Crónicas Tzargarianas I: El Albor De Un Imperio

Capítulo 42: Rumores.

Unos días después, en alguna parte de la ciudad de Fronda.

─¿Estás completamente seguro?

─Si Ahira, eso lo escuché, son solo rumores, pero muy elocuentes, ve y contacta a los demás, Maya al parecer, ¡está viva! ─La emoción le brotaba en su ronca voz.

─¡Viejo amigo!, ¿cómo te enteraste? ─preguntó incrédulo el abogado.

─Porque estoy en la Cámara Científica Tejnik, como asesor colaborativo, desde el cierre forzado de la Corporación. Llegaron unos tejniks desde Kroan para entregar unos estudios y al pedirme recomendaciones, algunos de ellos me comentaron el hallazgo.

─Pero Remir, aún no entiendo.

─Ahira, me preguntaron si estuve en los acontecimientos de la Corporación Groi, les dije que si, y me dijeron que andaba una chica similar a Maya Groi caminando en la base lunar de Kroan, con uniforme aleshiano.Son los rumores más esperanzadores que he escuchado, Maya no es tonta, sabe moverse, ella cumplirá su destino Ahira, te lo aseguro.

─¿Cual es su destino Remir?

─Me tomarías por loco y senil por mi edad, pero ella está destinada a ser alguien muy grande ─destacó con una sonrisa cómplice el profesor─. Jamás estuve tan cuerdo en mi vida. Por eso dile a los demás que la Doctora sigue viva, yo lo siento aquí en mi corazón.

─Remir, visitaré a Ariel y Mogul en la cárcel, pronto lograré su salida, hay mucho retardo procesal, pero esta noticia los alentará. Les dará ánimos a luchar por su libertad. Espero que no sean vanas esperanzas de un viejo senil como tu ─bromeó el abogado.

─¡Sin dudas mi estimado amigo!, sin dudas, esta noticia les brindará esperanza.

Pero en otra parte de la ciudad, en la sede de la policía política, Karnak Zatú va a entregarle una serie de órdenes firmadas por Korej Adín a Vlad Zacai. Desconfiaba de que alguien más las llevara.

─Has hecho tu nuevo cuartel aquí, Comandante Zacai.

─Aquí es más comodo Karnak, no me gusta estar metido en palacio de gobierno, me gusta estar cerca de las tropas para vigilarlas.

─Pero esto es una estación de policía, de hecho le invades el espacio a Krong Horam.

─Lo sé, es algo temporal, me iré a una sede tzaring una vez que se calme la disidencia política. Aquí por unos días, puedo estar pendiente de los controles de espionaje y contraespionaje con los consejos que nos mando nuestro amigo Ramiz, y las políticas que implementaremos en conjunto.

─Lo sé comandante Zacai, las he estudiado a fondo. El arraigo político en el tzaring será la política de Korej para garantizar el control militar, siguiendo el ejemplo político de nuestro ahora denominado «hermano mayor» Ramiz. ─señaló Karnak.

─Vaya que sí, hemos venido trabajando en ello desde hace tiempo Karnak, ¿no viste que tan rápido dimos el golpe? eso era porque ya veníamos trabajando con Ramiz desde hace un tiempo desde Martund, para mantener el control que ahora tú harás dentro del partido con los de tu casta.

─Ya leí los puntos, Vlad, te los enumero para ver si estamos de acuerdo: Enviaré gente del partido para que se entrenen con ustedes; revisaremos las estructuras de las milicias así como hiciste con el tzaring; entrenar elementos de choque directamente en Martund, disimulados como un convenio educacional y médico entre Fronda y Martund; espiar a todo rival propio y ubicar extranjeros problemáticos, incluida a gente de nuestro partido que apenas dude de nuestra autoridad, sin importar si es de alto rango o no.

─Te las aprendiste bien las políticas, quizás Korej estará bien asesorado y le puedas hacer las vacaciones a Krong, que por cierto, allá viene. Tenemos que tener gente nuestra con mucha dirección y habilidad leal a nosotros ─resaltó Vlad.

El jefe de la policía política entra a la oficina y hace los saludos militares a su jefe Vlad, y después saluda a Karnak.

─Tenemos más arrestos, pero necesito que tu gente Karnak, se involucre en las labores de inteligencia, dicen que se formaron grupos de resistencia en varias partes de la nación, pero identifican a los tzarings fácilmente, si infiltramos gente de tu casta leales a nosotros podríamos ser más efectivos.

─¿Le tienen miedo a unos simples revoltosos que pintan paredes, y hacen algunas tontas barricadas? ─Karnak pregunta con voz extrañada.

─Son muy hábiles, la orden es dar donde están sus cabecillas, si no los detenemos, mañana consiguen armas y nos forman comandos armados de resistencia, ayer incautamos material conspirativo, escudos de madera, armas pequeñas y blancas, se están organizando.

─Haré lo que pueda, conversaré con Korej para enviar un grupo y formen una milicia civil que pasará desapercibida compuesta por descastados y criminales.



srosuna

#1957 en Ciencia ficción
#11789 en Otros
#1706 en Aventura

En el texto hay: cienciaficcion, ficcion, aventura espacial

Editado: 31.01.2021

Añadir a la biblioteca


Reportar