contrato de sangre

CAPÍTULO 2

El chico de la clase de matemáticas era parecido al joven que estaba afuera de mi cuarto, solo una cosa lo delataba y esa era su mirada, sin contar las oscuras intenciones que tiene sobre mí. Me dio tanta risa cuando sentí que me quería coquetear, lo malo de esa era que revele un poco mi don.

La clase termino y seguía lo que verdaderamente amaba de esa escuela, clase de danza, al fin. Tome mi atuendo y fui a vestidores, el día de hoy asignarían pareja a cada una de las bailarinas y esperaba que fuera Thomas. Él era un súper bombón y si él iba hacer mi pareja podría sentir lo que siente por mi aunque la abuela siempre ha dicho que no utilice mis poderes para un fin egoísta era algo que no podía evitar.

 

Termine de cambiarme y al salir me lleve una sorpresa muy…inesperada. Deimón el “acosador” se encontraba hablando con la maestra de danza, aparentemente lo habían cambiado repentinamente a las clases de danza algo que a la maestra no le gustó nada, en absoluto y al parecer a él tampoco.

 

Después de un “le reclamare al director” la maestra Michel salió del estudio de danza un poco enojada para no decir más y Deimón se recostó en piso con la mochila en el rostro la verdad lo compadezco.

--- ¿no que tu siguiente clase era historia?---pregunte un tanto suspicaz

---así era, pero al parecer cuando entre a su clase, la misma maestra me dijo que YO no estaba en su lista, que había un error así que…hable con la secretaria del director y me dijo que se había equivocado...—

El pobre chico estaba tan alterado que hablaba muy rápido, a decir verdad creo que no le gusto que lo hayan cambiado a esta clase.

---tranquilo. Estoy segura que te gustara bailar, es algo que te quita un poco de estrés---dije para tranquilizarlo

--si tú lo dices, creo que no será algo para morirse bailar un poco---contesto con un brillo en aquellos ojos verde esmeralda.

De repente mi peor pesadilla se acercaba, contoneando las caderas, haciendo que su rubia y larga cabellera se moviera con ese compas, Nicole y su sequito se acercaron a Deimón y a mí (“trágame tierra”) dije para mí misma aunque no era una mala idea.

--hola linda, ¿quién es tu amigo?—pregunto muy amable tanto que me dio miedo

---es Deimón.---conteste algo cortante.

Deimón se levantó del suelo y Nicole pensó que el la saludaría de beso pero él la ignoro por completo y fue con Mery, me quede con el ojo cuadrado pero con un alacrán sobre mi espalda.

---así que, él es nuevo y lindo---dijo más para sí misma que para mí.

---sí. Pero creo que no le interesas—conteste con una risita ahogada.

---ya lo veremos. Niña –chocolate- --dijo para molestarme.

---claro, niña…ignorada---dije pero esta vez mi risa salió a flote.

Ella solo me dirigió una mirada fría y retadora típica de ella, pero yo no me quedo atrás. Fui tras Mery para “vigilar” que no estuviera en “problemas” la malicia sale de mis ojos y en mis labios seguía dibujada mi sonrisa.

 

---lo siento Lindsay, Deimón me compro el ultimo pastelillo—dijo Mery antes de que yo se lo pidiera.

--- ¡rayos!---dije fingiendo enojo y cruzando mis brazos

---no te preocupes, lo compre para ti---dijo el impresionándome

--- ¿en serio?—pregunte dudosa de la oferta

---SIP. Justo cuando esa chica…como se llamaba--- la falta de atención sobre la rubia era claramente fingida pero me agrado.

---Nicole. —conteste

--si ella, se acercara a nosotros observe que Mery tenía mucha gente a su alrededor así que decidí investigar y la sorpresa que me lleve era que vendía pastelillos con glaseado. Mi favorito—dijo el mientras extendía el pastelillo.

---si es tu favorito por que no te lo comes— le regrese ese suculento manjar a sus manos

---por qué…quería comprarlo para ti---contesto con una voz tan dulce.

Con ese gesto se había ganado el cielo, Deimón regreso el pastelillo a mis manos haciendo en el rose de nuestras manos fuese más largo de lo que realmente debía ser, suficiente como para que Nicole me matara con su fría mirada de princesa hueca.



DayanaGer

#13562 en Fantasía
#2827 en Magia
#5911 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: adolescentes, brujos, contratos

Editado: 28.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar