haces acá? — pregunta viéndome confundido

— Es mi prometida — contesta la fría voz de Cameron

— Oh lo siento su alteza — dice apena

— No le haga caso Profesor, puede llamarme por mi nombre Isabella — digo amable

— Bueno, empecemos la clase hoy veremos como vestir y como comer en una cena, verán si la cena es formal..... — no entiendo ni madres.

[...] 

Por fin es la hora del almuerzo, podre ir donde Abby y de paso hablar con Javier, realmente anda extraño. Camino feliz de poder ir a comer pero antes de llegar una mano toma mi cintura y me guía por la parte privada  de la cafetería. 

— ¡Oye! Yo no quiero comer contigo — me quejo 

— Lo siento Isabella, pero lo harás — dice demandante 

— Cameron de verdad, quiero almorzar con mis amigos también tengo algo que resolver — digo tratando de irme

— Isabella serás mi reina, mi esposa no puedo permitir que comas en otro lugar que no sea donde yo esté — no se porque eso aceleró mi corazón 

— Hoy en la mañana me gritaste y ahora no me quieres dejar ir a comer con mi mejor amiga — Cameron se detiene igual que yo se gira para mirarme

— Perdón por lo de la mañana yo igual estoy frustrado y todo esto de la coronación y el compromiso estoy repleto de preocupaciones, lo único que hice fue desquitarme contigo y se que no estuvo bien, lo siento ¿si? — dice viendome a los ojos



Arguedas271271

#3141 en Novela romántica
#806 en Joven Adulto

En el texto hay: amor-odio, bodas, royal

Editado: 23.12.2020

Añadir a la biblioteca


Reportar