Cuando Eramos Jóvenes

El verano

*Jinwo*

 

 

Ese día salí del colegio un poco tarde, porque me quede terminando algunas tareas que tenía pendientes, estaba por la calle cuando vi a alguien con el uniforme del colegio, se me hizo conocida, fui lento, hasta que me di cuenta que era maca, y recordé que nunca la habia visto en bicicleta, estaba decidido a seguirla, pero alguien le hablo en un auto y se subió y ya no pude hacerlo, durante días estuve buscando la manera de saber dónde vivía, hasta que me anime a preguntarle a su amiga Sam si sabía la dirección de Maca, con la excusa de que se me habia olvidado darle su libro de la materia que pasaríamos al siguiente día, Sam me dio la dirección, y asi fue como al día siguiente hice todo muy témpano para poder llevarla en mi bicicleta al colegio.

Llegue a su casa me quede a una distancia considerable para no ser visto y quedar en ridículo de que fui a buscarla, la verdad es que paso de la hora de entrada y no salió de su casa cuando ya me estaba dando por vencido vi una chica salir de la casa corriendo, era ella, empecé a gritar su nombre, pero al parecer no se dio cuenta de que era yo hasta que estuve a una distancia considerable, le dije que en mi bicicleta podía llevarla y acepto de inmediato, me quede muy feliz. En el camino estuvimos jugando y llegamos tarde al colegio, nos castigaron, dijeron que nos quedaríamos a limpiar el curso, ella me miro intentando ocultar sus ganas de reír.

Nos dirigimos al curso, y ella me dio un pequeño empujón con su hombro, también se lo devolví y nos reímos

-oye, tú vives cerca de mi casa- me pregunto con una mirada algo sospechosa.

-si vivo cerca ¿por?- esperaba que me pidiera que la llevará a casa.

-bueno es que pensaba que si no es mucha moles…

-si- respondí antes de que terminara la oración

-ella me dijo - ¿haber estamos en el mismo canal?- mirándome dudosa

- quieres que te lleve a casa ¿verdad?-

-bueno como te dije si no es molestia- se pasó la mano por los mechones de cabello, que caían en su rostro

-si- afirme

-está bien -se quedó con una sonrisa en su rostro - te invitare a comer-

-asentí con la cabeza-

Las clases concurrieron normalmente. En la hora de descanso ella me busco y me invito una tarta de chocolate, mientras mirábamos a los chicos jugando ella me dijo que le enseñara a jugar beisbol, me pareció algo tonto, pero lo hice, por alguna razón sentía que debía ser bueno con ella, todo el descanso no las pasamos jugando, a la hora de la salida la lleve a casa.

-gracias por traerme a casa-

-adiós le dije-

Ella se despidió de mí hasta que ya no pude escuchar su voz.

 

[ …. ]

 

 

La temporada de verano llego, todos comíamos helados, e íbamos a un lago que se escondía en el bosque: atrás del colegio, todos los días antes del colegio nos reuníamos, todos y corríamos por entre los arboles; nos poníamos una ropa ligera para entrar a nadar hasta la hora de entrar a clases. Siempre supimos como divertirnos, pero en las materias el único bueno y que tenía las notas más altas era Jinwo, y bueno también habíamos mejorado pero no tanto como para decir que teníamos las mejores notas del curso.

Ese día pasábamos física; me distraje mirando como el ventilador daba vueltas mientras jugaba con mi lápiz haciendo pasar por entre mis dedos, de golpe me saco de mis pensamientos el profesor.

Respóndame- dijo demandante

¿Qué?-dije asustada

- ¿Cuál es la reacción química de este elemento-dijo alzando la voz, como si fuera sorda

-mire la pizarra – y conteste francamente-no se-

-claro cómo va a saber si esta distraída-dijo ciñendo la frente aún más de lo que ya estaba-ultimas vez, última advertencia que le doy- volteo en dirección a la pizarra

jinwo me dijo andas muy distraída tonta ( Si ya teníamos demasiada confianza como para que supiera lo distraída que era y tuviera la oportunidad de decirme lo tonta que era ) Las horas pasaron decimado lentas pero al final fue la hora de irnos a casa, me estire para luego guardar mis útiles y regresar a casa.

-oye- dijo Jinwo

-¿Qué?- añadí con una voz vaga

-la próxima semana tenemos que hacer algo para la clase de artes-

.ah, ya lo habia olvidado ¿Qué pasa con eso?-

-bueno podríamos hacer el trabajo juntos-

-si tú quieres- tome mi mochila

-está bien- ahora una sonrisa se le dibujaba en su rostro

Por primera vez, miraba su rostro de cerca; tenía los ojos rasgados y cuando sonreía estos se le desaparecían y se dibujaba una sonrisa muy grande; más grande que todo su rostro, por un momento mi corazón de adolecente latió a gran velocidad, ¿Qué pasaba conmigo? Golpee mi corazón.

 



Bavy

#18371 en Novela romántica
#11789 en Otros

En el texto hay: amor, amistad, drama

Editado: 27.12.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar