Cazadores de Sombra - saga 1

Propuesta

se dirigieron a camino a la gran mansión de la familia Collins, el primero en recibirlos fue el mayordomo con un aspecto elegante quien los guío al centro de la gran mansión.

-el señor John los recibira en un momento, por favor, esperen por aquí y sientanse comodos.

El mayordomo desapareció de la vista de ambos, unos segundos despues aparece el señor Collins con un traje elegante, quien con pasos firme caminó hacia la dirección del demonio.

-usted debe ser Sombra, un gusto en conocerlo -le da la mano al demonio-

El demonio desconsertado, mira a sombra, quien callado mira todo el alrededor en silencio, ignorando el saludo que se habian dado.

-disculpa hombre, yo no soy Sombra, Sombra es aquel chico de ahí -apunta a Sombra quien miro al fin la situación- yo soy solo un acompañante de él, pero un gusto tambien.

-disculpeme -mira a Sombra- asi que usted es Sombra, yo soy John Collins, he escuchado mucho de usted.

-me imagino que no escucho cosas muy buenas de mi, seré directo, ¿cual es el caso como para proponerme el alma de su hija y no la suya?

-siempre al grano -se burló el demonio-

-tienes razón, no escuche historias muy buenas de ti, pero las personas siempre han de hablar mal de otros, de seguro también de mi hablaran y sé que no son cosas muy agradable, pero no te llame para ver tus malos actos, yo quiero hacerte un encargo, te propuse el alma de mi hija por que sé que contigo estará bien y satisfecha para que cumplas nuestra venganza a quien la mato, el alma de mi hija jamas quedara libre y escuche a través de las historias que hablan sobre tí, que consumes el alma y dias despues la devuélves sin ningún daño, que cuando las almas te poseen tu dejas que ellas hablen, o tienes recuerdos sobre ellas, te he investigado muy bien Sombra, sé que lo malo que hablan de ti son solo mitos.

-sabe que se esta metiendo en algo grande ¿no? Averiguar quien mato a su hija traeria el peligro hacia usted, yo no soy una persona muy sensata, estoy dispuesto a cumplir el cargo con todo, y usted lo sabe, si despierta un dia muerto no me importa mucho, con tal de recibir el alma de alguien, yo quedo bien.

-esa es la cosa, no me importa despertar un dia despues muerto sabiendo que morí feliz por haber salvado el alma de mi hija y cumplir su venganza, quizas no solo te propondría que lo averiguaras, -se acerca un poco mas Sombra para que nadie los escuche- también te propondria matar a ese desgraciado, solo te pidos que cumplas mi encargo por favor.

-y dime, matarlo ¿crees que volvera tu hija a la vida? Me estas proponiendo un encargo que podria pudrir tu alma.

John resignado se separa y camina hasta sentarse sobre un sillón mirando la chimenea que se encontraba metros cerca de él, pero el la sentía cerca, cuando por fin decidió dar cara, miro a Sombra.

-sabes, antes de querer contratarte quería hacerlo por mi mismo o contratar algún asesino, no me saldría tan dificil, pero este es un caso que ni un policia podria resolver, te lo propongo a ti por que ni los Ángeles te castigaran por este acto, ya que te estoy pagando por ello con un alma, tampoco te investigaran los policias porque no eres uno de nosotros, no eres un ser humano, ni siquiera un vampiro, solo te pido que por favor aceptes este caso, te doy mi alma también pero lo unico que te pido que averigues quien fue quien mató a mi niña y lo mates.

Sombra una vez que escucho todo, se acerca a John.

-si acepto este caso es por que sé que estas aceptando un riesgo muy grande y estas consiente de ello, asi que bien, pero no me haré responsable de lo que te suceda ni las consecuencias que llevaran mis actos al resolver este caso.

John con una sonrisa llama a su mayordomo, este en un segundo llega a su lado.

-Marc, trae los informes que conseguimos la semana pasada, estan sobre mi escritorio.

-voy señor.

En menos de un minuto llega con unos archivadores lleno de pedazos de noticia, de informes e investigación, John las recibe y finalmente se las pasa a Sombra, quien hoja por hoja las hojea tomándose su tiempo mientras que todos los presentes lo miran esperando sus palabras.

-John, no tienes mucha información, asi que yo por mi parte investigaré lo demás, estos informes son basura -con el archivero en la mano, se lo entrega al mayordomo- no me sirven, solo hablan tonterías, tu hija se metió con alguien que esta fuera de sus ojos, oye demonio -lo mira fulminante- vamos, me ayudarás en esto.

-Marc acompáñalo.

-no hace falta que me acompañe, yo se donde queda la puerta.

Ambos salen del pasillo hasta llegar a la puerta y salir de esta, mientras tanto dentro de la mansión.

-señor -el mayordomo lo mira curioso- ¿por que no le conto que el ser con que se estan metiendo es un demonio?

-por que de seguro el chico ya lo sabria, el es un ser que lo sabe todo, de seguro en menos de lo esperado averiguara quien es y cumplirá la venganza de mi niña.

-¿En verdad piensa darle el alma de su hija?

-nose, no confío mucho en su palabra, pero no tengo de otra, es el unico que puede cumplir su venganza.

-su hija no descansara en paz sabiendo lo que le esta proponiendo, a un ser que es igual a un demonio, ¿acaso sabe todas las monstruosidades que hablan de él?

-¿y crees que me interesa? Me da lo mismo, solo me importa que cumpla su trato y descansaré en paz.

 

 

 


Sombra y el demonio se dirigieron al bosque donde ambos llegaron un pozo, el primero en saltar al interior de el, fue Sombra, quien finalmente lo siguió el demonio, quienes con el portal del pozo llegaron a la ciudad de los magos, ambos se encaminaron a la biblioteca de los poseídos, las cuales eran callejones cubiertos de neblinas, donde todos los magos hablaban secretamente unos con otros, el demonio pensando en todo el hecho anterior, decide resolver su duda con sombra.

-¿que es lo que te conmovió a aceptar este caso? Que yo sepa, jamas sientes compasión de algo, dudo que ese hombre te haya hecho cambiar de opinión por que te dió pena.



Neko Chan

Editado: 08.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar