Del odio al amor.

Capítulo 7 Baile de fin de curso.

La cena con los papas de Chloe fue... Igual que todas. Cada vez me entristece más que nuestros padres no se den cuenta que nosotras a haces queremos pasar un día en familia pero no de esta forma aunque yo no me puedo quejar tanto porque con mi papá me llevo bien y cada vez que podemos hablamos y todavía no se ha roto esa confección que tenemos siempre hemos sido así desde que tengo Menoría le contaba todo a mi papá lo único que no le he contado es lo que paso con Thomás, con mi mamá la cosa es diferente a pesar de que la quiero mucho y se podría decir que es buena no nos contamos las cosas tanto como a papá pero si hay ocasiones en las que hablamos más ahora que ya grande y hay veces      —muy pocas— en las que salimos de compras. Los papas de Chloe son diferentes pues ellos no son muy cariñosos con ella pero son más condescendientes en el sentido de que la dejan salir a fiestas más que a mí.

Hoy es jueves y estoy con Chloe en el centro comercial comprando nuestros vestidos para el baile de fin de curso. Entramos a casi todas las tiendas y compramos de todo como: lencería, zapatos, bolsos, maquillaje, accesorios y otros vestidos, pantalones, camisas, faldas y chores que nos gustan. Ahora estamos en una tienda de vestidos de fiesta y Chloe está en el probador mientras yo la espero sentada cerca de donde está el espejo de cuerpo entero, Chloe salió y tenía un vestido negro pegado arriba y con una falda ancha la parte de arriba tenía un escote en V y era de encaje. El vestido es lindo pero no es el indicado para ella. Nos miramos y le hice seña de que no me gustaba y ella también hizo lo mismo se volvió a meter al probador este era el vestido número 5 que se probaba la chica que nos estaba atendiendo le busco otro vestido, se lo entrego a Chloe y ella se lo puso, cuando salió supe que era el indicado este era: blanco arriba de encaje con escote en V pero no era recto era más bien una línea ondulada llegaba a la cintura, tenía un cinturón dorado grueso y de ahí salía la falda suelta larga y tenía una abertura en la pierna izquierda adentro de esta se veía que tenía otra falda corta pegada al cuerpo de encaje igual que la parte del pecho porque la falda larga es de una tela algo transparente. La vi con una sonrisa y ella también sonrió cuando se miró al espejo.

—Definitivamente este es el vestido— dijo muy emocionada Chloe.

— ¡Sí!- me pare del asiento —ahora ve a cambiarte que me toca a mí buscar el mío— ella asintió y se metió de vuelta al probador, cuando salió cambiamos de lugares; ella se sentó y yo entre al probador con algunos vestidos que ya había elegido. Salí con el primero que era rojo y estilo sirena. No me gusto. Después de otros 3 más que no me gustaron me probé uno azul oscuro muy llamativo el color pero era muy sencillo el resto del vestido. Hasta que por fin la chica me trajo un vestido negro con mangas largas sin escote adelante pero en la espalda estaba descubierta, era ajustado hasta la cadera y de ahí se iba haciendo más ancho hasta llegar al suelo. Salí de probador y me fui a ver al espejo.

—Amiga este es tu vestido— me dijo Chloe a penas me vio yo le sonreí.

—Sí definitivo es este— volví a entrar al probador para cambiarme a mi ropa, cuando salí pagamos los vestidos y fuimos por los zapatos que fue más sencillo porque solo entramos a una tienda y ahí estaban los que necesitábamos Chloe compro dos pares porque no se decidió el primero eran unas sandalias doradas con plataforma y los otros eran cerrados pero se le veían dos dedos eran blancos y brillaban. Yo por otro lado también compre varios pero solo uno eran para el baile: unas sandalias de terciopelo negras con plataforma muy lindas. Al salir de ahí eran las 6:58 pm así que fuimos a comer en un restaurant del centro comercial. Luego nos fuimos para nuestras casas.

Al día siguiente me desperté por el ruidoso aparato que estaba en mi mesa de noche, al apagar la alarma aun con los ojos cerrados me quede acostada durante unos instantes pero como me iba a quedar dormida de nuevo me obligue a pararme para ir al baño, luego de hacer mi aseo personal regrese a mi habitación para vestirme con una camisa blanca sencilla de cuello redondo, un pantalón boyfriend de jean desgastado en varias partes de las piernas, una chaqueta de flores, vans negras, un reloj en mi mano izquierda y lentes de sol, también llevaba mi bolso negro de cuero con tachas.

Baje, tome el desayuno con mis padres y luego me fui para el instituto al llegar me encontré con Chloe y luego entramos fuimos, por nuestros libros a los casilleros y después de que tocara el timbre cada una se fue a su clase. El día de clase fue pasando poco a poco hasta que por fin salimos de clases y empiezan nuestras vacaciones a partir de mañana que es el baile de fin de curso. Al llegar a mi casa me puse a leer y escuchar música hasta que mis padres llegaron y luego de cenar me fui a dormir. A la mañana siguiente cuando me desperté eran las 10:16 y se supone que Chloe estaría aquí a las 10 para estar arreglándonos juntas para la noche.

—Skyler ya estoy aquí— escuche el grito de Chloe desde la puerta, me pare y le fui a abrir así sin siquiera lavarme los dientes no sería la primera vez que ella me viera así y pues ya debería estar acostumbrada a mi aspecto en las mañanas. — ¡Oh dios un ogro!— la mire aburrida y ella solo se rio luego paso y yo fui a lavar la cara al menos. Después de que termine de arreglarme en el baño salí y ahí estaba Chloe en mi cama.



Willbelys Lombano

#28322 en Novela romántica
#10758 en Joven Adulto

En el texto hay: odioamor, mejoresamigos

Editado: 22.02.2019

Añadir a la biblioteca


Reportar