Como encontrar la ciudad pérdida: Crasthiang

Leyenda

«Sobre rocas, arrodillado y con la cabeza gacha se encontraba un hombre llorando, este era observado por la luna mientras sollozaba y pedía perdón sin levantar la cabeza, un momento de locura y se había convertido en un asesino, Garret había confundido venganza con justicia, él no era la persona de la que Eloise se había enamorado antes de ser asesinado por su cónyuge. Garret tenía claro que huir no sería suficiente, sería encontrado en medio de todos aquellos árboles y flores silvestres, y lo que era peor aún es que los recuerdos no le permitirían continuar con su vida, él no podía huir de sí mismo, y todo lo que había hecho, las lágrimas y demás no valdrían la pena.

El hombre continuaba maldiciendo y lagrimeando, sin embargo, de un segundo a otro cayó el silencio e hubo sangre derramada de parte de él por todo su alrededor. Garret había muerto a causa de una flecha atravesada en el corazón.

Y de ahí surge Crasthiang, de las lágrimas de los examantes, del dolor de la muerte, de los recuerdos, de una venganza cometida, de los peores miedos e incluso de los corazones rotos y las almas solitarias, todo bajo la brisa de invierno. Crasthiang nació de la luna, estrictamente del polvo de las estrellas, del lado frío del amor, donde el frío azota lo más recóndito del universo, porque para que Crasthiang naciera, hubo falta morir.

Donde la vida es desesperada, surge Crasthiang entre las cenizas para dar claridad y propósito a la existencia, porque solo los desamparados, melancólicos, desilusionados y amantes fugitivos podrán entrar al condado donde la luna fue testigo de su nacimiento.

Los lamentos de Garret son identificados por el rugir del viento y las noches frías mientras espera ser perdonado por Eloise y las personas no podrán salir hasta que no realicen lo que les corresponde…»



Daniela Sheathes

#1999 en Paranormal
#591 en Mística
#10724 en Joven Adulto

En el texto hay: pueblo misterioso, ciudad perdida, aventura

Editado: 08.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar