Con los ojos del Alma

Capítulo Once

Hecha Pedazos

Megan*

Nunca imagine que unas simples palabras cambiarían tanto mi mundo cuando creía que todo estaba yendo bien en mi vida. Cuando me dijo que  le había sido el culpable de mi accidente desee con todas mis fuerzas que estuviese bromeando, lo desee aún más que el hecho de volver a ver, pero desgraciadamente no era una broma. Por Antuan era que vivía en un mundo de sombras. 
No quería verlo, ni hablar con él. Cada día venía a casa intentando hablar conmigo, pero no podía hacerlo. No quería hablar, solo quería que el dolor se acabara. Iba a la universidad de modo mecánico, ni siquiera ponía atención y cada vez que Antuan se acercaba lo ignoraba, mientras el me seguía, rogando hablar.

Los días se sentían como un infierno, sentía que ya nada tenía sentido, pero no podía perdonarlo.

Mis padres me convencieron para que me hiciera todas las pruebas necesarias para ver si era apta para un trasplante de córneas,  afortunadamente si lo era, solo faltaba encontrar a un donador y dentro de un tiempo podría recuperar mi vista. Eso era una luz en mi mundo de sombras.

Tres meses pasaron hasta que Antuan se cansó de seguirme. Desde que deje de saber de él los días se hicieron más lentos. Mi vida se sentía vacía sin él. 
Mama hablo en varias ocasiones conmigo, pidiéndome que me pusiera en el lugar de Antuan. Argumentando que viéndolo desde un punto objetivo, el accidente solo había sido algo desafortunado para ambos.

Me saco nuevas cita con la Dra. Griffin. Para que me desahogara e intentara ver las cosas desde otra perspectiva.  

Un día mientras me preparaba para dormir me puse a pensar en lo que había hablado, con papa, mama, la Dra. Griffin y hasta en lo que me había dicho Antuan entonces me di cuenta de una cosa.

No estaba enojada con Antuan, estaba molesta con la vida que se empeñaba en ponernos trabas en nuestro andar y hasta cierto punto debía estar agradecida. Por decirlo de algún modo. Si no hubiese sido por ese accidente, ¿qué hubiera sido de mí? ¿Seguiría siendo la misma chica sin sentimientos? Esa que solo se la pasaba burlándose de los demás O intentando encontrar a alguien más débil para hacerle la vida imposible.

Me di cuenta del terrible error que había cometido alejando a Antuan de mi vida, me di cuenta de que lo amaba con locura y mi vida sin el ya no era la misma. Me lamente haberlo alejado de mí. Las lágrimas surcaron mi rostro y mis ojos se fueron cerrando. 
¡Gracias Antuan! Susurre a la nada mientras me quedaba dormida. 

∞ 

El día siguiente me levante con una nueva determinación en la mente, buscaría a Antuan y le pediría disculpas por mi reacción exagerada, hice mi rutina diaria de bañarme, vestirme y desayunar. Estaba a punto de irme a buscarlo, cuando mama bajo corriendo las escaleras gritando de felicidad.

—Tenemos donador— exclamaba entre gritos de euforia. —Cariño tenemos donador— repetía una y otra vez. 
Papa salió  de donde quiera que estuviera y se unió a mama pidiéndole tranquilidad y que nos explicara de qué hablaba.

—Acabo de recibir una llamada del doctor Miller, dice que han encontrado un donador—  Mi boca quedo abierta de la impresión.

—Pe…Pe…pero ¿cómo? — Pregunte apenas. —Si hasta hace poco la lista era interminable— Susurre.

—No se cariño, lo único que el Dr. Miller dijo es que había un donador para ti—Respondió mama igual o más sorprendida que yo. —Dijo que teníamos que ir rápidamente al hospital para realizar las últimas pruebas y si todo sale bien se podría realizar la cirugía pasado mañana—

No esperamos más tiempo, mis hermanos bajaron de sus habitaciones apenas y les dijeron y nos dirigimos directamente al consultorio del Doctor Miller.

Nos habló de nuevo de todo lo que una  cirugía de corneas implicaba así como los posibles riesgos. Por más que le preguntamos acerca del donador no nos quiso proporcionar sus datos, ni los de sus familiares, aludiendo a su decisión que así lo quería él.

Mientras me hacían los estudios le pedí al mis hermanos que fueran a buscar a Antuan a fin d cuentas era por el que nos habíamos atrevido a buscar una solución.

Al terminar los exámenes me dirigí al baño, pidiéndole al doctor si podía conseguirme algo de agua. Cuando salí del baño y me dirigía de nuevo al consultorio donde me esperaba mi familia  y esperaba que Antuan también estuviera ahí, cuando escuche su voz.

—No puedes hacer eso Antuan— decía mama. —Por más que querramos que Megan vuelva a ver no podríamos hacerte eso a ti—

Me quede en shock en la puerta intentando escuchar un poco más.

—Está decidido señora Santana— Lo escuche susurrar. —Es por mi culpa que ella viva en las sombras— repitió.

—Es inútil señora, su madre y yo hemos hablado cientos de veces con él y no podemos sacar esa idea de su cabeza—.



AlmonRoz

#22851 en Novela romántica
#8587 en Joven Adulto

En el texto hay: amor, rebeldia, ceguera.

Editado: 22.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar