-',crush

•.‘-C U A T R O

Aubrey Thyssen

Me miró al espejo y no puedo creer lo que veo. No es la primera vez que me despierto con un brillo en los ojos, de hecho creo que van dos veces seguidas.

Estar con tu amor platónico te hace bien ¿No es cierto, ternurita?.- Me molesto por el tono meloso de la Aubrey interna y bufo.

Me doy un baño relajante,quedan menos de dos horas para entrar a clases por lo que me tomo mí tiempo para enjabonarme y quedar totalmente limpia. Voy hacia mí armario y elijo mí camiseta rosa y blanca de cuadritos, prendo los botones para después ponerme un jean negro junto con zapatillas negras.

No es mí estilo usar sandalias o tacones, prefiero las botas o las zapatillas.

Miro mí reflejo y me gusta la imagen que recibo de mí misma. Me hago una media cola con mí cabello y decido ponerme brillo labial.

Este buen humor no te lo quita nadie.- Y espero que así sea.

Sonrió para mis adentros deseandome suerte en este día.bajo sin prisas hacia dónde está mí mamá preparando mí desayuno que consiste en un café dulce con una tortita de fresas y chocolates.

Saco un suspiro de satisfacción al probar aquel pedazo de torta y mí madre me sonríe.

-Ultimanente tienes un brillo en los ojos que cada día se hace más notorio ¿Se debe a aquel chico pelinegro?.

Fruncí el ceño analizando la pregunta y me encogí de hombros para después decir en un tono bajo.-Tal vez. - Sonrei y le di un beso en la mejilla y termino mí desayuno mientras hablo de trivialidades con mí madre.

Salí de casa y fui tranquilamente hacia la secundaria. Observó desde lejos a un Liam sonriente junto a sus amigos y noto como su mirada se posa en mí, su sonrisa se amplía más y se dirige en donde estoy parada viéndolo.

-Hey, ternurita ¿Qué tal?, Quisiera presentarte a mis amigos,claro si no es molestia.-Su sonrisa no se borra y temo que le duelan las mejillas.

-Pues si tú quieres, ¿Por qué no conocer gente nueva?.-Sonrio y él me agarra de la cintura mientras me guía hacia donde sus amigos.

Siento como mí piel se eriza al sentir su toque y siento un cosquilleo agradable en esa zona.

-Volvi chicos y quiero presentarles a Aubrey, mí ternurita.-Dice en un tono fraternal y me siento desfallecer al oír lo último y más con ese tono de confianza absoluta.

Awww,muy lindo y todo, pero ya no actúes raro frente a sus amigos y no te pongas en ridículo.- Dice mí voz en un tono amargo que me hace reír.

-Hola...-Los saludo con timidez y de repente una chica morocha de ojos marrones me abraza con total normalidad que es como si nos conociéramos de toda la vida. Una comodidad surge en mí cuerpo y me siento bienvenida a su grupo.

-¡Ayyy, que emoción! No seré la única chica en el grupo, ¿Como estás? Me presento, soy Alessandria Leyle, tu futura mejor amiga.-Dice eso último con extrema seguridad y confianza en sí misma y me río leve.

-Tendras que luchar mucho por ese puesto, Jane ya lo está ocupando.-Dice Liam mirándola con diversión.

-Oh no, yo no comparto. Ahora eres mía y esa Jane puede olvidarse de ti.

-No creo que eso sea posible.-Dice una voz detrás mío y siento un brazo jalandome hasta el cuerpo de Jane. -Ella es mí chaparrita, o la compartimos o me la quedo para mí solita.

Me río de la situación en la que me metí así de la nada. Las dos gruñen y yo las separó.

-Ya,no se maten. No quiero tener que limpiar sus restos y después explicarles a sus padres que se mataron por mí y después terminen odiandome.-Digo con diversión y Liam ríe.

-Aless siempre quiso conocer a una chica y convertirla automáticamente en su mejor amiga, no le hagas caso.- Explica un chico castaño y mirándome con cautela,como analizandome -Me presentó, soy Alan Kurtz, hermano de este engendró.

-Un gusto Alan.- Sonrió amable.

-Soy Thomás Jasson, el encargado de cuidar a estos dos cabeza huecas.- Dice señalando a los hermanos Kurtz y yo río.

-Un placer conocerte, Thom.-El susodicho sonríe ampliamente.

De pronto suena el timbre y todos se despiden llendo hacia sus respectivas aulas. Miro a Liam y a Jane.

-Vamos chaparra,hay que llegar cuanto antes a clases o la profesora rechoncha nos castigará.-Agarra mí mano pero de pronto siento como soy jalada hasta estar cerca del pelinegro y él pone una mano en mí cintura lo cual me hace estremecer. -Ok ya entendí la indirecta, nos vemos Aubrey.- Se despide sonriente mientras va corriendo y entra al aulas que está lejos de nosotros.

-¿Vamos?.-Sonrio y él asiente. Caminamos mientras charlamos un poco y al llegar,no vemos a la tediosa proferosa Emelia, lo cual agradezco.

Todos quedan mirando la mano de Liam en mí cintura y murmuran sobre nosotros pero no les hago caso. Solo no tienen nada que hacer más que hablar de los demás.

Consiganse una vida y dejen de andar rompiendo las pelotas.- Dice la voz con mí típico acento tucumano.

Rio y voy hacia donde me guía Liam. Nos sentamos en el tercer puesto de la fila del medio.

NwN

Casi no pude prestar atención a la clase,pues Liam se la pasaba haciendo bromas y yo trataba de no reírme, pero era una tarea difícil. Al terminar la rutina de clases SÚPER DUPER aburrido.

Siento unos brazos abrazándome por los hombros y siento la voz de Aless en mí oido. -¿Vas a el departamento de Liam?

-Si, de hecho estaba esperándolo.

-Pues vamos, sígueme.-Giro sobre mis talones y voy junto a una muy animada Aless.

Al llegar a donde el grupo de Liam miro que al lado hay una camioneta. El pelinegro se dan cuenta de mí presencia y sonríe.

-Ternurita ¿Te molestaría que mis amigos nos acompañen?.-Pregunta y yo niego. -Bien entonces suban.

Alan estaba a punto de subir a el asiento de copiloto pero Lían lo regaño.

-¡Hey! Ese lugar es para mí ternurita, vete con los otros.



•~Natsu_Chan✓~•

#18210 en Novela romántica
#3188 en Chick lit
#11719 en Otros
#1769 en Humor

En el texto hay: risas aseguradas, crushes, amor platonico

Editado: 20.09.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar