contrato de sangre

CAPITULO 4: BAILA Y NO PARES

Así pasaron mis horas libres pensando en aquel sueño o quizá pesadilla hasta que Mery llego a liberarme de mi tormento. Pero sinceramente hubiera disfrutado un poco más estar así.

---Hola Lindsay ¿Cómo te fue en tu examen?-- dijo Mery en un tono que conocía muy bien

--¿Quién te lo conto?--- era mejor enfrentarla que seguir intentado a mentir

Se sentó frente a mí con esa mirada de falso dolor, en el momento que mentí no podía pensar en otra salida pero es que no me sentía segura de hablar sobre lo que había ocurrido con Deimón.

---Fue Elisa Cooper quien me dijo que no tuviste clase mentirosa-- reclamo Mery

---Sé que no fue la mejor idea pero tenía que pensar las cosas, no sabía cómo reaccionar y además creo que me gusto--- esas palabras fueron suficiente para cortarle su monólogo de reproches y drama a mi amiga

--- ¿Te gusto?---fue lo único que soltó

Después de contarle a mi mejor amiga lo sucedido puedo decir sinceramente que me sentía más relajada, las mentiras y los dramas eran algo que no tenía lugar en mi vida quizá solo en mi vida "normal" pues por el lado mágico eran el pan de cada día.

-No puedo creer que lo hayas besado…. ¡TÚ!....esto estará en la historia de nuestra vida-- dijo ella mientras tomaba apuntes.

Mery me miraba y tomaba apuntes de cada detalle de lo que paso con Deimón. Algún día debo decirle que se dedique a su verdadera pasión pues aparte de ser bailarina ella quiere ser escritora, tiene historias realmente buenas pero quiere algo más real y una de sus novela se trata sobre nuestras vidas adolecentes y las aventuras que tenemos, si supiera que soy bruja seguro se volvería loca escribiendo de eso pero no la expondría a esto.

--esto es algo que no me hace sentir bien conmigo misma—confesé mientras nos encontrábamos en el jardín de la escuela

--tranquila, ni que te fueras a morir por un simple beso, son experiencias por las cuales debemos pasar—dijo ella mientras movía sus hombros

--bueno en eso tienes toda la razón--- trataba de acomodarme en el pasto pero Mery me recordó algo demasiado importante

--por cierto, recuerda que tienes un compromiso esta noche—Justo hoy Dakota tenía una fiesta en honor al aniversario de sus padres y para que no se aburriera dejaron un pabellón exclusivo para los más jóvenes

--¿es necesario ir de etiqueta?—pregunte mientras hacia una mueca

--¿no me digas que no tienes ningún vestido apropiado?—pregunto ella con una mirada inquisitiva

---pues…---decía yo mientras me encogía de hombros ---la verdad no. Mi armario consiste en pantalones de mezclilla y blusas--- confesé mientras salía a relucir una de mis maravillosas sonrisas de disculpa

--- ¿sabes que amerita eso?—decía ella con una sonrisa picara

Ya sabía que quería decir eso y la verdad es que una tarde con mis amigas me distraería de Deimón y del incidente del beso. Después de quedar con ella me fui a mis respectivas clases evitando a toda costa a Deimón su beso fue tan mágico a la vez electrizante, parecía que nuestros labios se conocieran de toda la vida, pero durante ese beso sentí oscuridad en él. No considero que él sea malo sino hay algo que lo está atormentando.

Al final del día disfrute mucho estar en el centro comercial conversando con mis amigas tranquilamente, disfrutando una vida normal que me es muy difícil de llevar pero aun trato de llevarla. Todas reunidas eligiendo vestidos, haciendo bromas, tratando que no nos corrieran de las tiendas por el escándalo que hacíamos eran una maravilla hasta que el tema de conversación cambio radicalmente y la atención estaba sobre mí.

Lo odio.

--así que Lindsay se besó con Deimón-- Dakota lanzaba una mirada de sorpresa y admiración

--así es, se me hace que ya olvido "por fin"--remarco Mery --al fastidio de Thomas Lewis --escupió por último el nombre de ese maravilloso hombre

--nunca dije que lo haya olvidado, solo es que. Pues ya saben--rayos estaba nerviosa que no podía defenderme eso me haría caer en algún enredo.

--mmm, sabes eres mala mintiendo--interrumpió Delia

--lo sé- hice un puchero--pero es que en realidad no siento nada por Deimón--termine de decir mientras cruzaba mis brazos.

Si de algo estaba segura era de eso o casi segura.

--aun no-- dijo por debajo Dakota con malicia

--¿aquí te refieres?-pregunto Mery para seguir el tema de conversación.

Había algo que ellas estaban olvidando, para llegar a mi corazón había alguien que me protegía a toda costa. Esa persona me protegía más que mi propio padre y no era precisamente Mails.

--tiene que pasar la prueba de fuego así que ni se emocionen--dije feliz de mi respuesta

--¿tu hermanito Lucas?--pregunto divertida Delia mientras salía del cambiador luciendo un vestido negro que las demás chicas negábamos dando a entender que ese no le favorecía.

--Si. Ese pequeño es mi defensor, así que ni se emocionen chicas-- trate de evadir el tema y entre a probarme un vestido que según yo era perfecto, faltaba la aprobación de mis amigas.



DayanaGer

#13567 en Fantasía
#2831 en Magia
#5911 en Personajes sobrenaturales

En el texto hay: adolescentes, brujos, contratos

Editado: 28.06.2018

Añadir a la biblioteca


Reportar